Zyklon - Disintegrate

Enviado por Hawkmoon el Lun, 16/05/2011 - 22:34
2091

1. In Hindsight
2. Disintegrate
3. Ways of the World
4. Subversive Faith
5. Cold Grave
6. Vile Ritual
7. Underdog
8. Wrenched
9. Vulture
10. Skinned and Endangered

Después de ganarse el respeto del fandom death-blacker con la edición de dos discazos, de alto octanaje, como fueron "World Ov Worms" y "Aeon", Zyklon (anteriormente llamados Zyklon-B), el combo ideado por la mente, fria y destructiva, de Samoth (guitarra y fundador de Emperor, quizás la mejor banda de Black Metal de todos los tiempos) se preparaba, ya, para su tercer asalto.

Los discos anteriores, sin duda, eran puro Death Metal, bastante influenciado por bandas como Morbid Angel o Behemoth, además de cortante, arisco, levemente industrialote (a veces), cabreadote y directo. Aunque, desde luego, de necios sería el negar el distintivo toque blacker, palpable, sobretodo, en las guitarras y en la forma de enfocar la naturaleza de la batería, salvajota, veloz y desbocada. Si más de la mitad de Emperor forman parte de un combo (recordemos que Trym, el ilustre ex-batería de Enslaved, y actual aporreador en Emperor, también estaba metido en el follón) la cosa tiene que sonar a Black, y por cojones. No hay otra.

Una portada simbólica, recargada y modernilla, muy en onda 2000's (o sea, pseudo-artística, con más "fotochop" que en la portada del Lecturas) y con el logo de la banda, bien centradito, para que no se nos olvide quién manda ahora, tiene cierto rollete y nos invita a vivir un nuevo genocidio sónico. Bienvenidos a un campo de concentración, creado por Samoth y colegas, en el que no se mata a nadie. Aquí, uno, lo único que tiene que hacer es disfrutar y, a lo sumo, dejarse el cuello en el intento. Nada más. Aquí ya no se gasea a nadie. Eso sí, tampoco hay demasiada piedad en el asunto, que digamos. Zyklon son unos asesinos, y vienen, directitos, a llevarnos a su crematorio personal. ¿Quieres ser reducido a cenizas? Bien, pues dale al play. Ya no hay vuelta atrás.

"In Hindsight", la primera llamarada del horno, que suena a híbrido entre Dimmu Borgir (era "Puritanical") y Emperor, y con un Secthdamon atronador, muy influenciado por la voz de Piotr, de Vader, nos deja caer un tema atmosférico, genocida total, con enfurecidísimo riffeo, cadencias "noruego-blackies" y unas baterías bestiales. Samoth es un tipo listo y sabe, como nadie, rodearse de la élite para llevar, bien lejos, su mensaje apocalíptico, nihilista y demencialmente desolador. Tema que podrían haber parido los mismísimos Emperor con su "Equilibrium". Tremendo inicio de matanza. La banda suena como si tocase, a toda hostia, dentro de un bunquer, y pequeño. Oidos sangrando. Vamos apañaos.

"Disintegrate" nace, desde el primer momento, rítmica y atroz, con unas cuerdas afiladísimas, mayor rendimiento Death y mucha, muchísima, intensidad. Samoth y Destructhor suenan ensamblados, adecuados y fuertotes, cuando la "chicha headbanger" ya toma, del todo, el control de la situación y, aunque no queremos, nos ponemos a danzar como posesos. No se puede uno estar quieto más tiempo. Se nota, bastante, que a Samoth le encantan Morbid Angel, pero el invento, para nada, le suena a plagio. Me encanta vivir el nihilismo noruego, y más a 500 por hora.

"Ways of the World" (una de las mejores del disco, con unos solazos geniales, tufillo blacker, rifferío deather, y una melodia que se te clava), "Subversive Faith" (Dimmu Borgir + Emperor + 2 toneladas de mala leche, y un plus de ira descarnada), "Cold Grave" (con un inicio molencete que, poco a poco, se va diluyendo y acaba, tristemente, por no convencer tanto como todo los demás), "Vile Ritual" (pura potencia), "Underdog" (con constantes cambios. Todo un viaje, la jodía), "Wrenched" (con Secthdamon mostrando su nivelón vocal, muy a lo David Vincent, pero con su propio sello, y guitarras densas como una cucharada sopera de arena) y "Vulture" (en onda "Wrenched", pero con más tendencia al "Thrash carnívoro") son muestras, excepcionales, del nivelón que se gastan Zyklon.

Velocidad, intensidad, pegada, autenticidad, referencias a los más grandes (Morbid Angel, Emperor, Slayer, Vader), respeto por la fusión y el mestizaje (a veces, el Black Metal y el Death no se llevan tan bien como debieran, y, siempre, eso, se traduce en discos de mierdosa naturaleza) y, ante todo, un huracán bestial, con olor a azufre y a carne quemada. Zyklon no son Death Metal. Tampoco, parece ser, que son Black. Zyklon son Zyklon. Cogen de lo mejor de los dos mundos y lo llevan a su terreno oscuro y martilleante. Hay que ser bueno para cocinar un discazo como "Disintegrate". Violencia cegadora. Música "estalla-ojos". No me extraña que a Samoth le importe poco si Emperor vuelven o no. Con un mundo como el de Zyklon como para pensar en otras movidas.

"Skinned and Endangered", con auras reminiscentes al "Warhead" de Venom, pero en plan desolador total, y con el latido "Emperorista" bien pegado al tono del tema, aunque repetitivo en exceso, y con una producción industrialilla, y bizarrilla, y no tan superior como lo que uno espera para el cierre de un disco así, pone el punto y final al vacile de Samoth, Trym y coleguitas. Y menudo vacile. Todo un puntazo el jodido "Disintegrate". Híbrido cojonudo, sin duda, la tercera apuesta del rubiales por seguir en la cúspide de lo extremo. Si no es con Emperor será con Zyklon, Samoth. Bien por tí. La cuestión es ser un rey eterno. A lo Odín.

4 cuernos (medios) para "Disintegrate". Ideal para un espectro grandote de fans extremillos. Disco molón a ojos del seguidor de Emperor, Dimmu, Morbid Angel, Behemoth o Vader. Y, también, para el fan de la buena caña. Como tú.

Secthdamon: Voz y bajo
Samoth: Guitarra
Destructhor: Guitarra
Trym: Batería

Sello
Candlelight Records