Tora Tora - Surprise Attack

Enviado por Rob Jalford el Mié, 22/10/2014 - 17:34
3459

1. Love's a Bitch 3:51
2. 28 Days 3:31
3. Hard Times 3:09
4. Guilty 4:40
5. Phantom Rider 4:49
6. Walkin' Shoes 4:00
7. Riverside Drive 3:38
8. She's Good She's Bad 3:55
9. One for the Road 3:05
10. Being There 4:04

Dentro del hard sleazy hay muchos perdedores, como en casi todos los géneros, grupos con talento que no tuvieron la suerte de pegar el pelotazo y subirse al carro de los triunfadores, forma parte del mundo de la farándula y de la vida en general.

Ya no se sabe si es por falta de marketing, por poco apoyo de la discográfica, por pasotismo de la peña o por culpa de los duendes metaleros, pero se me ocurre una buena lista de injustos segundones.

En un estilo musical donde las referencias son G’N’R, L.A Guns, Cinderella, Ratt,Mötley Crüe, Poison, Dokken, Tesla, Slaughter o Skid Row, si escarbamos un poco y nos ponemos el disfraz de Indi con sombrero incluído, podemos descubrir bandas bien interesantes, con temazos y mucha pegada, con vocalistas de nivel y guitarristas competentes. Y si no escuchad Britny Fox, Southgang, Wildside, Roxx Gang, XYZ, Dangerous Toys y muchos mas.

Pues bien, los Tora Tora para mí podrían haber estado incluso en la primera fila, porque recursos y calidad tenían de sobra, como bien demostraron en este “Surprise Attack” de 1989 y su posterior “Wild América” del 92, mas cañero y contundente. El tercero y último ya fue un poco menos redondo, titulado “Revolution Day” de 2011, pero aún así se merece una escucha.

La contundencia en su sonido, la potente voz de Anthony Corder (con cierto toque Matijevic de los Steelheart), el buen hacer del guitarrista Keith Douglas y la solidez en la base rítmica compuesta por Patrick Francis en las cuatro cuerdas y John Patterson tras los parches dotan a Tora Tora de suficientes argumentos para convencer al mas exigente seguidor del glam/sleazy.

El grupo se inspiró para bautizarse en el grito de guerra de los japoneses cuando atacaron Pearl Harbour, durante la segunda guerra mundial, allá por Diciembre de 1941, para celebrar su éxito en aquel sorprendente y destructivo bombardeo contra los barcos de la armada de EEUU el cual causó muchas víctimas y que sería detonante para el horripilante ataque a Hiroshima y Nagasaki con bombas nucleares. Ellos gritaban “¡Tora, Tora, Tora!” (que quiere decir ¡tigre, tigre, tigre! en referencia a la forma de atacar de este depredador), existe hasta una película rodada en 1970 basada en estos hechos.

De hecho el título y la portada del disco ilustran este hecho histórico, si traducimos es “ataque sorpresa” y el dibujo es de un avión de guerra de los cuarenta con chica sexy semi desnuda incluida pintada en su parte lateral y varias bombas a su lado. Bastante resultona la verdad, me recuerda a la de Night Ranger de su “Seven Wishes” o la de “Bomber” de Motör.

El punto distintivo de estos americanos en su sonido, es que mezclan temas rápidos y directos con mucho gancho como son la que abre Love’s a Bitch y One for the Road con otras de toque mas blusero,al mas puro estilo Tattoo Rodeo, Wild Horses,Tesla o Cinderella de su segundo. De esta onda contamos con Hard Times y Walkin’ Shoes lo cual enriquece la propuesta y no la hace nada monótona. Dos grandes canciones sin duda.

Es imposible no rendirse ante canciones de pegada y energía, bien hard, como 28 Days, RiverSide Drive o Guilty que cuentan con riffeo guapo y estribillos comerciales, pero de nivel, pegadizos e ideales para sonar ante las masas. Los coros también tienen mucho protagonismo, como mandan los cánones en este estilo musical.

Hay un par de temas mas lentos, como son aceptable balada Phantom Rider con toque sureño/vaquero y Being There donde el voceras da muestras de su calidad, entregándonos una perfomance intensa y desbordante de sentimiento, subiendo las pulsaciones conforme avanza la pista, aquí también me recuerda a Mati bastante.

En general estimados portalians no decae la cosa en las diez pistas que lleva el disco (tal vez algo inferior se muestra She’s Good, She’s Bad que sin ser mala me engancha menos por el desarrollo vocal), logrando cuajar un trabajo excelente, variado e inspirado de menos de 40 minutos, muy recomendable si os va este rollo y cercano a cinco cuernos, al cual voy a dar 8.5 Jalfords.

Surprise Attack (disco completo)

Anthony Corder : Voz
Patrick Francis : Bajo
Keith Douglas : Guitarra
John Patterson : Batería

Sello
A&M Records