Sonata Arctica - Talviyö

Enviado por Marcapasos el Vie, 13/09/2019 - 21:43
1484

1. Message from the Sun (04:06)
2. Whirlwind (06:32)
3. Cold (04:29)
4. Storm the Armada (05:08)
5. The Last of the Lambs (04:22)
6. Who Failed the Most (04:44)
7. Ismo's Got Good Reactors (03:43)
8. Demon's Cage (04:58)
9. A Little Less Understanding (04:16)
10. The Raven Still Flies with You (07:39)
11. The Garden (06:17)

Iba Tony Kakko un día paseando por las calles de Kemi, en Finlandia, cuando le para un transeúnte, diciéndole: “¡Hola! Me encanta el buen Power Metal que practica tu banda!”, a lo que él responde: “¿El buen qué?"

Hay que aceptar la realidad: el Power Metal ha desaparecido por completo de la ecuación del estilo de los actuales Sonata Arctica. No es que tengamos un Metal Melódico experimental como el de Unia, o progresivo-sinfónico como The Days of Grays, o unido a pinceladas de Hard Rock como Stones Grow her Name o Pariah’s Child. Nada de eso, simplemente Sonata Arctica ya no es una banda de Power Metal (no digamos ya Neo-clásico).
La salida de su antiguo guitarrista, Jani Liimatainen, marcaría el camino a seguir por la banda desde entonces hasta nuestros días, más afín al Hard Rock/Pop que practicaban en los tiempos en que eran conocidos como Tricky Means, tal y como se pudo apreciar en The Ninth Hour (2016) y, de hecho, se aprecia ahora en su sucesor, Talviyö, su más reciente novedad.

Pongamos las cartas sobre la mesa. No encontraremos en Talviyö más que minúsculos resquicios de los Sonata Arctica de antaño (eso en el mejor de los casos); por lo demás, se desenvuelve como una especie de The Ninth Hour más oscuro y lento.
Algo bueno sí que han logrado aportar Kakko y los suyos en este disco. “Talviyö” es una palabra finesa designada para la noche invernal, lo cual bien corrobora la –preciosa– portada, fotografía de un bosque finlandés tomada durante una fría noche invernal. Y ese precisamente es el concepto en torno al que gira este disco, la nocturnidad gélida de Finlandia en sus horas más oscuras, lo cual se retrata muy bien en la música a través de la producción. Solo hay que ver cómo ello se pone a prueba en los primeros temas: la melodiosa Message from the Sun (la cual casi parece un villancico) y la gélida y melancólica Whirlwind.

¿Cuál es el problema de Talviyö, entonces? Pues tan simple como que su música, simplemente, aburre. Tony Kakko busca nuevas facetas de Rock oscurote en Cold y a través de medios tiempos aureales y ambientales como Storm the Armada o la pseudo-heavy Who Failed the Most, pero todo el conjunto aburre, sin más; el conglomerado suena con flojera a pesar de la correcta labor de Henrik Klingenberg, las composiciones sin alma y Tony Kakko, quien se lleva la palma en cuanto a mediocridad, actúa completamente apagado y sin energía. Si a todo esto sumamos alienaciones de la talla de la –mortalmente sosa– balada The Last of the Lambs, cuyos sintetizadores de fondo no hacen sino desvirtuar el camino que, incluso erráticamente, la banda ha ido forjando, nos encontramos con un disco que sufre serios problemas de ritmo y que, irónicamente, le cuesta horrores encontrar su norte.

Sin ser tampoco ninguna maravilla, sí que encontramos algún que otro vestigio de los Sonata Arctica clásicos en tracks como Ismo's Got Good Reactors, una rápida instrumental power metalera con cierta influencia arabesca que llega a ser lo más rescatable del LP (resulta curioso que el mejor tema del álbum sea precisamente donde Tony Kakko no canta); y Demon’s Cage, en la que Tommy Portimo a la batería despierta del estupor y logra meter algo de caña junto con el doble combo de guitarras y teclados.

No obstante, la obra devuelve el desinfle entregándonos A Little Less Understanding en forma del single más soporífero de su carrera y una The Raven Still Flies With You que es un más de lo mismo pero alargado hasta el exceso, siendo salvables el instrumental y, con mucho esfuerzo, algún deje afectuoso que nos lega el estribillo.
Cierra el disco con The Garden, última balada de espíritu somnoliento que, a pesar de su momentánea dulzura, queda relegada como un tema que pasa sin pena ni gloria.

Tristemente, el único “logro” de Talviyö es el de desbancar a Unia como peor diso de Sonata Arctica hasta la fecha. En efecto, no es un absoluto desastre e incluso tiene momentos interesantes, y el tratamiento del concepto claramente supone un plus, pero lo cierto es que la media no da para más. Ni una sola canción llena por completo, mas, como ya se ha dicho, todo se siente espeso, adormilado, perezoso y sin alma, y pocas veces los integrantes del grupo hacen mucho por impedir todo esto.

Así pues, y como se ha dicho, retazos a tener en cuenta tiene. Sin embargo, para una banda que tan buenas obras nos ofrendó en el pasado, Talviyö no es sino un fracaso en toda regla. Y no, tampoco es un requisito volver al estilo de Silence o Winterheart’s Guild (ya no digamos Ecliptica) para hacer un buen disco; tan solo hay que ver a Pariah’s Child para corroborar que, cuando se ponen, Sonata Arctica pueden aspirar a mucho sin retomar necesariamente la senda del Power Metal.

Habrá quien tenga la suerte de poder disfrutar de esta noche invernal. No es el caso de este servidor, quien no alberga motivos para volver a revisitar este débil intento de los finlandeses en absoluto de cara al futuro.
Un cuerno alto (4/10) para el décimo de Sonata Arctica. No se puede amar a quien no se deja.

Tony Kakko / Voz
Elias Viljanen / Guitarra
Henrik Klingenberg / Teclado
Pasi Kauppinen / Bajo
Tommy Portimo / Batería

Sello
Nuclear Blast