Snapcase - Progression Through Unlearning

Enviado por GLaDOS el Sáb, 08/02/2020 - 18:50
4450

1. Caboose
2. Guilty By Ignorance
3. Harrison Bergeron
4. Priceless
5. Zombie Prescription
6. Killing Yourself To Live
7. She Suffocates
8. Weak Tyrant
9. Vent
10. Breaking And Reaching
11. Outro

El que busca encuentra, y en mi búsqueda de buen Hardcore descubrí una de las tantas joyas de finales de los 90, en extremo influyente para el Metalcore (yo imagino) de parte de unos tales Snapcase. A que el nombre no te suena de nada, pues no te preocupes, a mí tampoco, pero después de ponerte Progression Through Unlearning seguro que no los olvidas.

Sobre el disco no hay mucho que decir que no se haya dicho antes sobre cualquier otro disco del género, excepto que si has escuchado a Biohazard, pero también a Botch y soñabas con escuchar algo que mezclara lo mejor de ambos mundos, pues este es tu álbum. 33 minutos de puras rítmicas de las que despiertan el espíritu del mosh pit dentro de ti, batería y bajo más sólidos que el concreto y una voz que tal vez no te agrade por sus registro plano que suena más a Screamo que a otra cosa, pero si eres capaz de pasar por alto este ínfimo detalle no habrá vuelta atrás.

Cada uno de los once temas puede sonar en extremo similar al anterior para oídos no entrenados, y no voy a rebatirlo totalmente, pues es verdad que comparten esquemas y estructura (es Hardcore, ¿qué esperabas?) pero al mismo tiempo es difícil imaginarte como podría ser mejor o sonar más variado. Aquí no hay cabida para la clásica sección puente tranquila después del coro, ni para introducciones con acordes limpios o cosas como esas, y ya ni hablemos de voces gancheras o armonías vocales. Es más bien una especie de Reign in Blood Hardcore, yendo directamente a lo que va. Lo más calmo en la placa es el breakdown en "Weak Tyrant” (que sigue teniendo unos huevos del tamaño del mundo) o la introducción a bajo en “Vent” (que si te gustan Coroner es inevitable que pienses en ellos por los riffs serpenteantes).

Dentro de los tracks más memorables podría mencionar “Caboose” con sus Pinch Harmonics nerviosos y su riff principal a Palm Muting o “Harrison Bergeron,” con su batería machacona y guitarras en loop casi infinito que van a licuar tu cerebro. Aunque quizás el tema más infalible sea el clásico “Zombie Prescription” con ese lead chillón que va ser difícil que saques de tu mente y su crescendo de guitarras. Mientras que en “Breaking and Reaching” tenemos un ¿medio tiempo? repleto de riffs maliciosos para terminar con un “Outro” sacado de la mente del David Lynch más retorcido (aunque en realidad sea la voz de una película de él molesto Pee-Wee Herman). El resto de temas son más de lo mismo, pero no tienen desperdicio y no bajan el nivel en ningún momento.

Una de las cosas más recordadas de este disco es el sonido del Snare, en donde, atípicamente para el género, está afinado para ir en contra de las frecuencias profundas, sonando extremadamente afilado. Mera curiosidad que al parecer influyó a un montón de gente después de que escucharan este Progression Through Unlearning y que incluso se nota en el Around the Fur de los Deftones lanzado algunos meses después.

En cuanto a sus valores técnicos, aparentemente ni siquiera los mismos Snapcase serían capaces de alcanzar al cien la velocidad de ciertos temas en su versión de estudio. Y puede sonarte un poco inverosímil dado que "no suenan tan rápido como muchos discos de thrash” pero es comprensible dada la complejidad y rapidez de ciertas secciones. Si estás familiarizado con el instrumento de las seis cuerdas, entenderás de lo que hablo. Tus manos van a dolerte con el mero hecho de imaginarte tocando ciertas partes tal cuál en el álbum, sobre todo por los rasgueos de power chords y el palm muting con esa exactitud, y a esos tempos, que por más baja afinación en las que está, siguen siendo un dolor de articulaciones.

El apartado lírico, como el mismo título lo dice, apela al crecimiento personal positivo. No la erróneamente llamada “auto ayuda” tan de moda actualmente, sino más bien al crecer a la misma manera que se interioriza en uno mismo. Y más claro no puede quedar desde la icónica portada con esa especie de matrioshka humana. El mismo Daryl Taberski dijo esto para un artículo de Vice hace algunos años: "Muchas de las letras tratan sobre reconocer lo que te ha estado reteniendo y la fuerza que podrías haber ocultado o aplastado por tu educación u otras personas, y tratar de sacarlo a la superficie... Incluso el título. Tienes que desaprender algunos de tus hábitos negativos y formas de pensar para aprender y comprender otros nuevos que son más positivos".

Uno de los tantos álbumes atemporales, imprescindibles, directos, adrenalínicos y sin fisuras que te recomiendo. Con cierto peso de influencia para muchas de las bandas que vendrían después, al igual que lo fueron y lo siguen siendo otros combos de su generación como Earth Crisis o Cave-In. Aunque supongo que es mejor que lo compruebes por ti mismo. Cinco puntos sobre cinco innegociables.

Bajo – Bob Whiteside
Batería – Tim Redmond
Guitarra – Frank Vicario, Jon Salemi
Voces – Daryl Taberski

Sello
Victory Records