Red Dawn - Never Say Surrender

Enviado por Rob Jalford el Mar, 23/03/2010 - 17:29
1474

01.Flyin' High
02.I'll Be There
03.Liar
04.Dangerous Child
05.Promises
06.I Can't Get Over You
07.Christine
08.Take These Chains
09.She's On Fire
10.Never Say Surrender

Hay discos dentro del hard melódico que hay que tener sí o sí. En ese selecto grupo encontramos joyas como Shadow King, Signal, Harem Scarem con “Mood Swings”, H.e.a.t, Work of Art, Giant con su “Time to Burn” o este “Never Say Surrender” de Red Dawn banda formada por el teclista David Rosenthal ex Rainbow.

Son discos que tienen una calidad altísima, de los que se disfrutan de cabo a rabo, sin fisuras. Grandes melodías, trabajados coros, guitarras en su justa medida, vamos, un goce para los amantes del género.

Una referencia obligada de los noventa con la presentación de un vocalista muy rollo Graham Bonnet, llamado Larry Baud, aunque he leído por ahí que en principio el destinado a poner las voces era Mitch Malloy. Particular el estilo de este Baud, una voz potente, rota y reconocible al instante.

El disco arranca con mucha fuerza y unos teclados muy a lo Van Halen con el tema rápido Flyin’ High de los mas duros del disco, el guitarreo me recuerda a lo que hizo Vai con David Lee Roth en “Skyscraper”, alegres detalles a las seis cuerdas apoyados perfectamente por las teclas de Rosenthal. Un temazo, pegadizo, ideal para sentar las bases de lo que vamos a escuchar en toda la obra.

Los temas van sonando uno tras otro, el hit I’ll be There con su tremendo estribillo y su alegre factura, el potente Liar donde Larry luce sus pulmones, la excelente Dangerous Child con un puente genial y unos coros pegadizos, las baladas de primera fila Promises y Take these Chains emotivas y nada ñoñas, la segunda es de mis favoritas en lentas, impresionante intensidad. Otra muy radiable y con unos teclados iniciales a lo Jump de VH es Christine de las que tararea uno sin darse cuenta.

Brilla con luz propia y merece párrafo aparte She’s on Fire que comienza muy tranquila, pero conforme avanza crece hasta agigantarse en un explosivo estribillo. Música bien hecha, con especial labor del cantante, un voceras a tener en cuenta y por supuesto esos teclados ya que no hay que olvidar quien manda en el grupo.

Como se podía esperar, hay algún corte menos logrado, en este caso I Can’t Get Over You queda un pelín por debajo del resto de canciones, con un estribillo que no engancha y un toque así, como blusero poco resultón. Meten unos teclados que emulan a trompetas y el estribillo con un “I” alargado hasta la saciedad. Curiosamente en ella está el mejor solo de Avakian.

El cierre con el tema título, nos deja un buen sabor de boca, un tema currado,veloz, con gran protagonismo de los teclados y un estribillo que se pega mas que los chicles a las suelas de los zapatos, la influencia Rainbow es total. ¡¡A pegar botes se ha dicho, amigos!!

El guitarrista Tristan Avakian deja su sello de calidad en los cortes tres y cuatro especialmente, con riffs cañeros y unos solos excitantes, soltando la melena en los que lleva el temazo Dangerous Child, sobre todo al final.

No podeís dejar pasar este disco, está realmente trabajado y el nivel de inspiración merece vuestra atención. Talento en estado puro dentro de lo melódico, sin dudarlo le doy cuatro cuernos, 8.5 Jalfords.

Flyin' high

Never say surrender

Promises

Liar

Take these chains

She's on fire

I'll be there

Larry Baud: Vocalista
Tristan Avakian: Guitarrista
Greg Smith: Bajista
David Rosenthal: Teclista
Chuck Burgi: Bateria

Sello
Inside Out