Quelonio - Vicio y Virtud

Enviado por Rob Jalford el Vie, 30/10/2009 - 20:41
1263

1-Dame placer
2-Juego de miradas
3-Ave Fénix
4-Vicio y virtud
5-V
6-El grito de la realidad
7-Por la espalda
8-Tu fuego
9-Buscando una luz (pt 2)
10-Aqui estoy
11-Cima de la eternidad
12-Susurrando al viento

Por estas fechas debe haberse editado el segundo disco de los valencianos Quelonio, según las previsiones sería para el 26 de Octubre. Es una buena noticia que desde Levante lleguen grupos como este, en un panorama nacional bastante dominado por gente como Avalanch o Saratoga, que gozan de mucho apoyo de los medios. A ver si ellos también tienen suerte en este difícil mercado del rock hispano.

Quelonio significa galápago o tortuga, pero me sorprende la elección de su nombre, ya que la velocidad a la que se mueve su música es mas bien elevada, de los doce cortes que componen este “Vicio y Virtud” la gran mayoría son temas cañeros y rápidos.

Contradicciones aparte y haciendo un poco de historia, el grupo lleva formado desde 1996, hace unos trece años, en los cuales ha habido varios cambios internos, el mas destacado el cambio de cantantes, ya que pasaron de una voz de hombre a otra de mujer, siendo Teresa la que por fin ha ocupado con éxito las labores tras los micros.

Su primer disco se tituló “Buscando una luz” el cual tuvo buena aceptación en países como Alemania, Holanda, Japón o Argentina, pero vamos a centrarnos en su nuevo hijo, el cual creo merece la pena escuchar con detalle.

Con un sonido cercano a bandas consagradas como Helloween, Stratovarius, Gamma Ray y los mas recientes Hammerfall, Symphony X o Dream Evil. Tampoco dejan de lado influencias clásicas como Maiden o Accept. Quelonio logra un sonido propio, sin rechazar los grupos que les han marcado, lo cual es mucho en los tiempos que corren.

Quelonio practica un heavy metal bastante cañero, con predominio de guitarras y un buen doble bombo. Es notorio el nivel instrumental de sus componentes, encargándose José Ruiz y Emilio Luque de las hachas, así como una sólida base rítmica cortesía de Toni Rosaleny en las cuatro cuerdas y Juan Vázquez tras los parches, el cual toma gran protagonismo en la pegada del grupo.

La voz de Teresa es destacable, tiene fuerza y buen timbre, en las lentas como la que cierra titulada Susurrando al viento muestra su faceta mas intimista, con buena nota. Se luce en gritos auténticos en los temas Buscando una luz (parte dos), en el final de V o en Por la espalda a mitad del corte, recordándome a Doro por momentos. Todo un acierto la incorporación de esta chica al grupo, si en directo logra lo que en estudio, puede ser tremendo.

Hay temas muy potentes y pegadizos en el disco, los que mas me han gustado son Dame placer, Juego de miradas (un medio tiempo que podría ser su single de presentación), V ( con un estribillo auténtico y una parte instrumental a partir de 2.10 muy notable), Tu fuego y Por la espalda. Otro que si me permitís la comparación me ha recordado el I Want Out de Helloween, es Aquí estoy con mucho papel del bajista, un corte animoso y festivo, que se queda a la primera.

Las guitarras suenan muy cañeras, la verdad es que la producción es excelente, algunos solos son de gran clase, como el de El grito de la realidad y en la parte central de Ave Fénix. En la balada antes mencionada hay también buen lucimiento en las seis cuerdas, con un cambio de ritmo destacado.

El grupo no abusa de los coros, siendo mas utilizada la grabación de doble voz de Teresa, que queda muy bien. No obstante en el ave Fénix encontramos unos buenos coros muy directos, ideales para los live.

Como no todo iban a ser flores para el galápago metálico, hay algunas partes que no suenan tan redondas a nivel lírico (la parte anterior al estribillo en el tema que da título al disco, o esos coros “humo y escombros” en El grito de la realidad) también ciertos arreglos que suenan menos conseguidos como en Cima de la eternidad la mas extensa de la obra con mas de siete minutos, a la cual le sobra algo de duración pese a su deje “Keepers”, en mi humilde opinión. Pero creo que tiempo y esfuerzo, lograran pulir estos flecos. Virtudes no les faltan y Vicios, imagino tampoco a estos contundentes tarongetas..

Demostrando que en la tierra de la paella y la horchata, hay muy buenas bandas, Quelonio se lleva tres cuernos y medio, 6.5 Jalfords y confío tengan el éxito que se merecen, porque como mencioné antes, no estamos muy sobrados de grupos nacionales con la energía y el buen nivel técnico que muestran estos valencianos.

¡Ché que bó, Quelonio!

V

Ave Fénix

Vicio y virtud

Teresa -cantante
Jose Ruiz -guitarrista
Toni- bajista
Juan Vazquez -bateria
Emilio Luque-guitarra

Sello
Red Rivet Records