Nargaroth - Rasluka Part II

Enviado por MetalPriest el Dom, 02/02/2014 - 21:12
2939

Allá por los comienzos del siglo XXI en Alemania, las cosas le iban bien al sello No Colours Records. No iba a convertirse en un gigante de la industria discográfica pero prosperaba; y una de sus mejores inversiones era (y es) probablemente Nargaroth. Cuando un músico crea algo salido del corazón, de lo más profundo de su alma, es raro que esto no llegue a ser valorado por el público, y en el caso de Nargaroth podemos estar seguros de que su música, la música de Ash, es algo totalmente salido de dentro. Con esto quiero decir que la música de Nargaroth no se centra jamás en la técnica o el virtuosismo, es algo más primitivo, más old school. Podría decirse que re-enciende el espíritu del black metal underground, el hecho con el corazón, con toda la furia y amargura que se puede lanzar.

A veces en la música se cumple la famosa expresión que reza que lo bueno viene en frascos pequeños. Es un dicho que no en vano va cargado de mucha verdad, después de todo nunca vas a toparte con una garrafa de cinco litros de Emporio Armani en la droguería ¿me comprendes? Así con tamaña comparación deseo introduciros al Rasluka de Nargaroth, una de las creaciones más ambiciosas del teutón junto al clásico Black Metal Ist Krieg. Este Rasluka fue lanzado en dos partes, la primera en salir (2002) fue la segunda parte, y unos dos años después salió la que sería la primera parte de esta poderosa saga. En ambos Raslukas se puede percibir una intensidad visceral y una crudeza arrolladora, y tal como dije más arriba tampoco hay más técnica que la que podríais encontraros en un Transilvanian Hunger de Darkthrone, aquí la propuesta es humilde.

Para los amantes del black sencillo e incluso minimalista este Rasluka Part II puede ser todo un hallazgo e posiblemente una buena forma de introducirse en el mundo de Nargaroth. No es un Black Metal Ist Krieg ni un Semper Fidelis o un Prosatanica pero se las trae. Así pues veamos lo que trae para vosotros el maestro Ash (Kanwulf):

Una fría y húmeda flauta comienza una melodía ancestral y primitiva mientras los cuervos se arremolinan sobre esta. In stillem Gedenken no tarda en dejarnos ante la briosa ...Und Ich Sah Sonn' Nimmer Heben, pieza que muestra unas guitarras envolventes y omnipresentes. La monotonía de las melodías de guitarras encaja idóneamente con la marcialidad de Occulta Mors, batería ocasional de Nargaroth. ...Und Ich Sah Sonn' Nimmer Heben finalmente vuelve apagarse con las mismas flautas que la despertaron, y... así remata la primera mitad del EP.

Una intro de película abre a la probablemente mejor pieza del Rasluka: Abschiedsbrief des Prometheus. Los riffs van cargados de melancolía y amargura, muy Nargaroth, y los tempos de batería manejan perfectamente la intensidad del corte. Ash ruge fieramente, siempre ha sido una bestia con el micro pero ahora redobla su ataque vocal. Las secciones musicales transcurren lentamente, retrasando la evolución de las canciones, es un álbum claramente creado en el interés de hipnotizar con la narcótica y monótona tormenta riffera que contiene. Para acabar este lanzamiento tenemos ...Vom Freien Willen Eines Schwarzen Einhorns, orgulloso tema que vuela con coraje y poder. Más de lo mismo, pero eso sí: con clase.

Nuevo ataque de Ash a las huestes metálicas de germania, un trallazo de black atmosférico que precede y sirve de antesala también al Geliebte Des Regens, álbum más depresivo y atmosférico de toda la discografía de Nargaroth. No es el mejor lance de este tío pero sí que es un buen aperitivo blacker. Yo le daría unos tres cuernos (casi cuatro) a este Rasluka Part II, es una genial creación que todo amante del metal negro sabrá apreciar, un 6.75 pues para él.

A veces nos mostramos inconformistas de más con los músicos y sus creaciones, no pensamos en lo más importante de muestro rollo, y eso precisamente es la actitud, la pasión y la integridad. Nargaroth y Kanwulf como dije más arriba, son algo que devuelve su identidad al black metal underground, al verdadero camino de la oscuridad.

Ash (Kanwulf): voz, guitarras, bajo.
Charoon: guitarras.
Occulta Mors: batería.

Sello
No Colours Records