Nargaroth - Geliebte Des Regens

Enviado por MetalPriest el Dom, 23/11/2014 - 22:39
2939

1. Intro - Calling the Rain
2. Manchmal wenn sie schläft
3. Wenn Regen liebt
4. Von Scherbengestalten und Regenspaziergang
5. Manchmal wenn sie schläft (Alternative version)
6. Outro - Leb' wohl

En 2003, llegó el momento en la carrera de Nargaroth en que los demonios se lo llevarían al más profundo de los pesares. Geliebte Des Regens es, por tanto, ese abismo frío y húmedo en el que Kanwulf se sumió arrastrando a sus compañeros de banda.

Jamás en toda la carrera de Nargaroth se dieron unas composiciones tan increíblemente monótonas, plagadas de amargura y pesar. Pueden afrontarse en un principio con la mejor de las intenciones, como tratando de pasar por este trance sin perder el ánimo o la mismísima cordura pero... este valle de lágrimas pasa factura, y sus intensos 73 minutos de pura invariabilidad se hacen poco a poco insuperables... cuesta arriba. Cualquier blacker que se precie puede soportar veinte, treinta o incluso cuarenta minutos de este Geliebte Des Regens y por supuesto disfrutarlos, dejándose llevar por el sentimiento que desprenden las melodías y los temblorosos compases de L'Hiver pero a partir de ahí... a cualquiera se le va la pinza. Quiero decir: ¿Cuántas veces en la vida es capaz un ser humano de pincharse este álbum entero y del tirón? Porque yo siendo fan del alemán... creo que no pasé de las cinco veces ¡y ya llevo años escuchando Nargaroth!

Uno se esfuerza en buscar matices, detalles o... incluso algún break que sorprenda a lo largo del Geliebte, pero... tristemente esos pequeños placeres de la música no se llegan a dar. Solo magia hipnótica, un vaivén de riffs a base de fast-picking y compases modestos. Ni teclados tendrás la suerte de encontrarte... olvídate. Con suerte encontrarás... tres riffs por tema, y si lo compruebas, verás que su duración oscila entre los diez y casi los dieciocho minutos. Así que repito: no te esperes un black majestuoso lleno de quiebres y virguerías. Ignoro si a Kanwulf le dio una de sus depresiones cuando decidió grabar este álbum o... si tan solo quería hacer una entrega monótona y difícil de asimilar, no lo se... pero bien podrían ser las dos cosas juntas incluso.

¿Cómo afrontar este álbum entonces? Bueno... lo primero es preguntarse si a uno mismo le gusta Nargaroth. Si la respuesta es afirmativa tal vez (y solo tal vez) debas echarle un tiento al trabajo, porque ser... es interesante de escuchar, pero como ya se intuye de mis comentarios previos: nunca se convertirá en un disco de cabecera para nadie. Está bien para ponérselo de fondo cuando haces otras cosas, para cuando quieres dormir escuchando algo narcótico o... para dar un paseo bajo la lluvia, pero eso: no sirve si lo que deseas es escucharte algo dinámico y medianamente entretenido.

Ya que profundizar en la música de este Geliebte Des Regens es un poco absurdo, me parece más interesante contar un par de curiosidades sobre este trabajo: buena parte de él fue compuesto en las mismas sesiones en las que se creó el Rasluka, allá por el 2001, y las voces se añadieron dos años más tarde. La otra es que este álbum es un trabajo conceptual sobre la lluvia y la percepción que Kanwulf tiene sobre ella. De las letras uno puede deducir que la lluvia tiene connotaciones positivas, como una especie de ungüento que cura de los males que padece el autor en su locura y desdicha.

La música como ya mencioné es repetitiva, cíclica y envolvente. Los riffs son hermosos, dramáticos y por supuesto sombríos; en todo momento del disco. El trabajo de Kanwulf en las voces no es nada del otro mundo, suena como siempre: a un intenso eco ladridos en el lenguaje germano mientras L'Hiver percute sin mucha velocidad ni alteraciones. En cuanto al bajo... bueno, ¡un trago de hidromiel para quién lo encuentre en la música de este Geliebte! Y es que este disco no tiene mucha chicha, no da para más de que hablar el pobre.

Mi calificación son dos cuernos: 4,0 para Kanwulf, Nargaroth y su "Amados de la lluvia". Intenso, sentido pero también largo y aburrido. Solo para seguidores incondicionales de Nargaroth.

Kanwulf: voz, guitarras, bajo.
Charoon: guitarras.
L'Hiver: batería.

Sello
No Colours Records