Masacre (Col) - Requiem

Enviado por ejimenez182 el Sáb, 31/01/2015 - 20:04
3532

1.Intro (Reqviem)
2.Cortejo Fúnebre
3.Justicia Ramera
4.Brutales Masacres
5.Sepulcros en Ruinas
6.Escoria
7.Ola de Violencia
8.Tiempos de Guerra
9.Conflicto de Paz
10.Cáncer
11.Blasfemias

"....Impresionante ritual de muerte macabra, acallar para vivir, hablarás para morir?"

Sangre, muerte, corrupción, terrorismo y desesperación, era lo que se respiraba en Medellín, a finales de los 80's y principios de los 90's, por aquel entonces se vivía la peor época de la historia colombiana, la más trágica y pútrida, todo por cuenta del narcotráfico, la descomposición y la desigualdad social.

Ya todo el mundo conoce la marca que ha dejado Pablo Escobar en la historia colombiana, una marca que al día de hoy lastimosamente sigue imborrable, y es que el nombre de este tristemente "legendario" personaje y su legado de muerte nos perseguirá a los colombianos hasta cualquier rincón del mundo; en aquella ciudad desigual y sin oportunidades, desamparada por sus gobernantes y carcomida por la corrupción y el abandono social, pablito aprovechó para forjar su imperio, les brindó "una oportunidad" a aquellos jóvenes que no tenían nada que perder y que no tenían ninguna forma de hacer una vida digna, y los convirtió en sus abanderados, y por derecho él se convirtió en "su Dios", estos muchachos sumidos en la miseria y la pobreza, empezaron a conseguir rápidamente sólo con una arma en la mano y sin mucho esfuerzo todo lo que antes no podían para mantener a sus familias.

En poco tiempo, la ciudad de la "eterna primavera" se transformó en la ciudad más peligrosa del mundo y el sicariato invadió la ciudad, ver cadáveres en la esquina era el pan de cada día y las masacres y carros bombas eran algo común, ya no se podía caminar en paz sin pensar que en cualquier momento te encontrarías en medio del fuego cruzado; pero a pesar de toda la decadencia y putrefacción que se apoderaba de esta humilde tierra, aún quedaba gente que luchaba por un país mejor, jóvenes que no se dejarían vencer por la violencia y que encontraban en la música un refugio para aislarse de toda la mierda que sufrían diariamente, una forma para expresar su ira y frustración por ver a su pueblo desangrarse lentamente, y claro, de un país violento y asfixiante solo podía salir música de las mismas características.

No es un secreto que el entorno influye enormemente en las ideologías musicales, toda esa violencia ayudó al surgimiento de un montón de bandas como la que nos ocupa hoy, los míticos Masacre, leyendas vivas del metal sudamericano que ayudaron a crear junto a bandas como Parabellum, Astaroth Reencarnación, Nekromantie, etc. el movimiento conocido como Metal Medallo o Ultra Metal, una de las escenas más extremas e influyentes de Sudamérica, caracterizada por su crudeza y agresividad.

Masacre, quizás un nombre fácil o común para una banda de Death Metal, un nombre simple pero directo que definía en lo que se había convertido el país, en una tierra devastada con olor a cadáveres pútridos, en el país de las masacres. Se formaron en 1988 con la idea de hacer metal extremo, crudo y directo, más específicamente Death Metal. Recién expulsado de Ekhymosis (primer grupo del popular Juanes), Alex Okendo contactó a su amigo Mauricio Montoya "Bull Metal" para formar la banda, con la posterior inclusión de Antonio Guerrero y Andy García (quienes no durarían mucho en la banda) estaban listos para empezar a componer y grabar sus primeros demos, los cuales por los pocos recursos de grabación tenían un sonido crudo, además de la curiosidad de que la guitarra había sido construida por el mismo Toño Guerrero, todo esto les dio un sonido muy particular a sus primeras grabaciones.

Gracias a su música directa y agresiva, tanto en sonido como en las líricas que reflejaban la cruda realidad colombiana, Masacre obtenía una identidad propia y así mismo identificaban a miles de jóvenes que vivían las mismas circunstancias de violencia, así, se empezó a hacer un nombre en el underground local, y gracias a los fanzines y contactos por correspondencia, también en Europa. Bull Metal era el principal encargado de los contactos en Europa y gracias a él la escena colombiana empezó a crecer y ser reconocida en el underground mundial, en poco tiempo la banda ya aparecía en fanzines de Noruega, Suecia, Finlandia, Alemania, Grecia, etc. y cosechaba una camada de fans al otro lado del charco. Tan importante fue esta forma de comunicación y apoyo, que Bull Metal se volvió un gran amigo de Euronymous y Dead con los que intercambiaba discos y palabras, y este dato no es irrelevante por que la suciedad y depravación del sonido de Metal Medallo fue una gran influencia para el crecimiento de Mayhem y el Black Metal Noruego, entre otras cosas, Bull Metal fue quien distribuyó en 1995 el famoso bootleg "The Dawn Of the Black Hearts" con la foto de Dead con los sesos afuera, a través de su sello Warmaster Records, pero eso es historia de otro día.

Hasta 1991, ya con pilares fundamentales como Dilson en el bajo y Juancho en la guitarra la banda había grabado 3 demos y un EP llamado Ola de violencia, este último tuvo gran reconocimiento, y por cosas del destino llegó a las manos de Hervé Herbaut, quien quedó encantado con el sonido de los colombianos. Este metalero francés por aquel entonces empezaba a fundar su propio sello de metal extremo que nombraría como Osmose Productions, el cuál sería uno de los más importantes en los 90's teniendo en su catálogo bandas como Samael, Marduk, Immortal, Dark Tranquility, Enslaved, Vital Remains, entre otros. Tan grata fue la impresión que dejó Masacre a Herbaut que se propuso ficharlos para su naciente sello, se contactó por correo con ellos y les envió así sin más, a ojo cerrado, 1000 dólares para que grabaran Reqviem y le enviaran los masters para producirlo y distribuir el disco, una apuesta arriesgada sin duda pero a la larga acertada, el álbum vendió más de 20.000 copias en Europa (nada mal no?) y le sirvió a Osmose para afianzarse en el negocio. A pesar de ser admiradores de bandas como Slayer, Sarcófago o Hellhammer el sonido de este Reqviem fue principalmente influenciado por el entorno social en el que vivían; las líricas agresivas, directas y con cierto aire poético de Alex Okendo son uno de los puntos más importantes de la banda.

Con una intro acústica llena de melancolía y desolación a cargo de Juancho Gomez se da comienzo al réquiem por la ultrajada alma de Colombia. Basada en el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán se da paso a "Cortejo Fúnebre" que inicia con un ambiente sombrío y un ritmo lento algo Doom en el que se pueden palpar sentimientos de resignación y frustración para transformarse luego en rabia y desesperación encarnados en los angustiosos y rasgados gritos de Okendo. Sin contemplaciones inicia "Justicia Ramera" con buenos cambios de ritmo a lo Death o Autopsy y unas líricas en contra de la corrupción e impunidad.

"Ahora todos rezan, mientras otros mueren..."

Unos atormentados alaridos de Alex dan comienzo a uno de los mejores temas del disco en mi opinión, donde se expone de la manera más brillante la realidad colombiana y en la cual se encuentra una estupenda labor de Bull Metal en la batería, y, una vez más, los agobiados lamentos de Alex que ayudan a crear un ambiente caótico. A continuación tenemos la apocalíptica "Sepulcros en Ruinas" la primera composición de la banda, clásico infaltable en sus presentaciones en vivo y le sigue "Escoria", un poco más 'melódica' pero con la misma inclemencia de las demás.

"Ola de violencia" demuestra una vez más la fuerza y sentimiento de la banda, y expone el pesimismo de una posible paz en esta patria traicionera; en "Tiempos de guerra" se tiene una visión más global y junto a "Conflicto de Paz" siguen la misma línea del disco con sonidos lentos y marchantes con cambios de ritmo tempestuosos y agresivos acompañados de estupendas estructuras líricas. Finalmente en la versión de CD encontramos 2 tracks adicionales que cierran de forma magistral el disco, "Cáncer" inicia más melancólica y con el sentimiento de culpa por todo el mal que ha causado el hombre en la naturaleza, mientras que en "Blasfemias" encontramos uno de los momentos más memorables del disco en el que se nota mucha influencia Doom, algunos momentos algo Blackers muy a lo Sarcofago y unos arreglos ambientales que crean una atmósfera lóbrega, a su vez se refleja en las letras un ataque directo a la hipocresía religiosa y la ceguedad de la fe; manera sublime para cerrar esta obra. En la portada se observa la muerte de César en el senado romano siendo una perfecta analogía con el gobierno colombiano.

Death Metal de culto desde tierras sudamericanas, el disco que puso el metal colombiano en el mapa y que marcó un antes y un después en el país, un disco soberbio donde se aborda desde distintos puntos de vista una problemática social sin caer en la monotonía ni aburrir al oyente y haciéndolo de manera cruda y directa, sin escrúpulos, sin tecnicismos ni adornos pero con gran calidad; y es que si Colombia fuese un film (de terror por supuesto) Masacre sería su banda sonora. Con Reqviem la banda llegó a tener un gran reconocimiento internacional, lastimosamente después de la salida de Bull Metal perderían un poco esa proyección internacional, eso sí, en cuanto a calidad sería al revés y seguirían en ascenso. Sucio pero con clase, cinco cuernos altísimos, un 9.6 para esta pieza de culto sudamericano.

Disco Completo

Alex "Trapeator" Oquendo: Voz
Dilson Díaz: Bajo
Bull Metal (R.I.P. 2002): Batería
Juan Carlos Gómez: Guitarra

Dedicado a Per Yngve Ohlin "Dead"

Sello
Osmose Productions