Krypts - Krypts

Enviado por stalker213 el Jue, 19/01/2012 - 23:31
2342

Si recientemente hemos estado hablando del encomiable trabajo llevado a cabo en los últimos tiempos por el sello español -afincado en Gran Bretaña- Me Saco Un Ojo, uno no puede por menos que sacar a relucir de igual modo el nombre de otro de esos pequeños “grandes” que simultáneamente están haciendo las cosas sin una sola tacha de unos años para atrás. ¿Cómo no? estoy refiriéndome a la putrefacta escudería belga Detest Records que, con su patrón Jerry al frente, está convirtiéndose parejamente en otra garantía de contrastada calidad, salvaje contundencia e inquebrantable compromiso para aquellos más acérrimos seguidores del Death Metal de vieja escuela.

Sin embargo, la materia prima con la cual trabaja el sello, no viene sino a remitirnos por enésima vez a aquellos infames feudos donde primeramente el género conociera su más aplastante y crujiente gloria, y así como quien no quiere la cosa, aún quedándonos en Bélgica y en la granjita de Don Jerry, de nuevo vamos a darnos un nefario homenaje al regarnos las jodidas trompas de Eustaquio con las zafias y tenebrosas notas de otra de las últimas y mejores encarnaciones que el Death ha tenido el privilegio de conocer por la Tierra de los Mil Lagos; Señoras y señores, con todos ustedes, los asquerosamente viles, pustulosos y no menos sofocantes KRYPTS.

Y es que estos fineses ya dieron fe de su extremo animalismo para cuando tan solo dos años antes se estrenaran con su demo cassette ‘Open the Cypt’ (publicada poco después en formato LP, también por la gente de Detest), y por lo que puedo observar, parece como que todavía nadie ha conseguido pervertir su esencia o desviarlos del camino del que jamás debieran salir si es que algún día pretenden labrarse un nombre respetado en la escena. Naturalmente, la propuesta de estos fungosos KRYPTS no es ninguna para agradar a las masas ¿Cabe la duda? Ahora bien, también es cierto el cómo a muchos oyentes, posiblemente, no los atrape a la primera (ni a la segunda o tercera) porque concluyentemente la música de esta gente es muy, pero que muy cafre; No apta para jodidas nenazas, diría incluso. Y es que las diversas influencias de las cuales beben estos pollos son fundamental y básicamente esas que tú sabes que tu sufrido esfínter jamás logra soportar.

¡Sí! Justo esas que te causan crudas dificultades y un riguroso escozor a lo largo y ancho de todo tu anillo anal ¡De la trompetilla, vaya! Porque cuando tus maestros son nada menos que ETERNAL DARKNESS, INCANTATION o los mismísimos ABHORRENCE, la cosa, muchacho, se pone pero que muy fea y peluda para los medio-hombres que no toleran ni consiguen digerir obras tan (como ellos suelen decir) embarulladas o confusas. ¿Confusas dices? ¡Mis cojones “confusas”! ¿Pero tú sabes lo qué es el Death Metal, jilguero? ¡Anda y marcha a escuchar a tus jodidos monos tití de turno! Porque tú sabes a quién me puto refiero ¿Verdad?

Y efectivamente: Efectivamente que la cosa está embarullada ¡Pero divinamente! Como diría aquél ¿Me sigues? Divinamente, porque tanto ‘Descending of Tormenting Darkness’ como ‘Putrified Into Nothingness’ (¡Bellos títulos, oye!) no responden sino a lo que por los tiempos de los tiempos deben ser los cánones que rijan al género. Otra cosa ya es que un atajo de cantamañanas que sienten apego por tan solo un par o tres de discos (y encima de bandas ya consagradas, en plena etapa de apertura al comercialismo) se permitan la licencia de “opinar” como si fueran voces autorizadas (Qué fácil ¿Ah?), diciendo que “esa música” DEBE EVOLUCIONAR para convertirse en la infame bazofia impersonal en la que ellos disfrutan revolcándose, pero a todos esos, yo les digo que me huelan la bolsa colgandera. Esto es Death Metal y así es como siempre debe sonar, pavito, y si resulta que algún día a un fariseo como tú le llega a gustar tal cual, será ese el día en que el invento pierda su gracia ¿Me comprendes, monigote? ¡Ahí te llevas mi dedo del medio!

Poco más que añadir a lo ya expuesto, la verdad. Death tortuoso y burranco es lo que os vais a encontrar si finalmente hacéis girar al siete pulgadas u os agenciáis con una caquita digital; Aunque os lo advierto: Los jodidos Mp3 no hacen chispitas al girar la aguja sobre los surcos ¿No sabes, kokotraka?

Nada nuevo bajo el sol, cierto, aunque no por ello menos efectivo.

Valoración: 8.3

Antti: Voz & bajo
Ville: Guitarra
Topi: Guitarra
Otso: Percusiones

Sello
Detest