Kilmara - Love songs and other nightmares

Enviado por Alexrock el Mar, 27/05/2014 - 11:09
3336

1. Fantasy
2. Devil’s Eye
3. The Break Up
4. Cold Rain
5. Believe
6. Nothing To Me
7. Usual Strangers
8. Alpha
9. Insomnia
10. Play To Win
11. Time Flies

Nacidos en Barcelona en el año 2003 de la mano de tres de los miembros de los extintos Jadde, Jonathan, Javier y Kike, y tras conseguir la incorporación del alemán Christian Wolfgang, comienza la banda a trabajar en un estilo cercano al heavy metal melódico, aunque con un garra y fuerza un tanto más plausible que en otros grupos que practicaban un estilo similar, hasta que al año siguiente editaron una primera demo titulada "The deceit".

Sin embargo, no fue hasta el año 2007, con la incorporación de Salva Pérez al bajo cuando editaron su primer larga duración "Hunting dreams", cantando ya en inglés y sorprendiendo a los medios especializados por ese sonido a medio camino entre el heavy metal más rudo y el metal melódico.

Tanto es así que, tras una extensa gira y con tiempo por delante comienzan a trabajar con Roland Grapow en su siguiente álbum, "Don´t fear the wolf", que sale a la luz en 2010 de la mano de Maldito Records en primera instancia y posteriormente de Rising Records para su lanzamiento a nivel mundial. Tras varios cambios de bajista, y hacerse cargo de las cuatro cuerdas de forma definitiva Raúl Rumem, Kilmara da a luz a su tercer retoño este buen "Love songs and other nightmares" en el que principalmente encontramos fidelidad por un estilo, heavy metal de corte melódico, mas metal que melódico, que es el punto donde estriba la diferencia con el resto de bandas que practican el tan en boga estilo.

Como en su anterior disco, de nuevo Rolad Grapow se ha encargado de la producción, siendo Gina Roma la encargada de diseñar la portada y el libreto interior, fotógrafa barcelonesa que con gran profesionalidad ha logrado una fotos realmente guapas.

El trabajo se abre con "Fantasy", tal vez de las más cañeras del disco, con la colaboración en las voces guturales de Pili Villatobas, cantante y guitarrista del grupo de death metal Resilience, y con un Wolf a los micros impostando una voz bastante oscura aunque armonizando de lujo con el resto de la banda. “The Devil’s Eye” y “The Break Up” siguen la senda trazada por la apertura, aunque sin la colaboración de Pili, es decir, heavy metal pasado por el tamiz melódico imperante en nuestros días, con buenos solos a cargo de Jonathan y Kike y con una base rítmica muy marcada para que no nos olvidemos que esto es metal!.

"Col rain", es un tema un poco más moderno en su marcada melodía, medio tiempo que se torna más vivo a medida que va avanzando, llegando en algún momento a tener ciertos dejes metalcore, pero sin que llegue la sangre al río, ojo!. "Believe" sigue la misma estructura que su antecesora, aunque en este caso inician el tema con unas guitarras acústicas que quedan bastante acertadas. A mitad trabajo nos encontramos con "Nothing to me", mucho más heavy que el resto, más pesada en sus bandas, con reminiscencias, tal vez "mustanianas" y un buen estribillo. Como contrapunto a la dureza del tema, la siguiente en caer es "Usual strangers", y quizá sea la más asequible del disco, habida cuenta el fuerte componente melódico que embarga todo el tema.

“Alpha”, con cierto tufillo "folckie, mostrando los tonos más agudos del cantante alemán con estribillos ciertamente tarareables y diversión asegurada da paso a la tripletas final, con "Insomnia" con falsetes de Wolf bastante tétricos, destacando sin embargo la base rítmica, sobretodo de Javi Morillo que le da más empaque a un tema, por lo demás, un poco más flojo que el resto. Tampoco me acaba "Play to win", a pesar de ser un tema melódico y que pudiera enganchar al oyente, parece casi más de relleno, con esa manía que muestran, no se si las bandas o la discográficas de meter en un CD 11 o 12 temas, coño!, si con 9 o 10 de calidad te hubiese quedado un disco de cinco cuernos!

Dejan, eso sí, para el final, una bonita balada, "Time flies", que cuenta con la colaboración del prolífico Dave Imbernön (Enuma Elish, entre otras) en los teclados y orquestación. Como bonus nos encontramos el tema en una versión en alemán y español que también queda cojonuda.

Así pues, un buen trabajo de Kilmara, un metal melódico con fuertes raíces heavies al que, tal vez, le sobran un par de temas, pero que en términos generales resulta gratificante y que da la talla para pasearse por el viejo continente sin demasiados problemas; tres cuernos altos para una banda con identidad propia que poco a poco va consolidándose en el panorama musical europeo.

Christian Wolfgang Kohol: Voz
Jonathan Portilo: Guitarra
Kike Torres: Guitarra
Raúl Rumem: Bajo
Javi Morillo: Batería

Sello
Sony