Ivar Bjørnson & Einar Selvik - Skuggsjá - A Piece for Mind & Mirror -

Enviado por MetalPriest el Mié, 19/02/2020 - 13:20
4457

1. Intro: Ull kjem
2. Skuggsjá
3. Makta og vanæra, for all tid
4. Tore Hund
5. Rop frå røynda - mælt frå minne
6. Skuggeslåtten
7. Kvervandi
8. Vitkispá
9. Bøn om ending, bøn om byrjing
10. Outro: Ull gjekk

De la nutrida escena del black metal noruego salieron una serie de músicos que, unos más que otros, se consagraron a la memoria, homenaje y testimonio de sus ancestros vikingos. Podríamos mentar a Valfar (Windir), a Vikernes (Burzum)... pero también a Ivar Bjørnson de Enslaved y a Einar Selvik (Bak de Syv Fjell y Wardruna). El caso es que estos dos últimos personajes se unieron allá por 2014 para crear un trabajo centrado en la cultura nórdica. La intención principal era la de homenajear el bicentenario de la constitución de Noruega creando un álbum a la altura de la historia de su tierra.

Imaginaos: los Enslaved de la etapa post-Isa cruzados con el neofolk de Wardruna. Joder, ¿no os dice nada en las tripas lo que estoy contando? El black progresivo y cristalino de los unos, con las instrumentaciones tribales y paganas del otro. Hablo de liras, flautas, percusiones rudimentarias, harpas, cuernos y más... mezcladas con el límpido metal de Ivar. Y además, no se trata solo de eso, sino que en más de una ocasión interviene el bueno de Grutle Kjellson en el micro y otros músicos invitados que aportan más y más relieve a este interesante proyecto híbrido cargado de savia ancestral.

El retoño de este proyecto denominado simplemente Ivar Bjørnson & Einar Selvik, se acabaría titulando Skuggsjá - A Piece for Mind & Mirror -, y creo que es de los trabajos salidos de Noruega que he tratado con mayor respeto. Con esto no te digo que sea de mis álbumes favoritos del black/pagan/folk de la escena ni nada así de categórico (aunque tampoco sé si lo negaría), más bien me refiero a algo más literal: Me negué a dedicarle escuchas vacías sin la predisposición debida. Es más: a penas lo escuché hasta el año pasado ¿Por qué? Porque valoro mucho la faceta vikinga de Ivar… y coñocientosmil cuartos de lo mismo con Einar Selvik y su descomunal proyecto Wardruna.

Cuando salió este Skuggsjá, Enslaved estaban ya mentalizándose para sacar adelante el que sería el exitoso In Times, y Einar aún tenía fresca la salida de su segundo y más afamado álbum con Wardruna: Runaljod – Yggdrasil. De hecho, si escuchas con atención este álbum, encontrarás varias referencias a canciones de ambos proyectos, sobre todo de Wardruna. Ramalazos de Fehu, AnsuR, incluso una canción que toma letras del Voluspá (antiguo poemario vikingo que narra el Ragnarok)… que, curiosamente, acabaría por versionar de manera más preciosista y solemne Einar para Wardruna. Como veis, este invento de Skuggsjá tiene miga. Como poco hay que concederle eso… y digo “como poco” porque… si te van los Enslaved actuales o el rollete neofolk (que a cada mes está más en boga) o el paganismo europeo, o… todo a la vez… pues más miga que te vas a encontrar. Porque Skuggsjá es un álbum cargado de variedad, de detalles, instrumentaciones precisas… parece una puta masterpiece en sí misma. Porque esto no es metal disfrazado de folk o folk disfrazado de metal, no… esto es una acertada fusión entre ambos géneros musicales y sus encarnaciones Enslaved y Wardruna.

Sería imperdonable por mi parte si no dedicase unos renglones a varias de las canciones como la homónima Skuggsjá, con sus claras notas deudoras de Wardruna. En realidad resulta interesante ver cómo la intro y esta pieza van arrancando la obra de a pocos y creando ambiente para que al fin la mastodóntica Makta Og Vanæra (I All Tid) tome el relevo con los gigantescos riffs de Ivar y las voces de Grutle y Einar. Diez minutos de suite que llevan el viaje a paisajes mucho más épicos y pesados que las dos primeras. A decir verdad el álbum arranca de manera impecable, avanzando de a pocos en fuerza y pesadez a lo largo de sus primeros minutos. Destaco sobre todos los elementos la pulcritud y el compendio de sonoridades que se van presentando de manera ordenada y acertada a lo largo este primer tercio del Skuggsjá. Elementos que no dejarán de ejercer su hegemonía hasta el final, como si la hora de disco fuese una sinfonía dividida en pequeños movimientos.

Continuando más adelante, la dupla Tore Hund y Rop frå røynda - mælt frå minne regresan a la calma; la primera optando más por el medio tiempo y la segunda encaminándose más por un oscuro y espiritual neofolk bien nutrido de cuerdas. No dejéis de escuchar esta Rop frå røynda - mælt frå minne porque su atmósfera resulta de lo más seductora. En el caso de Skuggeslåtten nos encontramos ante un track instrumental que casi podrían firmar Windir, Storm u otra banda de ese palo. A mí no me gusta prácticamente nada el folk metal pero esto SÍ que tiene clase, joder. Se salen Ivar y Einar aquí.

Kvervandi es otra canción notable cargada de fuerza, al igual Vitkispá (la versión del Voluspá que comentaba más arriba). Finalmente el artefacto cierra con la segunda y última suite del álbum Bøn Om Ending - Bøn Om Byrjing, la cual a estas alturas del álbum se centra sobre todo en apagar la llama del Skuggsjá de manera atmosférica, sin dejar lejos la construcción musical llevada hasta ese momento. Final muy cuidado el de Bøn Om Ending - Bøn Om Byrjing y el outro Ull Gjekk. Muy gradual, como el inicio.

Podríamos estar hablando de un discazo de pagan metal que partió con la pana en la pasada década… pero volvemos a lo que venía comentando al comienzo de la crónica: Esto no va realmente de hacer metal con dejes vikingos, va de conjuntar el metal y el neofolk de la manera más profunda, íntima y sobre todo personal por parte de Einar Selvik e Ivar Bjørnson. Hay partes netamente acústicas, otras más corales y grandilocuentes… pero sobre todo hay alma nórdica. Y eso sí que no lo podemos obviar ni tener menos en cuenta.

Para mí esto son cuatro cuernos bien ganados. Un 8,5. Disco recomendado para los simpatizantes de Wardruna que fantasean con una versión metalizada de los mismos. Podría ponerle cinco, pero creo que es un álbum demasiado especial como para calificarlo con “cuernos”. Porque como hablé antes, aquí la cosa no va de metal. Lo que engrandece a Skuggsjá es lo único y especial que suena. Lo mucho que puede llegar a envolverte y hacerte viajar… y muchas veces lo hace sin enchufar un puto ampli.

Einar Selvik: voz, tagelharpa, lira kravik, cuerno de cabra, birchbark lure, flauta de hueso, percusión, electrónica y mezcla.
Ivar Bjørnson: guitarras, bajo, teclados, samples, voces adicionales y mezcla.

Músicos de Estudio:

Grutle Kjellson: voz.
Lindy Fay Hella: voz femenina.
Eilif Gundersen: Birchbark lure.
Olav Mjelva: Hardanger fiddle.
Cato Bækkevold: batería.

Sello
Season Of Mist