Grand Funk Railroad - Good Singin', Good Playin'

Enviado por Garfunkel el Lun, 18/08/2014 - 01:24
1922

1. Just Couldn't Wait
2. Can You Do It
3. Pass It Around
4. Don't Let'Em Take Your Gun
5. Miss Baby
6. Big Buns
7. Out to Get You
8. Crossfire
9. 1976
10. Release Your Love
11. Goin' For the Pastor

Aunque no poseían demasiadas luces a la hora de componer, los Grand Funk, sin embargo, se ganaron a pulso su merecida fama gracias a sus incendiarios directos. Si bien es cierto que esta clase de afirmaciones las hacemos a menudo, en el caso del trío de Michigan ésta afirmación se encuentra perfectamente justificada. Sus salvajes conciertos - ejemplificados en el testimonial Live! del '70 - eran auténticos espéctaculos de efervescencia juvenil. De crudo y sencillo rock 'n' roll sin más miramientos, vaya. Descamisadas y gamberras letras, salvajes y trepidantes ritmos, y una actitud cercana a su audiencia, a la que siempre tuvo en el bolsillo.

En líneas generales - y pese a que la Historia los haya relegado a un segundo plano - no podría entenderse la historia del rock 'n' roll en los '70 sin ellos. Sin embargo, la diosa de la Fortuna suele ser caprichosa. Y los Grand Funk nunca disfrutaron de una estabilidad prolongada que les permitiera gozar de las mieles del éxito. Incluso la edición de su disco más célebre y estelar, We're An American Band, en 1973, no pudo evitar las desavenencias y su progresiva ruptura. De la noche a la mañana - y como resultado de mutuos desacuerdos y las escasas ventas - la banda ameriacna por excelencia desapareció de los escenarios.

Pero en 1976 la Fortuna volvió a su encuentro y forzó una reunión del trío, auspiciada por un maestro de ceremonias totalmente inesperado: el iconoclasta de Baltimore, Frank Zappa. Como suele pasar, esta clase de experimentos sólo podrían ocurrir en los setenta, pero lo cierto y verdad es que Frank Zappa era un confeso admirador de la música de los Funk. Actuando de mediador entre las partes, y aprovechando un periodo de recesión, Zappa les ofreció la posibilidad de grabar un disco para relanzar de nuevo su carrera. ¿Prometedor, cierto?

Pero desgraciadamente, ni siquiera la presencia de Frank Zappa, tanto en las guitarras como en la producción, pudo salvar Grand Funk. Sin centrarnos demasiado en detalles, podemos decir que es un disco sin inspiración y con muchos momentos de relleno. Muchas de las canciones son números típicos de pop rock accesible con buenas armonías vocales, pero sin ninguna imaginación o atisbo de creatividad alguna más allá. Sea bien porque las canciones son estúpidamente simples hasta decir basta, como el repetitivo estribillo de la inicial 'Just Couldn't Wait, o porque son directamente horrendas, como la aburrida Miss Baby que, inexplicablemente, dura siete minutos.

Y aunque el aspecto musical no es nada del otro mundo, sale mucho mejor parado que el ámbito de las letras. Desde luego, Farner no es Hemingway. Pero hay una diferencia entre ser un letrista mediocre y, directamente, escribir de manera que aveguenza a cualquier persona con dos dedos de frente. El patriotismo de la banda - presente de forma sútil en sus discos anteriores - florece hasta niveles grotescos, llegando a extremos increíbles. En 'Don't Let'em Take Your Gun', por ejemplo, el reverendo Farner nos ofrece un inspirado discurso a favor de las armas, pasional y convencido, que haría sonrojar al mismísimo Ted Nugent. "Si quieres tu libertad, hijo / Y no quieres que tu país sea infestado / América tiene que seguir siendo la número uno / No dejes que te quiten tu arma...". Conociendo a Frank Zappa, no me extrañaría nada que estuviera detrás de este manifiesto redneck, y empujase a la banda a llevar un paso más allá su propaganda. Con todo ello, almenos no es tan ofensivamente estúpido como el "Plan Divino del Control de Natalidad" de 'So You Won't Have to Die' de su disco Phoenix del '72.

Quizás, dado que la banda se encontraba al borde de la separación, se permitió un disco como éste, donde se convierten completamente en una banda de broma y con claras intenciones de exageración y esperpento. Por supuesto, Zappa también sería un factor de peso, pero yo me aventuro a pensar que Farner y los suyos ni siquiera se molestaban en convertir esta oportunidad en algo provechoso. Ya no les interesaba, hablando en plata.

Sin embargo, incluso entre la mediocridad más horrenda parece siempre haber algo de luz. 'Out to Get You', por ejemplo, es una sólida canción, semi-instrumental, donde podemos oír a los chicos Funk rockeando duro con Frank Zappa en la guitarra. Lo cual convierte a esta canción en todo un tesoro para los fans de Zappa, ya que en ninguno de sus discos podemos escucharle guitarreando mientras es escudado por un sonido típico del rythym 'n' blues. Y hablando de tesoros, en posteriores reediciones del disco se incluyó una sorprendente bonus track en las reediciones, Rubberneck. Un salvaje número de rock que hará las delicias de los seguidores de Zappa, ya que suena totalmente a los Mothers de los 70 de Over-nite Sensation. Un corte muy rítmico y funky con unos deliciosos coros doo-wop, que tanto gustaban a Zappa, y que se convierte, inesperadamente, en la mejor canción de todo el disco. Una auténtica lástima que no estuviera presente en el disco original, desde luego.

En definitiva, una oportunidad perdida para la banda, que volvió a separarse poco después de la publicación del disco, que obviamente pasó completamente desapercibido. Grand Funk Railroad no volvió a levantar cabeza y sus miembros siguieron caminos distintos. Y aunque hubo una segunda reunión, a comienzos de los ochenta, ya no había lugar para ellos en el mundo de la música. Good Singin', Good Playin', sin ser nada del otro mundo, el último disco interesante de la formación americana. Y sólo por tener la ocasión de escuchar la colaboración con Zappa ya debería merecer la pena, aunque si quieren descubrir a los auténticos Funk, acudan directamente a We're an American Band, On Time o al disco rojo del '69.

Mark Farner: Voz, guitarra, piano ("Don't Let'em Take Your Gun")
Don Brewer: Batería, percusión, voz
Mel Schacher: Bajo, coros
Craig Frost: Teclados, coros
Frank Zappa: Guitarra ("Out to Get You") y coros ("Rubberneck")

Sello
MCA Records