Glory - 2 Forgive Is 2 Forget

Enviado por Gibson el Jue, 02/10/2014 - 12:00
1940

Fueron varios los grupos que aparecieron -a finales de la década de los 80s- en Suecia cuando Europe y Treat comenzaron a obtener un destacado éxito dentro del terreno Hard-Rock melódico. Y entre ellos tenemos que apuntar descaradamente a estos Glory, que en el año 1989 debutaron con su magnífico "Danger In This Game", un álbum que convenció sumamente al seguidor del género y que funcionó bastante bien en las listas escandinavas por aquel entonces.

Un par de años después el grupo lanzaba al mercado su segundo larga duración, este "2 Forgive Is 2 Forget", que se convertiría en el último disco con el vocalista Peter Eriksson, el cual fué sustituido por el gran Goran Edman. Aunque cabe mencionar que Eriksson vuelve a estar a un notable nivel en este álbum, con ese excelente tono vocal que posee, y en el cual podemos encontrar ciertas reminiscencias al de Joey Tempest (Europe).

Sin bien en el primer trabajo discográfico de Glory la propuesta musical estaba muy orientada al Hard/AOR, con mayor profusión de los teclados, en este "2 Forgive Is 2 Forget" encontramos un estilo más orientado al Hard-Rock tan característico del continente europeo, aunque eso sí, siempre con la habitual coherencia melódica que tan bien sabe plasmar el grupo en sus temas. Es por ello que la guitarra de Jan Granwick obtiene más protagonismo aquí, demostrando nuevamente su destreza y buenas maneras con dicho instrumento, sobre todo ejecutando unos solos en las seis cuerdas de alta factura, para nuestro propio deleite.

Sin más preámbulos, pasemos a analizar lo que contiene este segundo plástico de los suecos y que presenta un buen nivel sonoro en general, con una correcta base rítmica, aunque (como venimos señalando) su mayor atractivo lo vamos a localizar en las muy logradas líneas vocales que exhibe Peter Eriksson, y en la bastante acertada labor guitarrística de Jan Granwick.

Ya desde el inicio con el tema-título "2 Forgive Is 2 Forget" los Glory dejan constancia de su capacidad para entregar temas elegantes, con estilo, en el ámbito hardrockero... todo está muy medido en cuanto a la calidad interpretativa y, además, con una destacada sincronización entre todos los miembros del grupo. Es en el siguiente "Miracles" donde podemos apreciar las buenas virtudes de las que hace gala Jan Granwick en las seis cuerdas, con un cierto deje a lo Malmsteen en varios pasajes del tema. Y no va a decaer la preponderante línea de habilidad melódica, en este primer tramo del álbum, con el tema "What Can We Do", donde el aspecto compositivo está muy equilibrado con respecto al interpretativo.

Con "Tonight" el grupo nos ofrece su lado más intimista, evidentemente en forma de balada, siendo Peter Eriksson el que brilla sumamente con su guapo rango vocal, dotando al tema del suficiente 'feeling' para que encandile al oyente desde la primera escucha. Algo más típico se muestra el dinámico "Doctor Of The Blues"... sin ser mal tema y que sabe encajar fenomenalmente en el concepto general del disco, nos muestra unas melodías muy similares a piezas ya escuchadas en otros grupos del estilo. Sin embargo, sí se presenta más convincente y logrado el siguiente "Love Never Lasts", un corte con ese toque tan inherente y particular del Hard-Rock escandinavo de a finales de los 80s.

Continuando con la considerable capacidad para entregar composiciones que saben atrapar al seguidor de este género, debido a su consistencia melódica, el grupo nos ofrece con "Stand Up And Shout" esa clase de tema donde la sencillez y la efectividad van de la mano. Y esta buena disposición en su propuesta vuelve a hacer acto de presencia en el conseguido medio-tiempo "Can't Hide Your Tears", en el cual destaca su marcada base rítmica donde se asienta soberbiamente la definición vocal de Eriksson, para dar forma a uno de los temas más atractivos del álbum.

Acercándonos a la parte final de este segundo trabajo discográfico de Glory, por un lado encontramos la naturalidad y calidez rockera de "Taking It Day By Day", con esa vuelta a la simplicidad compositiva pero expresando calidad en cada recoveco del tema... Y por el otro tenemos el pegadizo "Tease 'N' Please", con otra impecable fusión melódica entre la voz de Eriksson y la guitarra de Granwick (con un nuevo alarde de su técnica en el solo), todo ello rematado con un buen puente/estribillo. El epílogo de la obra nos llega, brevemente, de manera acústico-instrumental, con "Bourree".

En definitiva, buen ejercicio de Hard-Rock melódico el que perfiló este grupo recién comenzada la década de los 90s. Un disco que se deja disfrutar bastante bien de principio a fin, debido a la habitual categoría musical con la que suelen impregnar a sus trabajos los célebres grupos nórdicos, entre los que se encuentran Glory.

3 horns muy altos (casi 4).

Peter Eriksson: Voz, Teclados
Jan Granwick: Guitarra
Andy Loos: Bajo
Matt Driver: Batería

Sello
Alpha Records