Dissection - Reinkaos

Enviado por Hawkmoon el Sáb, 28/05/2011 - 18:13
982

1. Nexion 218
2. Beyond The Horizon
3. Starless Aeon
4. Black Dragon
5. Dark Mother Divine
6. Xeper-I-Set
7. Chaosophia
8. God of Forbidden Light
9. Reinkaos
10. Internal Fire
11. Maha Kali

Dissection, el combo sueco liderado por Jon Nödtveidt, que gracias a discazos como "The Somberlain" (1993) y "Storm of the Light's Bane" (1995) conquistó las cimas del mundo Black-Death, y abrió muchísimas puertas a un montón de nuevas bandas que durante la década de los noventa, y en el nuevo milenio, iban a liderar el cotarro, se tuvo que pegar un parón, obligado, de casi una década por las "maldades" de su frontman y creador.

Jon mató a un homosexual y se tuvo que ir a prisión. La carrera de Dissection, enorme hasta el momento, tenía que congelarse (como Walt Disney) hasta que el señor Nödtveidt volviese a ser un "honrado ciudadano". Y así fue. Pasaron los años y, un buen dia, Jon se quitó el traje de preso y volvió a ponerse el de "Metal King". Sin melenas, con una agria visión de la vida, quizás, con el culo como un colador, y con más ira que nunca (mala hierba nunca muere, que se suele decir) Jon estaba dispuesto a volver a subir a la cima de la que le hicieron bajar, merecidamente, desde luego. Dissection, los amos del Black-Death melódico rugían, de nuevo. "Reinkaos" nacía dispuesto a reconquistar el planeta extremo. Veremos si los años a la sombra han convertido a Jon en un ente más luminoso, o, por el contrario, ahora nos llega más cabrón que nunca. El sistema penal falla en prácticamente todo el planeta. Espero, por el bien de la música de Dissection, y el mío propio, que Jon siga siendo un buen hijo de perra. Charles Manson lleva media vida en prisión y sigue más loco que una cabra. No espero menos de Jon.

Un portada oscurota, con una estrella de once puntas, y el logo, y bien grandote, de la banda, junto al título del disco ("Reinkaos") es algo simple, la verdad. Pero, en honor a la verdad, a veces, las portadas simplonas sirven de "cueva" para discos seminales. A ver si nos encontramos con uno de esos casos. Dissection han vuelto, y parece que, los muy cabrones, se han traido material de los reinos del Caos. Cojonudo, entonces.

"Nexion 218", intro que nace amparada por unas bellas cuerdas acústicas, que pronto van mutando a ente riffero, y mega-cañero, como si de una marcha militar se tratase, y con cierto sonido a Metallica (los del "Black Album"), sirve de antesala para "Beyond the Horizon", con mucho tufillo Thrash, cortante y abrasivo, mega-bien producido, muy crudo y poderoso, muy en onda Exodus, pero que en nada, como buen tema "Disseccionista", no reniega del aura Blacker. La voz de Jon suena destructiva y abrasadora, tan deudora de las ínfulas noruegas como de las de Florida. Temazo, coñes.

"Starless Aeon" (más toque Thrash, sumado a cierto caminar a lo In Flames, pero con unos cojones como un toro. Pedazo de solo, colegas, para enmarcar, y con una parte "lentorra" y preciosista, que queda de alucine), "Black Dragon" (base rítmica a lo Dark Tranquillity, con una "chicha" solista ochentera y molona), "Dark Mother Divine" (que no desentona, para nada, en la B.S.O de cualquier videojuego de la saga "Smackdown vs Raw", y con demasiada ínfula "Inflamerera") , "Xeper-I-Set" (otro tema que se podría haber parido en el "Colony"), "Chaosophia" (instrumental acústico), "God of Forbidden Light" (una memorable pieza, melódica y candente, con un Jon ardiente y unas lineas de guitarras portentosas. Puro Death melódico, brillante y ampuloso), "Reinkaos" (otro instrumental, ahora con aires "doomies" y unos certeros ataques a las cuerdas) e "Internal Fire" (intensidad, velocidad, cañita y más leña solista. Por contra, la cosa, para variar, suena totalmente "Inflamerera") nos dejan un regusto majete, la verdad. Los temas son atronadores, Jon sabe manejar su nave, y de puta madre. Pero, bueno, el invento no suena especial, las referencias a In Flames son más que notables (así como Dissection influenció a la banda de Anders Friden, ahora, Jon, "calca" de sus alumnos. Ojo por ojo) y la producción, aunque totalmente avasalladora, no tiene el aura hostil, congelada, y épica, de sus dos primeras obras magnas. Dissection siguen atronando al personal, de eso no hay duda, pero, en honor a la verdad, ya no parecen dirigir una armada. Ahora, los suecos siguen el sonido de los demás. Se acabó llevar una bandera con sello propio.

"Maha Kali", el track final, y que parece un híbrido entre In Flames y los Dark Tranquillity de principios de los noventa, pero con un tono más "apto para todas las edades", chapa el negocio de los Dissection, y, por desgracia, para siempre. Al poco de girar con el disco, Jon, cerrando el ciclo de una vida extrema, problemática, nihilista y oscura, decidió ponerle fin a su existencia volándose la tapa de los sesos, a lo Cobain. Por lo visto, según la carta que dejó, la vida ya no le ofrecia nada, la música de Dissection ya había llegado a su cumbre (según él), y llegaba la hora de trascender. Una pena.

3 cuernos (medios) para "Reinkaos". Disco con agallas, con pelotas, con sonidazo. Eso sí, para lo que nos entregaron Dissection aquí, mejor es hacerse con la discografia de los In Flames, que venden lo mismo. Tercer hermano, y pequeñete, frente a los dos primeros, y magnos, hijos de Dissection. El hermano feo, vaya. Dentro de su cierta calidad, no nos engañemos.

Espero que Jon haya encontrado la paz interior que nunca encontró en vida.

Jon Nödtveidt - Voz y guitarra
Sethlans Teitan - Guitarra
Brice Leclercq - Bajo
Tomas Asklund - Batería

Músicos invitados:

Nyx 218 - Voces femeninas ( "Maha Kali")
Andreas Bergh - Coros
Erik Danielsson - Coros

Sello
Black Horizon