Dies Irae - The Sin War

Enviado por Hawkmoon el Jue, 24/05/2012 - 21:59
2460

1. Comrade of Death
2. Incarnation of Evil
3. Internal War
4. Horde of Angry Daemons
5. Infinity
6. Genocide Generations
7. The Truth
8. Beyond Sensual
9. Another Being Wasted
10. Nine Angels

Dies Irae, creación liderada por el bajista y, cuando le apetece, vocalista Novy Nowak (Vader, Behemoth, Devylin, Nader Sadek...), ya estampó su sello, su sonido, su brutote mensaje deather y cabrón, con aquel "Immolated" del 2000. Una ceremonia muy Vader. Y con mucho poso, también, de Morbid Angel y Decapitated. Algo normal, claro, teniendo en cuenta que tres de sus miembros formaban parte de Vader (y que Vader es una banda mega-influenciada por Morbid Angel).

Dos años después, los muchachos, aún mega-ocupados con la rutina de grabación de disco, tour, descanso de una semana, otro tour, grabación de nuevo disco, resucitaron, sin esperarlo ni ellos mismos, a su criatura. Novy siempre ha estado a las órdenes de otros. Ahora, autoproclamado rey de Dies Irae, se arma con su bajo, se pone frente al micro y vuelve a pegar un toque a sus coleguitas, Doc y Mauser, y a Hiro, otro seis cuerdas que se las gasta de película, para escupirnos, y en toda la cara, "The Sin War".

Ser un segundón, por muy molón que resultes (y por mega-molón que resulte tu bajo y tus pintas a lo David Vincent en 1991), es una tocada de pelotas. Nunca decidió nada en Vader. Tampoco en Behemoth. Ya está harto. Le toca decir la suya. Y a Mauser. Reivindicativos. Si ya deciden sonar atronadores, poniéndose a la altura de lo que paren sus jefazos, será la polla.

"Immolated" no pasó de ser un buen disco de Death. Cargado de obvias referencias. Algo durote, bien compacto y cañerete. Pero poco más. No fue nada de otro mundo. Segundo disco. No está el horno para bollos. Hay que meterse, y ya, en el asunto. Directos a matar, joder. No se aceptará menos. Unos Vader no pueden dar Death al uso, coñes.

"Comrade of Death" es la que despeja dudas. ¿Están a la altura? Lo están, macho. Rudeza polaca, joder. Aplastamiento riffero, unas baterías atolondrantes, que no dan respiro, y una voz, la de Novy, que fusiona el alarido blacker con el deather, distanciándose así de Vader y Behemoth, sonando más a lo Benton de Deicide, cumple. Las sirenas que actúan como intro al tema ya nos avisaban: peligro mortal. Un buen sonido y unos tipos cabreados. Lo ideal.

Más artillería pesada: "Incarnation of Evil" (sacada de "De Profundis"), "Internal War" (groovie, cenagosa) y "Horde of Angry Daemons" (digna de un "Black to the Blind"). Sucios, pesados, viles, con solitos redondos, muy de la escuela King. Molan.

"Infinity" y "Genocide Generations" actúan de antesala para "The Truth", una historia que nos retrotrae a los sacros tiempos del Death-Trash asesino. No hay salvación, así que, sin más, entrégate y que los buitres te devoren vivo. Dedos con callos, cuerdas con sangre, sticks astillados. Así.

"Beyond Sensual", "Another Being Wasted" y "Nine Angels". Se acaba el movidón. Pero, tranqui, no querrás más. Quedarás saciado. En especial, joder, con "Nine Angels". Poco a poco, sin ser extremadamente cafres (como Vader en el momento), la banda navega por varias ondas simultáneamente. Groove, el tiempo se ha decelerado, pero la pesadilla sigue oscura, rabiosa, tenebrosísima. Imposible escapar. Guitarras más pulidas, también más accesibles, que creen atmósfera, que no solamente dejen a Dies Irae como un acertado clon de su banda madre.

3 cuernos (altos) para "The Sin War".

Molará al fan de Vader, de Behemoth, de Morbid Angel o de Decapitated. Pero no esperes algo a tal escala. Un viaje certero. Lógico, han aprendido de los mejores. Pero siguen siendo alumnos.

Disco brutote, que deja claro que hay futuro para el combo. Pero no deja de ser algo con un sabor demasiado catado ya. Más chicha para la próxima. Pegada, caña, alaridos. Pero poca aportación.

Unos Vader en pequeñín. Pero molones.

Novy: Voz y bajo
Mauser: Guitarra
Hiro: Guitarra
Doc: Batería

Sello
Metal Blade Records