Diamond Head - Borrowed Time

Enviado por MetalPriest el Mié, 01/01/2020 - 23:28
1279

1. In the Heat of the Night
2. To Heaven from Hell
3. Call Me
4. Lightning to the Nations
5. Borrowed Time
6. Don’t You Ever Leave Me
7. Am I Evil?

Diamond Head son de esas agrupaciones que debutaron tocando techo pero que de algún modo no supieron mantenerse a la altura para sus seguidores. No es la primera vez que sucede esto pero sí que es uno de los casos más sangrantes que podemos echarnos a la cara.

Ahora bien, de decir que el debut es claramente superior a todo lo demás a que más allá del Lightning The Nations NADA vale la pena… ahí va un trecho. Porque vamos a ver: es cierto que Diamond Head nunca sonaron tan frescos, viscerales y auténticos como lo hicieron en su masterpiece de 1980, pero luego siguieron evolucionando. El problema de base es que el público de los de Stourbridge no estaba a favor de tales rutas artísticas. Y es normal el entender ambas partes; los Diamond Head querían refinarse y evolucionar musicalmente mientras que sus simpatizantes querían que los de Tatler se mantuvieran clavados en su nicho de sonido del Lightning The Nations. Ambas partes tienen intereses legítimos y uno puede entender ambas partes sin mayor problema.

Sea como sea, hoy vamos a hablar del que estaba destinado a ser el auténtico debut de Diamond Head, porque verán: Lightning The Nations no salió al mundo como álbum de estudio realmente, lo hizo como una especie de demo o “disco promocional” si se puede llamar así; para allanarle el terreno a este Borrowed Time del que precisamente vamos a hablar hoy. ¿Qué sucedió? Que mientras el cutre e imperfectamente perfecto Lightning The Nations triunfaba y era aclamado por la crítica de manera unánime, la llegada de Borrowed Time (1982) no tuvo una acogida tan calurosa. Y esto se debe a algo bastante irónico: Diamond Head se habían perfeccionado; se habían vuelto más meticulosos con las composiciones, con el trabajo de producción y sonido y además, el bueno de Sean Harris (el cantante de la etapa clásica de los Diamond) había mejorado claramente su técnica vocal del Lightning a este Borrowed Time.

Sí… es irónico todo esto, lo sabemos todos pero… del mismo modo somos conscientes de que es algo muy común en el metal el perder la identidad o el interés del fan precisamente por “mejorar como músicos” ¿no? Parece que a veces el refinamiento mata el genio y la autenticidad en determinadas bandas o trabajos. Pero bueno. Mejor recordar llegados a este punto que este Borrowed Time está lejos de ser un fiasco o un coñazo; simplemente no tiene el nervio de su antecesor. Aquí Diamond Head conservan sus melodías y estructuras elaboradas marca de la casa. Suenan perfectamente comparables a como lo hicieron dos años antes, solo cambia el nivel de refinamiento. Tan simple como eso.

Hay que entenderlo. Harris estaba en pleno perfeccionamiento de su canto, el Lightning The Nations resultaba demasiado sucio para ellos y… al fin habían conseguido el apoyo de un sello sólido (MCA Records); es normal volverse algo más exquisito. Por estas cosas, Borrowed Time es un álbum usualmente despreciado por el personal. Y si a eso le sumas que por encima van los tipos y re-graban dos de sus clásicos (Am I Evil? y Lightning the Nations)… es ya para amenazarles con el periódico de los domingos. Insisto en que este Borrowed Time no es un fracaso pero es que estaba tan putamente cerca de ser otro gran pilar de la NWOBHM que… siempre va a escocer un poco, right?

Empecemos por In the Heat of the Night, donde Diamond Head se marcan un arranque muy a medio tiempo, tratando de enganchar por medio del feeling y no de la garra o la fuerza. Es buen track, caracterizado por los arpegios y los buenos solos. To Heaven from Hell parece querer acercarse al hard americano recordando incluso a Van Halen, al menos la primera mitad… ya que la segunda ya toma tintes más heavy-británicas. Pero ¿qué pasa? Que falta distorsión y un poco más de guarrería en esas guitarras, porque sobre el papel sus partituras son excelentes… pero eso falta. Call Me continúa con el ritmo de medio tiempo y el poso rockero, además metiendo picardía a tope; cosa que a mí al menos personalmente no me hace gracia alguna. Finalmente rematando la cara A del LP tenemos la revisión de Lightning the Nations, que nos demuestra de manera más obvia que siguiendo las mismas los británicos pierden en empaque y ganan en pulcritud. También es interesante ver cómo cambia el enfoque de Harris en las voces sobre Lightning the Nations, lo que se llegó a refinar de un disco a otro.

Borrowed Time estrena la cara B de una manera no muy distinta a la de In the Heat of the Night, no se me ocurre manera más exacta de exponerlo. Tenemos entre manos otra excelente canción plagada de detallitos, jugueteos de guitarra, bajo versátil, acelerones y frenazos de batería… mucha miga. Don't You Ever Leave Me nos aporta otra canción sobre “faldas”, aunque con algo más de clase que Call Me, llegando a marcarse cerca de su desenlace un blues de lo más plácido. También es interesante añadir que se notan influencias Led Zeppelin, tanto aquí como en la canción Borrowed Time. El álbum cierra con la regrabación de Am I Evil?, que… joder, tenga o no producción sucia siempre va a tener un halo especial de pesadez, maldad y poderío. Me gusta mucho como queda aquí aunque le falta algo de fuerza a la sección de tapping de la introducción.

Como se ve, Diamond Head en absoluto bajaron la guardia para cuando decidieron sacar adelante el Borrowed Time; de hecho todo lo contrario: pusieron mucha dedicación para él. Solo hace falta ver la mágica portada con el príncipe Elric para darse cuenta de que Brian Tatler y cía iban totalmente en serio. Es (una vez más) irónico que con semejante elaboración decidiesen poner dos canciones del Lightning The Nations (por muy grandes que sean) en lugar de tratar de aportar un disco completamente nuevo. Se entiende por lo de que para ellos en su momento ESTE era el verdadero debut y no querían dejar fuera dos de sus mejores himnos jamás creados. Pero siendo realistas… con la autonomía que tuvo finalmente el diamante de 1980, quizás habría sido lo mejor que renunciasen a regrabar esas piezas y metieran otras en su lugar. La sensación fue de pérdida de fuerza y de aporte escaso de música nueva sobre la mesa (cinco canciones solo).

Aun así y con todo lo expuesto en este ladrillazo, Borrowed Time sigue siendo un trabajo notable, no exento de defectos obvios pero igualmente refinado, ordenado, musicalmente excelente y cargado de feeling. Lo cierto es que no sé de qué modo puntuar este trabajo y eso me hace sentir estúpido que te cagas. Objetivamente me parece un álbum muy bien acabado y agradable, le pondré tres medio-altos y un 6,5. Para los que disfrutan del heavy metal en sus facetas más melódicas.

Sean Harris: voz y composición.
Brian Tatler: guitarras y composición.
Colin Kimberley: bajo.
Duncan Scott: batería.

Sello
MCA Records