Darkthrone - Old Star

Enviado por MetalPriest el Vie, 31/05/2019 - 12:11
1004

1. I Muffle Your Inner Choir
2. The Hardship of the Scots
3. Old Star
4. Alp Man
5. Duke of Gloat
6. The Key Is Inside the Wall

Darkthrone continúan alargando su legado y compromiso para con sus fans. Así de conciso quiero ser desde un comienzo. En el devenir de los últimos veinte años, Nocturno y Fenriz lucharon por evolucionar como banda sin encasillarse en el Black Metal de corte más noruego. En este tiempo se metieron en terrenos más Crust, en otras ocasiones por otros más Black Metal de primera oleada, a veces más Heavy-Speed… Darkthrone parecían estar como perdidos, pero la realidad es que en cada uno de sus virajes demostraron conservar la identidad, la actitud y la naturalidad en su música. Pudieron sacar discos más acertados… y otros más olvidables. Los que le gustan a Fulano, o los que le apasionan a Mengano (que no vienen siendo los mismos). Pero pasa una cosa, que a estas alturas, yo no me esperaba nada por encima de “un disco notable más de Darkthrone”… y fíjate tú, que parece que los dos vikingos estos han puesto la mesa patas arriba como hacía tiempo que no lo hacían.

Cuando llegó Arctic Thunder, yo personalmente tuve una sensación agridulce: amarga porque no me acababa de matar la composición, y dulce, porque Darkthrone parecían abrazar un poco más el Black Metal. Ahora, con la venida de Old Star, yo ya no sé qué esperar de esta gente. Parecía que los teníamos calados, que sabíamos hasta donde eran capaces de llegar ¿right? Pero ¿No van ellos con sus santos cojones y nos traen semejante opus tallada en pedrusconio? Hay que tener todavía mucha sabia por exprimir si a estas alturas, tras más de treinta años y diecisiete discos sacados, son capaces de cascarse algo como Old Star.

¿Que qué nos traen ahora Darkthrone a alturas de 2019? Pues a ellos mismos, los de siempre… pero en su faceta más trve; mestizado lo mejor de su Black Metal con el metal extremo marca de la casa Hellhammer / Celtic Frost / Triptykon. Los tipos siempre demostraron tener ramalazos deudores de Tom G. Warrior, pero de un tiempo a esta parte, la cosa se fue evidenciando hasta que en este momento, la cosa estalla por todas partes. Así veo el Old Star. Aunque eso sí: No puedo restar protagonismo al Black Metal noruego que también ejecutan a lo largo del cedé. Porque no creáis que se limitan a solo evocar lo que hacían las huestes suizas décadas antes, no… Aquí Darkthrone se abren paso con autosuficiencia a pesar de las claras influencias (de hecho, confesas tanto por Nocturno como por Fenriz). Aquí Darkthrone suenan también mucho más doomicos, pesados y mastodónticos que nunca, dejando entrever también influencias del Heavy/Doom que forjaron Black Sabbath medio siglo ha. Suenan… sencillamente a metal extremo de los ochenta. A Black de primera oleada si se quiere, del de mejor factura… de ese que no necesita correr para alcanzarte y vapulearte, sino que se basta con su presencia para acorralarte y darte lo tuyo.

Es impresionante el cómo, sabiendo de antemano por dónde van a ir los tiros en este álbum, lo que invade al oyente al escuchar este Old Star sea la sorpresa. Porque… es un álbum coherente, pero nadie lo esperaba así. Creo que nunca oí a Fenriz tan putamente ochentero en las baterías, tan… "stadium sound". Mira que Gylve siempre demostró admiración por el sonido de las baterías de los años setenta, pero en esta ocasión le sale tocar y SONAR a “ochentas”. Entre eso, la mejora en producción, el casi omnipresente doom a lo largo del álbum y el cambio de canto de Nocturno (para mejor)… pues sí: sorprende gratamente.

Mismamente Duke of Gloat. Decidme si no es lo más Black Metal que han compuesto en quince años. Es que cuando parece que no podían sonar más épicos, cerca del minuto cuatro se marcan un pedazo pasaje cuasi digno de los más inspirados Immortal. Otro buen ejemplo: La opening I Muffle Your Inner Choir, que viene haciendo una perfecta mezcla entre los Darkthrone del Ravishing Grimness con los Candlemass de los ochenta. The Hardship Of The Scots, el primer adelanto del Old Star, se termina de erigir como otro de los monolitos del pack. Es una canción repleta de detalles, magia, misterio y muy buenos riffs. No le sobra ni le falta nada. Y… destaco estas tres canciones simplemente por ser mis favoritas del álbum, pero no creáis que hay algún fragmento de música por debajo de lo notable en este Old Star. Podría desgajar más detalles de otras canciones, pero no. Ya tocará ponerse pesado otro día.

Lo que quiero es que el concepto quede claro: Estamos ante uno de los mayores éxitos de la banda en veinte años. Más incluso. Y con “éxitos”, me refiero obviamente a lo estrictamente musical. Con Darkthrone no importan las ventas ni los premios. Importa la reputación y el culto al sonido old-school. Y… se conoce que nos noruegos están inspirados. Da gusto verlos tan en buena forma agregando un disco tan fresco y redondo a su ya dilatada discografía. Siguen siendo los mismos después de todos estos años y siguen consagrándose a lo mismo. Con variables inclinaciones musicales, cierto… pero siempre con su sonido y sello inconfundibles. Y eso parece que ni la edad ni el cansancio nos lo van a arrebatar, al menos de momento.

Sobran las palabras con este álbum a estas alturas de la reseña, ¿no? Cuatro cuernos medios para Old Star, un 8,25. Toda una sorpresa a estas alturas de la vida. Claramente este 2019 es el año de las sorpresas. De las gratas, insisto.

Fenriz: batería, bajo, guitarras adicionales y letras.
Nocturno Culto: voz, guitarras y bajo.

Sello
Peaceville Records