Darkened Nocturn Slaughtercult - Mardom

Enviado por MetalPriest el Vie, 12/03/2021 - 14:38
4731

1. Inception of Atemporal Transition
2. Mardom - echo zmory
3. A Sweven Most Devout
4. T.O.W.D.A.T.H.A.B.T.E.
5. A Beseechment Twofold
6. Exaudi Domine
7. The Boundless Beast
8. Widma
9. Imperishable Soulless Gown
10. The Sphere

Darkened Nocturn Slaught es una de esas bandas que llevan más de veinte años atronando en el panorama del Black Metal europeo y de las que se presentan como supremas herederas de las obras perpetradas por las hordas noruegas a inicios-mediados de los noventa. A esta agrupación germana comandada por una mujer polaca (manda huevos), la conocí cuando precisamente se hizo famosa otra agrupación de “Black Metal” (nótese las comillas) completamente antitética llamada Myrkur. Por aquel entonces la banda de Amalie Bruun se estaba popularizando de manera estratosférica y los círculos del Black Metal más puristas no tardaron en lanzar una enorme campaña de desprecio hacia la artista danesa, ejemplificando (ante las acusaciones de machismo de esta) a auténticas valkirias y hechiceras dentro del género como es el caso de Onielar y sus Darkened Nocturn Slaughtercult. Ahí, a alturas de 2015 ya tuve una constancia sobre lo que eran estas gentes y su capacidad para atronar.

Sea como fuere, no fue hasta varios años después cuando cobré interés por esta agrupación (a día de hoy íntimamente relacionada con Bethlehem). Y es que Darkened Nocturn Slaughtercult (o DNS) son una propuesta que uno debe abordar una vez tiene aburridos y réquete-manoseados los clásicos de gentes como Mayhem, Immortal, Gorgoroth o los suecos Marduk (por ejemplo). Son de esa raza de agrupaciones que rechazan reinvenciones, nuevas aperturas a horizontes lejanos al más tradicional Black Metal y que se centran única y exclusivamente en crear su propia visión de la escena de los noventa. No hace falta irse más allá en el tiempo ni coquetear con experimentos fuera de lugar. De hecho tanto es así que DNS insisten en sus entrevistas en referirse a sus álbumes de estudio como capítulos, siendo este sexto titulado Mardum (2019, War Anthem Records) su más reciente a alturas del 2021 en el que estamos.

Por ahí no habrá necio alguno que conozca de antes a la banda y que esté intentando buscar un nuevo enfoque en la nueva obra de estos teutones. Básicamente porque eso jamás ha sucedido y, según palabras de sus miembros jamás va a suceder. Repito: DNS pertenecen a esa estirpe de agrupaciones que se niegan en rotundo a evolucionar musicalmente y, lo único que aportan es quizás algo de madurez extra de un lanzamiento a otro. No tienen intereses contractuales en sacar discos con determinada frecuencia ni tampoco en acomodarse a las exigencias de sello alguno. Onielar, Velnias y cía hacen lo que hacen por puro gusto y reverencia a lo que fue el Black Metal de la década de oro. El de segunda ola.

Y… si bien DNS llevaban desde 2013 sin sacar un larga-duración, la espera se hizo merecer con un decálogo estruendoso rebosante de crudeza, actitud y e inmisericordia. Desde un comienzo cuando el álbum arranca con Inception Of Atemporal Transition / Mardom - Echo Zmory (cantado en polaco) se puede certificar que los germanos vuelven cargados de mala hostia, vileza y un ocultismo corrosivo. Esa carcajada de bruja seguida de suspiro asmático propinado por Onielar inquieta hasta al más pintado y aclimata para lo que está por venir, que son cuarenta y pico minutos de Black Metal puro, cortante, noruego y lo más importante: tan de calidad como sincero. Si te van álbumes como Pure Holocaust, De Misteriis Dom Sathanas, Antichrist o Panzer Division, está claro que el Mardom de Darkened Nocturn Slaughtercult son tu medicina, porque este cuarteto de salvajes tienen los recursos suficientes como para derrotar a más de una banda clásica consagrada. Y con sus propias armas y en su propio campo.

The Boundless Beast con sus dejes mágicos y reminiscencias de cosas como los primeros Satyricon o Burzum podría ser un buen indicador de lo que nos depara Mardom. También A Sweven Most Devout que podría ser sobrina (o hija) de From The Dark Past de Mayhem… o Exaudi Domine, que también tiene su escuela en la obra de Euronymous. Y… así con todo el catálogo, porque algo parecido podría decirse con Imperishable Soulless Gown (mucho Satyricon e Immortal). Todo lo que despiden aquí DNS con su Mardom es una consecución de piezas crudas, orgullosas y poderosas que demuestran el fantástico estado de forma de sus miembros y su sempiterno gusto por lo tradicional.

Sobre aspectos más técnicos como el trabajo de producción o diseño, pocas pegas se pueden emitir, porque Darkened Nocturn Slaughtercult mantienen en la mesa de sonido a Armin Rave como productor desde su demo del ’99, quien siempre supo mantener un ambiente natural en los instrumentos, un buen equilibrio entre ellos y esa dosis de suciedad y filo que desde siempre ha caracterizado esta raza de música. La portada sigue “anclada” en el blanco y negro con esa imaginería tan típica de la banda; en el caso de este Mardom con un incremento de elementos simbólicos y detalles por cortesía de Thorny (Cynthia Meier-Dusol).

Tranquilamente podría ser el mejor o uno de los mejores lanzamientos de Darkened Nocturn Slaughtercult. Ahí… depende de cada quien, porque sin ir más lejos yo me quedo con el Hora Nocturna. Pero eso sí: Queda bastante claro que el material que nos traemos entre manos tiene peligro.

Cuatro cuernos medios. 8,25.

Adversarius: bajo.
Onielar: voz y guitarras.
Velnias: guitarras.
Horrn: batería.

Sello
War Anthem Records