Crucifixion - Take It Or Leave It

Enviado por Kaleidoscope el Sáb, 06/01/2018 - 06:48
4077

1. Take It or Leave It (03:13)
2. On the Run (02:58)

Full Single

La NWOBHM fue un movimiento masivo y vital para el desarrollo del Metal. Sin grupos como RAVEN o DIAMOND HEAD posiblemente no tendríamos unos METALLICA y, por tanto, el Thrash no hubiese nacido o no hubiese sido lo mismo, sin VENOM no tendríamos ni HELLHAMMER o BATHORY, por consecuente, nada de Metal Extremo y sin grupos como IRON MAIDEN, pffff ¿Hace falta decir algo?

El movimiento británico fue muy prolífico, pero no solo de IRON MAIDEN se vive, hubo otras grandes bandas de alto nivel que gozaron de casi nula fama o no alcanzaron el éxito merecido, siendo tal vez el caso más injusto los enormes ANGEL WITCH, banda que sacó un debut a la altura de cualquier obra magna de IRON MAIDEN y que fueron uno de los primeros o los primeros que introdujeron letras apocalípticas y ocultistas de una manera tan directa que luego sería característica en el metal. Otros grupos como DEMON, PRAYING MANTIS, QUARTZ, CLOVEN HOOF, WITCHFYNDE, WITHFINDER GENERAL, JAGUAR, SATAN, TANK, BLITZKRIEG, entre otros, demostraron gran calidad, pero jamás fueron valorados como era debido. Con la NWOBHM pasa algo curioso: todo el mundo sabe de ella, mas son pocos los que realmente se adentran, siendo prácticamente IRON MAIDEN, el único nombre realmente conocido de dicho movimiento. Después hay otros grupos menos menores, menos conocidos aún como DAMASCUS, BITCHES SIN, SOLDIER, WHITE SPIRIT o CRUCIFIXION que, sin ser malos grupos, no destacaron realmente en nada para llegar a la cima, pero igualmente resultan mega-disfrutables para el friki desquiciado que ama las sonoridades de la bendita y sagrada NWOBHM que tanto oro dio y tan pocos saben su valor.

Hoy toca rescatar a la recóndita banda CRUCIFIXION. Se formaron en 1979 y publicaron escaso material, pero lo poco que hay es bastante bueno; dos singles, una demo y un EP fue lo único que dio CRUCIFIXION al mundo.
“Take It Or Leave It” se titula su segundo single. Se presenta con una portada simplista, pero que ha sabido envejecer a diferencia de la carátula de “Green Eyes”, por ejemplo.

La música es energética, veloz, con su aire optimista, típico de la NWOBHM. CRUCIFIXION combinan la rapidez cortante de unos RAVEN con el vigor de DIAMOND HEAD y por supuesto, la influencia omnipresente IRON MAIDEN.

Se abre el telón con “Take It Or Leave It”: un riff de apertura 100% británico golpea contundentemente, transmitiendo una vivacidad tremenda. A continuación, entra Glyn Morgan con una alarido áspero y potente, su voz queda a medio camino entre una voz rasposa gritada y una más limpia. Un tema arquetípico con coros pegajosos y saltarines, un riff central con punteos dinámicos, una batería velocista y una voz de gran brío. Siempre está presente ese deje rockero/Hard rockero que da el toque justo añejo que hace entrañable a este single.

“On The Run” empieza con un riff con notables dejes de IRON MAIDEN; hay cierto tufo Punk que, inevitablemente, recuerda a los IRON MADEN de Paul Di´Anno. Personalmente este es mi tema favorito del material. No es un tema que sobresalga por su innovación u originalidad, pero decir que le veo alguna pega sería una farsa. Heavy Metal 100% efectivo, sin más pretensiones. Te-ma-zo.

“Take It Or Leave It” no te cambiará la vida, tampoco podría considerarlo como un imprescindible, mas si te gusta el Heavy Metal recomiendo encarecidamente que le eches una oída, total, son apenas seis minutos y si te medio gusta la cosa les aseguro que no van a dejar de pincharlo como unos maníacos drogadictos con una jeringa y cuchara a mano, inyectándose en vena METAL.

Para los auténticos freaks de la NWOBHM y para los que no lo sean ¡También!

Cosecha del olvidado y mítico sello Neat Records.

Puntuación: 7.0

Glyn Morgan: Voz, Guitarras (líder)
Pete Morgan: Guitarras (rítimica)
Chris Mann: Bajo, Voz (apoyo)
Geoff Ford: Batería

Sello
Neat Records