Burzum - From The Depths Of Darkness

Enviado por Metzger el Sáb, 21/01/2012 - 05:08
420

1. The Coming (Introduction) (0:25)
2. Feeble Screams from Forests Unknown (7:48)
3. Sassu Wunnu (Introduction) (0:44)
4. Ea, Lord of the Depths (5:23)
5. Spell of Destruction (6:47)
6. A Lost Forgotten Sad Spirit (11:30)
7. My Journey to the Stars (7:51)
8. Call of the Siren (Introduction) (2:00)
9. Key to the Gate (5:14)
10. Turn the Sign of the Microcosm (Snu Mikrokosmos' Tegn) (9:50)
11. Channeling the Power of Minds into a New God (4:56)

Hace algunos meses ya, yendo por la red en busca de buena música para escuchar, me encontré la noticia…”Nuevo álbum de Burzum: From The Depths Of Darkness”. Qué era esto? Sólo hacían unos meses desde el estreno de su álbum “Fallen”, que tan buenos (e inquietantes) momentos me ha dado. Aunque claro, Varg Vikernes nunca ha sido muy inclinado a publicitar sus álbumes.

Indagando un poco más descubrí que era una suerte de álbum recopilatorio, que mostraba regrabadas algunas canciones de sus viejos discos, “Burzum” y “Det Som Engang Var”. El autor explicaba que lo hacía para poder escuchar aquellos temas como él los había imaginado en los 90’s, con la idea original.

Al llegar a ese punto, entró en mí la duda. Si bien el reciente álbum me había dejado un grato sabor, la palabra “regrabado”…hum. Y encima los dos primeros álbumes…parte de la magia de aquella obra titulada “Burzum” estaba en la espontaneidad de su sonido, en sus errores que lo hacen un trabajo entrañable y mágico. Por otra parte, la creciente habilidad técnica de Vikernes quizás depararía una grata sorpresa…aunque las dudas prevalecían.

Con aquellos pequeños prejuicios me dispuse a bucear con escafandra en la red, leyendo de paso las opiniones de los seguidores, que parecían bastante escépticos ante la noticia. Hasta encontrar recompensa a mi búsqueda: Once temas, con la sorpresa de nuevas intros, el detalle de que las nuevas versiones tienen más metraje que las viejas, y algunos cambios a los nombres de las canciones, me parecían otra vez malos augurios...aunque seguía esperando equivocarme.

La portada juega a favor del álbum con aquel concepto de “viaje” al pasado, aquella figura encapuchada saliendo de las puertas aquellas de “Det Som Engang Var”, una remembranza a lo que “una vez fue”. Buen incentivo que calma un poco la ansiedad. Veamos que ha hecho esta vez el noruego.

Parte el disco con “The Coming”, una corta intro que parece sacada de una película de terror, que continuará con “Feeble Screams From Forests Unknown”. Y aquí empieza a confirmar mis temores…la voz actual de Vikernes no le hace justicia al tema, si bien el sonido es mucho más pulcro y acompasado, pequeños detalles como aquel ruido extraño al principio se extrañan…quizás demasiado amor por lo viejo no? Dentro de todo, ha sido una buena canción.

Sigue “Sassu Wannu”, otra intro corta con olor a…orcos? Eso, o alguna vieja cinta de algún tipo medio endemoniado. No llama mucho la atención, pese a todo, y no calza precisamente bien con el tema que le secunda “Ea, Lord Of The Depths” (quizá la revancha por aquella falla en el título original). Aquí sí suena más que decente la nueva versión, más veloz y agresiva, llegando casi a convencerme de estar a un nivel superior a la original. La voz sigue sin convencerme mucho, pero qué diablos, si sólo van 2 temas como es debido. Sigamos.

Turno de “Spell of Destruction”, que suena resultona y bastante fiel a la original, sonando casi casi igual, como si tan sólo le hubiesen tomado y quitado el polvo de encima. Aquellos alaridos que comienzan en el minuto 4:55 suenan menos desesperados que en su versión original, pero sí mucho más...vomitivos, por decirlo de alguna forma. Buena sin más, cumplidora.

La nueva versión de “A Lost Forgotten Sad Spirit”, tiene más duración que las 2 versiones anteriores, y va mejor definida, no hay mucho que reseñar de ella, ya que sigue fiel a la esencia original del tema, o similar.

“My Journey To The Stars” me tomó por sorpresa. El disco iba bastante bien, aunque no para echar cohetes, aún considerando que es un recopilatorio, pero en éste tema…uff.

Si bien se aprecia mucho la mejora del sonido, aquellas extensiones sin sentido, las guitarras tan pulcras, y la voz tan contenida…aquello funcionó para su material nuevo, Mr. Vikernes, no para aquellos temazos brutales e inmortales que parió en los primeros 90’s. Y menos para este clásico…el aura triste y desesperada del tema se pierde por completo, si bien no es una completa basura, claro que no, pero pierde del todo su esencia, al contrario de las canciones anteriores.

Ya para comenzar a cerrar el disco, aparece “Call Of The Siren”. Algo así como un “B-Side” de “Den Onde Kysten”, que sirve de apertura para un clásico de clásicos en el repertorio de Burzum: “Key To The Gate”.
Y aquí sí sentí una buena dosis de decepción. Un riff ultra-acelerado, las vocales más lentas que la música, sonando desacopladas, fuera de lugar. Vamos, que la esencia del tema no estaba por ninguna parte.

Por suerte, hacia el minuto 2:13 la canción se recupera, entrando unos brutos arpegios y dando oportunidad a Vikernes de retomar un poco mejor las vocales antes del solo, que se me hace desabrido en comparación al original, sin sentimiento. Aunque debo reconocer que aquel “One Day” hacia el final del minuto 3 suena estremecedor.

Continúa la nueva versión de “Snu Mikrocosmos Tegn”, con el nombre de “Turn the Sign of the Microcosmos”. Quizás una de las pocas canciones de Burzum que jamás me gustaron y que realmente, no aprecié mucho ni en su momento ni ahora, en esta nueva versión, así que mucho no puedo opinar de ella.

Y cerrando, aparece la instrumental “Channeling The Power Of Minds Into a New God”. Esta vez no son sintetizadores los que suenan, sino guitarras armonizadas, que se cruzan…en mi opinión una pobre resolución del tema, siempre en comparación al original. Final bastante aburrido para un disco a decir verdad, mediocre.

Entré a escuchar este recopilatorio con algo de esperanza y algo de recelo y salí bastante decepcionado. Quiero decir, sinceramente Varg quería sonar así en sus discos? Así de correcto, así de plano? Sinceramente no lo creo, aunque claro, los músicos son los dueños de sus obras, cada cual hace lo que cree conveniente.

Mucho del espíritu avasallador y depresivo de sus primeros álbumes se pierden, en pos de una mejor técnica y producción. Al ser un álbum recopilatorio, tampoco se puede esperar aquella clásica estructura de trance, común en los álbumes de Burzum. Resumiendo, a mí me pareció una obra sosa, que corrompió bastante los viejos temas clásicos de la banda. Aunque claro, se agradece que no haya tocado temas como “The Crying Orc” o “Han Som Reiste”.

Dos cuernos, casi casi tres para este trabajo que me pareció, si bien más pulcro que las versiones originales, muy plano y desabrido. Para hacerle justicia, este disco salió de las sesiones de “Fallen”, en 2010, así que no se puede hablar mucho de falta de creatividad en Burzum, como querían creer algunos. Será, escucharé un poco “Det Som Engang Var” para quitarme un poco el tedio de encima.

Varg Vikernes: Guitarras, bajo, batería, voz.

Sello
Byelobog