Bonfire - Fire Works

Enviado por jonerstoner el Mié, 09/05/2012 - 14:17
1139

1. Ready 4 Reaction
2. Never Mind
3. Sleeping all alone
4. Champion
5. Don’t get me wrong
6. Sweet Obsession
7. Rock me Now
8. American Nights
9. Fantasy
10.Give it a try

1987 baby!!! Ah! Qué gran año amigos del Portal. En este 2012 se cumple el 25 aniversario de discos tan potentes como "Appetite for Destruction", "Electric", "The Joshua Tree", "Hysteria", "Permanent Vacation" o ese emblemático "1987" de los "nuevos" Whitesnake.

Supongo que poco se imaginaba el guitarrista Hans Ziller desde la ciudad alemana de Ingolstadt cuando formó en los años 70 su banda Cacumen, que en ese 1987 viajaría a North Hollywood, California, con su nueva banda Bonfire a grabar un potente disco de Hard-Rock/Heavy-Metal bajo el mando de su paisano Michael Wagener, gurú de las mesas de sonido en el metal angelino de los 80 (Dokken, Crüe, Metallica, Megadeth, Skid Row, Ozzy...)

Fire Works es el segundo disco de Bonfire. Una banda de Heavy melódico alemán liderada por el guitarrista Hans Ziller y representada por el carismático cantante Claus Lessmann, un tío, que sin ser un estupendo cantante, otorga a las canciones carisma, feeling y garra alemana. Ese acento alemán que tan bien queda en el heavy metal cantado en inglés y que tan buena aceptación suele tener. (Por qué no pasará lo mismo con grupos españoles que cantan en inglés?)

Cierto es que los Bonfire en recientes entrevistas recuerdan lo grandes que eran en Europa y como al viajar a Los Angeles se convirtieron en un grupo más de los cientos que tocaban cada semana en algún garito de Sunset Strip. Recordad la de grupos y grupillos que se querían hacer un hueco en la industria que tan bien retrataba aquel estupendo rockumental llamado The Decline of Western Civilization.

Pero vayamos al disquito de marras. Un estupendo trabajo de Heavy melódico perfectamente producido y bien interpretado. Apunto también que Bonfire en este disco no contaba con batería fijo en el grupo y para este disco se contó con el fantástico Ken Mary (House of Lords, Impelliteri, Alice Cooper).

El disco se abre con una enérgica Ready 4 Reaction demostrando las mejores armas del grupo, fuerza y melodía a partes iguales, la voz de Lessmann y un buen trabajo de guitarras de Ziller. Never Mind contiene un gran inicio con ese bajo y esos harmónicos bien heavys que se van repetiendo en partes del tema. Se muestra contundente en las estrofas para desembocar en un estribillo melódico que combina perfectamente. Los teclados de Martin Ernst también ayudan a la atmósfera del temita. Fantástico esa intro al solo con el tapping de Ziller y la batería de Mary. De lo mejor del disco.

Después de estos dos pelotazos bajamos revoluciones con Sleeping at Alone, de formas más AOR, y es que en la composición co-escribe Jack Ponti, una especie de Desmond Child, es decir, un productor-fabrica-hits de esos que te ponían la discográfica a tu servicio. Volvemos a tesituras más heavy metal con la siguiente Champion, dejad que los chicos de Ingolstadt compongan solitos hombre!! Para cerrar la primera cara del disco una estupenda Don't Get Me wrong de sabor a Dokken, me juego unas cervezas a que Jeff Pilson toca el bajo o hace coros ahí, me escama verle en la pequeña lista de Extra Special Thanks del disco.

Y para abrir la segunda cara del disco tenemos la colaboración en la composición de Joe Lynn Turner (otro que sale en las Extra Special Thanks). Sweet Obsession es otro tema bastante melódico, que manía con querer ablandar a los alemanes. Con todo, es un buen tema hard AOR. Interesante ese final relajado que enlaza directamente con la siguiente Rock me Now donde efectivamente los chicos de Bonfire rockean más.

Imaginaos por un momento que sois una banda famosilla en vuestro país en 1987 y de repente la discográfica os paga la grabación en Hollywood de vuestro siguiente disco. Imposible no salir de marcha flipando en colores. De ahí la chorrada de American Nights, una canción muy tonta pero que se entiende perfectamente en ese contexto, verdad? El disco recupera el pulso perdido momentáneamente con Fantasy. Elegante ejercicio de hard rock americano de la época (esos Dokken planeando de nuevo). Otra de las mejores del disco. Y para cerrarlo Give it a Try. Sí amigos, estaba claro que no podía faltar la power-ballad de turno, aunque esta no pasará a la historia del rock'n'roll.

Muy potente y agradable disco de los Bonfire, para algunos el mejor de su discografía. Un humilde servidor se decanta por el siguiente Point Blank así que le otorgaremos tres cuernos, bien altos y majos, y me reservo ese cuarto para el siguiente trabajo reseñado también aquí en el Portal.

Claus Lessmann: Voz y coros
Hans Ziller: Guitarras, rítmicas, solistas y acústicas. Coros
Horst Maier-Thorn: Guitarra rítmica y coros
Joerg Deisinger: Bajo y coros

Ken Mary: Batería
Martin Ernst: Teclados

Sello
MSA records