Blaze Bayley - The King of Metal

Enviado por Hawkmoon el Mar, 15/05/2012 - 21:57
1579

1. The King Of Metal
2. Dimebag
3. The Black Country
4. The Rainbow Fades to Black
5. Fate
6. One More Step
7. Fighter
8. Judge Me
9. Difficult
10. Beginning

Blaze Bayley no se rinde. Nunca lo hará. No sirve para ello.

Visto lo visto, llevando más de una década en plan solista, parece ser que el ex-Iron Maiden (y ex-Wolfsbane) tiene una batería de larga duración. Nada le afecta, puede lidiar con todo. Eso sí que es un metalero, cagoentó.

Le echaron de Iron Maiden, el combo de sus sueños, después de pasar por el reino de Steve Harris con más pena que gloria. Su propio proyecto musical, pese a valer, pese a tener calidad, no pasó el visto bueno, fue bastante ignorado por la parroquia metálica. Su mujer, el ser en el que siempre se apoyó, una de las razones de su existencia, ala, se muere. Jodienda total. Llueve sobre Blaze. Siempre llueve sobre Blaze.

Una conjunción extraña de los acontecimientos siempre ha puesto a la voz de "Sign of the Cross" en el ojo del huracán. Pero para nada. Parece que graba algo que le hará subir enteros, algo que le hará ganar el estatus que el británico lleva años persiguiendo, cuando, al final, zas, el trabajo a presentar, sea bueno, tremendo o mega-molón, pasa más desapercibido que Brett Michaels en la mansión Playboy. Blaze no lidia con la buena suerte. Eso es seguro. No la conoce. Ni de lejos, pobrete. Pero tiene un arma oculta: el tesón. Toneladas, macho.

Voces en contra, diatribas de lo más fieras, la sombra, alargadísima, de Bruce Dickinson, el aura de perdedor, de tipo segundón, las pobres ventas, los shows medio vacíos. Contra todo eso lucha Blaze. Y aún sigue, al pie del cañón, sin melenas ya, más gordete que nunca (en plan Di'Anno total), y presentando "The King Of Metal", su continuación a aquel oscuro "Promise and Terror" del 2010.

No sé si Blaze merece el apelativo de "Rey del Metal" (el puesto se lo dejaremos a otros entes, caso de Mr. Halford, Bruce Dickinson, Ronnie James Dio, Eric Adams, Udo, David Vincent, Lemmy o Chuck Schuldiner), pero sí sé, y de buena mano, pues conozco su obra enteríta, que el mendas se deja la piel, la garganta, el alma y los cojones en lo que hace. Y más que mucho gurú. Un auténtico soldado del Heavy Metal. Un peón de obra, bien sudado, esforzado a más no poder, que por cuatro miserables monedas muere por su pasión.

Reyes, reinas, elfos, guerreros, magos, dragones, rameras medievales, fans de Wolfsbane y de Iron Maiden (era "X Factor" y "Virtual XI"). Todos están invitados a vivir "The King Of Metal". Tú, obvio, también.

Lo primero, la portada. Simplona pero efectiva. Blaze nunca ha dado tanto miedo. Su calvorota brillante (cicatrizón incluidote) y su mirada de "estoy hasta los cojones de los fans de Bruce Dickinson, de mi mala suerte" me enrollan. Blaze está hasta arriba. Nunca será un mindundis, un músico mediocre, pero se le trata como tal. La corona de espinas, a lo Cristo, ya es la guinda. Un mártir. Así se ve Blaze. Más que "The King of Metal" Blaze es "The Martyr of Metal". Le va más. Tanto sufrir no debe ser bueno. Se te agría mucho el carácter. Y te quedas calvo.

Bueno, sin más, a darle cerilla al discote. Las patillas de Blaze nos esperan.

La primera en sonar: "The King of Metal". Sí, colega. Primer track y Blaze ya nos mete en situación. Y de la buena. Riffeo rapidote, bien denso, con sus baterías potentorras, marcándolo todo, no dejando surcos, ningún lugar por el que escape la luz. Sonido de calidad y buen cabalgar. Blaze no se complica la vida. La onda me recuerda a aquel magnífico temilla de su debut, "The Brave", algo menos cañero, pero, quizás, con un poso más maduro, más solemne. Blaze ya no es un treintañero salvaje. Cicatrices eternas cubren su alma, nene. La energía desbocada deja paso a la madurez. Eso sí, no te asustes. Blaze sigue martilleando, sigue durote, bien metálico.

"Dimebag", tributillo (en forma de baladita movida y férrea) al inmortal seis cuerdas de Pantera (al que conoció en 1998) y la groovie "The Black Country", nos llevan ante la sorpresa del disco: "The Rainbow Fades to Black", una composición en la que la banda, y sobretodo Blaze, se esmeran por sonar a lo Dio. Impecable recuerdo al elfo más entrañable que ha dado el reino del Heavy Metal. Una inspiración para todos y, se quiera ver o no, también para Blaze. Un maestro caído al que nadie olvidará jamás.

"Fate" (con un excelente trabajo de los seis cuerdas), la setentera e intimista "One More Step", la maidenesca "Fighter" (sobretodo a partir del minuto 4.00) y "Judge Me", oscurota y hardrockera, dónde, a veces, Blaze suena a David Bowie, son composiciones logradas. No entregan nada nuevo al panorama metálico, desde luego. Pero contienen belleza, emoción, la voz de Blaze, que ya no está en su mejor momento, aún sabe emocionar, aún sabe darte de lleno. ¿Invento mediocre? Para nada. ¿Un nuevo "The X Factor"? Anda, duerme un rato. Blaze no nos escupe una magna maravilla de cara a marcar su paso de vocalista melenudo a vocalista calvo. Se conforma con servirnos un buen plato rockero-metálico, muy potente, ideal para el fan de Wolfsbane (más que para el de Maiden, ciertamente) y para el amante de sus últimas ondas solistas (algo más alejadas del Heavy Metal ironmaidenístico que caracterizó tanto los primeros pasos de Blaze como guerrero solitario). Si eres bueno en algo, joder, mejor quédate así.

La chulesca "Difficult" y "Beginning" (Blind Guardian en plan mega-pobretón), con la voz de Blaze y una acústica como únicos protagonistas, cierran el trabajo 2012 del británico. Cierre cumplidor. No es para tirar petardos, pero tampoco es para tirárselos a Blaze. Temitas-relleno. Los hay a miles. Incluso en los discos magnos.

3 cuernos (bajos) para Blaze. Otro intento, ahora sí que con menos fuelle del acostumbrado, de un trabajador nato. Buenos temas, buena voz, buenas intenciones. Poquito más.

Muy osado eso de "The King of Metal", Blaze. Para el próximo, recuerda: "The Martyr of Metal".

...o "Metal Martyr". Tú eliges.

Blaze Bayley: Voz
Thomas Zwijsen: Guitarra
Andy Neri: Guitarra
Matteo "Lehmann" Grazzini: Bajo
Claudio Tirincanti: Batería

Sello
Blaze Bayley Recordings