Asia - Asia

Enviado por keysersöze el Sáb, 09/12/2017 - 11:28
923

1.Heat of the Moment
2.Only Time Will Tell
3.Soul Survivor
4.One Step Closer
5.Time Again
6.Wildest Dreams
7.Without You
8.Cutting It Fine
9.Here Comes the Feeling

Disco Completo

Hay que ver cómo a veces las percepciones de las cosas cambian de forma tan abrumadora entre épocas. Que Asia son ya a estas alturas de la película una banda con una trayectoria de lo más longeva con un buen puñado de trallazos desparramados en la misma no es a priori ninguna novedad. Pero no menos cierto es el hecho que cuando se dieron a conocer como formación con la obra que nos ocupa, las cosas no fueron tan cojonudas como algunos podrían pensar.

Ya no a nivel comercial (que fue un buen pelotazo, por otro lado) sino por parte de la crítica y cierto público que no vio con buenos ojos la mutación que hicieron aquí los cuatro pedazo de músicos que conforman este primer line up de unos Asia que se daban a conocer al mundo. Wetton, Downes, Howe y Palmer calzaban ya en este fantástico 1982 que nos concierne alguna que otro pelotazo con sus anteriores banditas. Que son nada más y nada menos que King Crimson el primero; Yes el segundo y tercero y Emerson, Lake & Palmer el cuarto, por quien no lo sepa.

Porque sí, esto es la unión de cuatro portentos en lo suyo que dejaron de lado sus respectivas formaciones para embarcarse en el proyecto de Asia que, a pesar de algunos, se iba a mover por otros derroteros. Sin tampoco abandonar del todo el poso progresivo, por otro lado. Pero esos comienzos de los ochenta incitaban a otro tipo de inventos mucho más melosos, accesibles y azucarados aun sin perder la calidad, la elegancia y la buenas modales, oiga. Y aunque haya quien no perdone ciertas mutaciones estilísticas como las aquí mentadas, este debut de Asia es todo un pedazo de placa que bien merece su respectivo huequecito.

Así pues una bella portada (como vendrá siendo habitual a lo largo del catálogo de los británicos, por otro lado) con su exquisito diseño de tintes fantásticos empaqueta una obra de los más estupenda que se inicia con ese “Hit of the Moment” archiconocido que aún a día de hoy es habitual que sea pinchado en radios y que rápidamente se catapultó en las listas de éxitos del momento (haciendo valer su titulito). Ese estribillo repetitivo, las inconfundibles melodías pegajosas (aunque deliciosas, por otro lado) y mucha, mucha vocación pop para llegar a todos los públicos.

También podríamos considerar un par de buenos hits las consiguientes “Only Time Will Tell” y “Soul Survivor”, dos pelotazos que poco tienen que envidiar a la anterior mentada. Más en la onda de ésta última la segunda que la primera, de corte un poquitín más progresiva (respecto una segunda . Dicho lo cual ambas enganchan a la primera de cambios, pues su facturación sólo está al alcance de unos pocos, vale decir. Delicia de tema “One Step Closer” (la favorita del que aquí les escribe) que está perfectamente rematada. Vale que suenan distintos a lo que venían ofreciendo con sus respectivas bandas por aquel entonces, pero como que de momento la placa mal no va.

La segunda mitad puede verse a priori un poco desprotegida después de tan portentoso comienzo. De hecho lo está, las cosas aquí como son. Lo que no quita que encontremos calidad de sobras en cortes como “Wildest Dreams” (la anterior “Time Again” nunca le ha acabado de cuajar a uno) y la cojonuda energía que transmite, la baladosa de tintes sinfónico progresivos “Without You” (la mar de bien lograda, oiga) o la empalagosa (aunque correcta, por otro lado) “Cutting It Fine”. Ni qué decir de la final “Here Comes the Feelings” que nos remonta el ánimo y logra llegar al nivel sobretodo de los tres trallazos iniciales. Una estupenda forma de concluir este magnífico debut con un corte marca de la casa con todos los alicientes que los británicos ofrecen.

Como ven, nos encontramos enfrente de una gran obra. Vale que podría haber sido más si algunos temas hubieran estado a la altura de otros quedando igual de redondos, pero esto es algo que ya no podemos cambiar. El plástico es el que es con sus defectos y virtudes. Que son muchas más estas últimas, por otro lado. Dicho lo cual, absténganse de comparar Asia con los precedentes de sus componentes, pues nada tienen que ver.  Una banda (ya más allá del compacto que aquí nos concierne) que derrocha calidad por los cuatro costados aún haber tirado por otros derroteros mucho más acordes a la época que encaraban.

Y es que si bandas como Boston, Journey o Foreigner lo estaban petando con sus propuestas melódicas, no veo porque los que hoy aquí nos conciernen no iban a unir fuerzas y manufacturar una obra que, aún con sus posibles defectos, es de lo más entrañable y cojonuda.

John Wetton: Voz, bajo
Geoff Downes: Teclado, coros
Carl Palmer: Batería
Steve Howe: Guitarras

Sello
Geffen Records