Anthem - Anthem

Enviado por Witchfyre el Jue, 15/07/2021 - 14:13
Anthem

1. Wild Anthem (04:25)
2. Red Light Fever (03:03)
3. Lay Down (04:49)
4. Racin' Rock (03:04)
5. Warning Action! (04:08)
6. Turn Back to the Night (04:23)
7. Rock'n Roll Stars (03:40)
8. Blind City (04:28)
9. Star Formation (04:49)
10. Steeler (03:38)

Álbum completo: YouTube

No deja de tener cierto sentido que, después de 150 reseñas, siendo la segunda banda que traje por aquí, la que más veces he reseñado y la que escogí para mí primer centenario, vuelva a recurrir a Anthem por sexta ocasión. Y será, casi con toda seguridad, la última porque con este debut pasamos a cubrir todo su material clásico y no me veo yo reseñando nada de lo que han editado en el nuevo milenio. No por malo, es una simple cuestión de apetencia. Quién sabe si algún día me animaré con esa fruslería de regrabar sus clásicos con Graham Bonnet al frente, pero, de momento, no es una empresa que me seduzca demasiado. Soy poco de esas revisiones de material clásico. Las cosas están bien como están...

¿Por dónde arrancaban los de Naoto Shibata allá por el lejano 1985? No os voy a engañar, a estas alturas estaban todavía un poco verderoles, igual que en su siguiente Tightrope, y no sería hasta que cruzaron su camino en 1987 con el gran Chris Tsangarides, cuando desarrollarían todo su potencial. Pero ese potencial ya estaba ahí, sin duda, lo que nos deja bien claro una impresionante Wild Anthem con la que se inaugura su carrera oficial por todo lo alto. Algo típico de banda aún por hacer, por otra parte, con un par de temas tremendos bajo el brazo, el grueso del álbum sólo permite entrever lo que llegarán a ofrecer en apenas un par de años.

Ese riff de entrada huele a clásico por los cuatro costados y me recuerda horrores al Fear No Evil de Grim Reaper... y un poco suena a ellos el tema. No puedo evitar pensar que estos muchachos estaban muy al tanto de lo que se cocinaba en Europa por aquel 1985... ojo, que entre ambos trabajos no hay más que un par de meses de diferencia. Wild Anthem es, sin duda alguna, el tema estrella de este álbum de debut y uno de los grandes estandartes en la historia de la banda. Una composición brillante que dejaba ya apuntes del grupazo que pronto llegarían a ser. Si este LP es tu primera toma de contacto con ellos y no te sorprenden, no te extrañes, avanza un poco más en su discografía y luego me cuentas, lo bueno realmente empieza a partir de Bound to Break, pero Anthem ya supone un bocadito bien apetitoso.

Red Light Fever es el típico número speedmetalero de esta primera época con Eizo Sakamoto, aunque también está muy lograda y tiene mucha pegada. Sin embargo, de aquí en adelante, la cosa va perdiendo fuelle. Lay Down aguanta el tipo con su riffero aire a lo Accept y esos masculinos coros del estribillo (muy a lo Hoffmann y cia., también), pero a Racin' Rock hasta le tengo un poco de manía. Con un ritmo de batería a lo Hot for Teacher y muy repetitiva, ese aire tan “cachondo” no me pega nada con Anthem y me corta mucho el rollo. Me suena a la típica "japonesada" infantiloide por la que no son conocidos estos muchachos, normalmente artífices de un heavy metal maduro, muy elegante y, hasta cierto punto, occidentalizado.

Afortunadamente, ese riff "motörheadiano" que llega a continuación los sitúa cerquita del speed metal de los EEUU del momento y deja bien claro que Warning Action! no está para muchas coñas. Tralla, velocidad, actitud y un estribillo pegadizo, aunque a Eizo Sakamoto aún se le nota corto de recursos... siempre he sido más de Yukio Morikawa. En el solo aparece con convencimiento un Hiroya Fukuda que en un par de años se convertiría en uno de los mejores shredders de su país y que también hace de una Turn Back on the Night otra de las más interesantes. Por desgracia, Rock ‘n Roll Stars, cuyo título ya da un poco de yuyu, empieza exactamente igual que la anterior y tiene un estribillo de lo más tontuno... otra "japonesada" al canto que, afortunadamente, no tardaron en purgar de su estilo. De aquí al final se suceden unas Blind City, Star Formation y Steeler que, a pesar de tener cosas interesantes y sus momentitos, no pasan de cumplir el expediente hasta que termina el álbum.

El debut de Anthem es un LP técnicamente correcto, las interpretaciones son discretas, pero más que aseadas, y las composiciones tienen cosas aún por pulir. Se deja escuchar con mucho agrado y, por momentos, se disfruta, aunque no es para volverse loco, no os creáis... y soy muy fan de esta gente. Resulta sólido, prometedor, interesante, con cierto encanto, no obstante, lejos aún de la exuberancia con la que se pavoneaban estos nipones en los cuatro discazos que empalmaron para cerrar la década, algo que he visto hacer a muy pocas bandas. ¿Recomendaría este álbum a cualquiera? Sí, sobre todo si ya se está familiarizado con sus siguientes y mejores trabajos. Si no es ese tu caso y de verdad te gusta el heavy metal hecho con clase, pínchate cuanto antes Hunting Time, me lo vas a agradecer. Para Anthem, tres cuernos altos, que no pueden ser cuatro por deferencia a lo que estaba por venir.

6,75/10

- Eizo Sakamoto: voces
- Hiroya Fukuda: guitarra
- Naoto Shibata: bajo
- Takamasa Ohuchi: batería

Sello
Nexus Records