Yngwie Malmsteen - Parabellum

Enviado por Dieguitoacdc el Vie, 23/07/2021 - 10:51
1064

1.Wolves At The Door
2.Presto Vivace in C# Minor
3.Relentless Fury
4.(Sis Vis Pacem) Parabellum
5.Eternal Bliss
6.Toccata
7.Good Particle
8.Magic Bullet
9.(Fight) The Good Fight
10. Sea Of Tranquility

Yngwie Malmsteen vuelve a la carga con “Parabellum”, un disco que sigue ampliando el número de placas lanzado por uno de los músicos más polémicos y conflictivos que se recuerden en el Rock. Tristemente, y este nuevo LP es buena prueba de ello, nos da la sensación de que este guitarrista técnico como pocos y que se rodeó de algunos de los mejores cantantes de cada momento para sus diferentes obras solistas (y que se bajaron del carro por el comportamiento de este personaje tan peculiar) lleva demasiados años viviendo en una especie de bucle compositivo, sin lanzar canciones realmente a la altura de lo que el nombre de Yngwie Malmsteen debería suscitar (hay grandes solos, pero falta algo) y, seguramente como remate a esta decadencia, ha optado por convertirse también en el propio cantante de sus discos, lo cual no es precisamente algo que le otorgue puntos positivos, aunque no llegue ni mucho menos a desafinar o lanzarse a cantar notas que estén fuera de su alcance.

Personalmente, y más tras haber escuchado detenidamente el álbum numerosas veces, pienso que “Wolves At The Door” es una de las canciones más interesantes y logradas del disco. Yngwie abre fuego desde el inicio con esos inconfundibles punteos neoclásicos que avanzan a la velocidad de la luz y, de esta manera, crean una tormenta sónica de un minuto para que el propio Malmsteen se arranque a cantar. La canción parece querer imitar sus primeros álbumes, y si bien queda muy lejos de llegar a aquellos niveles de grandeza, le ha quedado un tema agradable.

Voy a continuar, con vuestro permiso, con el resto de canciones vocales del disco. “Eternal Bliss” es un intento de Power Ballad bastante descafeinado para mí, con una voz plana (no le podemos pedir más a Yngwie en este aspecto, supongo) y un minutaje excesivo para la carencia de propuestas que encontramos en esos más de seis minutos de extensión. Lo mejor de la canción es la sección acústica de guitarra arpegiada que tiene, pero en su globalidad estamos ante un invento innecesario.

Con los primeros segundos de “(Fight The Good Fight)” y esa guitarra acústica punteando parece que podemos encontrarnos algo mejor, y si bien encontramos algún elemento mejor que “Eternal Bliss”, estamos ante otra propuesta sin mucho que destacar. Hay velocidad, buenos solos (como siempre) y una interpretación algo más competente, pero MUY flojita en líneas generales.

“Relentless Fury” se convierte en el tema vocal más apetecible del LP. Tira de un medio tiempo más ochentero, con sus riffs crudos y densos, otro solo veloz y unas líneas vocales que habrían aportado más enteros si hubieran sido grabadas por un cantante realmente dotado para su labor (pero…¿quién soportará al sueco en el estudio?). Buena canción, por fin, aunque lejos de “Odyssey” o “Trilogy”, que son discos cuyos sonidos parecen haber cimentado este corte.

Del resto de canciones, que ya son instrumentales, destaco rápidamente “Presto Vivace in C# Minor” (incendiaria en cuanto a velocidad como su propio nombre indica) y la notable “God Particle” en la que se suceden momentos melódicos-acústicos con otros más distorsionados. De resto, estamos ante las “típicas” ideas repetidas siempre hasta la saciedad (en ocasione, incluso, con una extensión completamente innecesaria) por un Yngwie al que noto perdido desde hace años, grabando siempre el mismo instrumental donde se olvida de que virtuosismo no siempre es sinónimo de ir más rápido que el resto (Clapton, Iommi, Hendrix, Gilmour, Perry,…no han necesitado puntear por encima de la velocidad de la luz para brillar como las estrellas que son).

Lo mire por donde lo mire, "Parabellum" es un nuevo pinchazo de un icono músico en su momento.

Yngwie Malmsteen: Todos los instrumentos y voces

Sello
Music Theories Records