WWIII - WWIII 1990

Enviado por stalker213 el Mar, 12/10/2010 - 18:59
1769

1. Time For Terror (5:25)
2. Love You To Death (4:49)
3. Over the Rainbow (1:39)
4. Call Me Devil (4:27)
5. Children of the Revolution (2:53) *
6. Go Down (5:10)
7. Love At First Bite (6:09)
8. The Harder They Come (3:51)
9. Atomic Sex Appeal (5:08)
10. Drive You Crazy (4:44)
11. The Cage (5:16)

Vamos a abordar ahora la pequeña historia de una notable banda que, a pesar de no ser demasiado conocida en ningún sitio, integró en el line-up de su primer larga duración un considerable puñado de reputados músicos bastante más reconocidos por su trabajo en otras prestigiosas bandas, antes que no por el realizado en este ya granadito ‘WWIII’ (Hollywood, 1990). Y es que hablar de Mandy Lion no es hablar de nadie exageradamente conocido en el mundillo del Metal o el Hard Rock (ojo a las pintas y el gorro del amigo, intentando colar como si fuera ALICE COOPER o algo), pero hacerlo de Jimmy Bain, Vinny Appice o Tracy G. ya cambia un poco las cosas. Insisto de nuevo en el hecho de como la gran mayoría de la gente sigue confundiendo grotescamente churras con merinas cuando chapurrea cuatro palabras acerca de lo que es o deja de ser el Power Metal (Nada nuevo bajo el sol, por otra parte), pero que oye… como soy un tío con paciencia y tal, pues voy a rescatar a otro estupendo disco adscrito a dicho subgénero -cuya fama no es ni por asomo la que mereciera- para ver si la cosa comienza ya a despejarse un pelo.

Evidente. Con este álbum debut de los americanos WWIII lo que tenemos sobre la mesa no es otra cosa que un vástago más de la dilatadísima estirpe que desde mediados de los 80’s hasta finales de aquella misma década –excepcionalmente, me alargaría hasta 1993- atronaron al mundo con aquella contundente y pesadísima –en el mejor sentido de la palabra- mescolanza derivada de la fusión del Heavy Metal clasicote de toda la vida con la mala ostia y los riffs afilados del Thrash. Claro está como en este ‘WWIII’, el factor heavyolo pesa, y mucho, más sobre aquel vinculado al Thrash, aunque ojito, amigos, porque por ahí escondido también revolotea muy vivo algún que otro ramalazo al más puro estilo METAL CHURCH, que no es moco de pavo, como suele decirse.

Como podréis imaginar, aquí los medios tiempos -repito: pesadísimos- reinan con mano de hierro, anteponiendo las atmósferas trabajadas y de autopista a medianoche a la velocidad gratuita sin venir a qué. Sin embargo, la gran mayoría de temas presenta un empaque y una consistencia tan bestialmente concentrada que es difícil no postrarse de rodillas ante el trabajo de sus autores. En este sentido, el opener ‘Time For Terror’ (título con el que también bautizaron a su demo) demuestra unas formas y un saber hacer fuera de toda duda, ahora bien, eso no es nada al lado del cacharrazo de tema que le sigue inmediatamente, ‘Love You to Death’ (sí, un poquito de cheese no le falta al asunto…) y su apabullante galería de solos colgada de su segunda mitad (¡vaya tela con los solos aquí, señores!).

‘Call Me Devil’ (AC/DC al poderrr!!!) y ‘Go Down’ se suman a la fiesta, acompañando al resto de temas sin desentonar un solo segundo, exactamente igual que el curioso cover de ‘Children of the Revolution’ de los T-REX incrustado en la pista cinco (si Mark Bolan hubiera escuchado esto, fijo que se va pata abajo y hay que limpiarle), y es que la calidad es el denominador común de todos los cortes integrantes del disco. Otro tema sería el discutir si a veces el cheese sobrepasa o no los límites que convierten a un disco en un triunfo rotundo o algo infumable, aunque debo decir que en este presente caso el debate es absurdo, ya que la contundencia y los bemoles de este trabajo están fuera de toda duda. No negaré que muchas secciones de guitarras beben y mucho de los dioses AC/DC (recordando por tanto a los irremplazables W.A.S.P.), pero es que coño ¿Es eso pecado? ¿Nos molesta? Pues claro que no.

El cheese cobra también forma a través del título de alguna que otra canción o sus letras, ‘The Harder They Come’, ‘Atomic Sex Appeal’ o ‘Drive You Crazy’, pero que vaya… que tampoco haremos de un grano de arena una jodida montaña, y es que incluso a sabiendas de lo pastelosete que pueden sonar estos títulillos de marras, a ninguno de los que disfrutamos como camellos con esta música nos van a estropear la fiesta. Los coritos muy americanos, por supuesto, pero sólidos y hormigonados como marcan los cánones. Otro tema que juega muy a favor del disco, aunque no me opongo a ellas cuando están bien paridas, es la ausencia de baladitas blandengues para sacar un videoclip y llenar caja, y es que estos WWIII debían ser muy, pero que muy machotes como para no rebajarse a semejante treta facilona (¿He conseguido acentuar el sarcasmo?).

En definitiva, un muy notable ejercicio de Traditional Power Metal americano que fácilmente incluye lo mejor que dio de sí el género: Rítmicas downtuned y pesadacas a rabiar, un bajo gordo, gordo como el Libro de Petete, una voz poderosa y con mucha personalidad y sobretodo una colección de solos de guitarra para quitar el hipo a un elefante.

Valoración: 7.6

Mandy Lion: Voz
Tracy G: Guitarra
Jimmy Bain: Bajo
Vinny Appice: Percusiones

Sello
Hollywood