In The Woods... - Isle Of Men

Enviado por MetalPriest el Jue, 04/02/2016 - 01:39
3617

Olvidados y denostados… al igual que otros grandes músicos de la escena como Fleurety o Ved Buens Ende, los noruegos In The Woods… tuvieron que conformarse también con el estatus de “banda underground de culto”. Que vale, que mola mucho, pero cuando todo lo que pares es oro puro, jode un poco que eso no revierta en tu vida ¿no?

Pues sí, aquí tenemos a In The Woods… una banda que tuvo su trayectoria, y que está a punto de regresar con una cuarta publicación bajo el brazo, tras 17 años de silencio nada menos. Pero mientras esperamos, creo que es momento para repasar su discografía que como comenté antes, plagada de genialidad y calidad por un tubaco. Si regresamos a los inicios de su carrera, nos encontraremos con su demo Isle Of Men, datada de 1993. Lo cual, para una demo no está del todo mal. Podría incluso decirse que estos tipos iban bastante en sintonía con otros grandes de la escena como Enslaved o Emperor… y desde luego, hasta tienen sus similitudes.

Isle Of Men, nos sale como una especie de respuesta al mágico Yggdrasill de Enslaved precisamente (1992) y también, tomando influencias innegables de Burzum y su debut así como Bathory u otros. Estos son en resumidas cuentas, los precursores del sonido primordial de In The Woods… pero hay que aclarar, que lo que escuchamos en cualquiera de sus artefactos tiene un sello de calidad e identidad totalmente certificado. No estamos ante una de estas bandas rancias que bien se podrían poner de nombre “Darkthrone n.XII” o algo así, de lo poco originales que son. In The Woods…, al igual que Ulver o Manes, siguieron las pautas de la escena en un principio, pero luego se acabarían desmarcando del Black Metal. En el caso de los de Kristiansand, su salida del black sería de manera gradual y bastante elegante... incluso discreta, con el paso del Heart Of The Ages al Omnio (el cual todavía posee algún rastro residual), pero por supuesto, su primera demo posee esa fuerza y épica que sólo el Black Metal nos puede transmitir.

Un disco con alma, atmósfera y guitarras versátiles; que te las encuentras tanto metiendo fast-picking como los mejores Emperor del Nightside o sacando riffs contundentes y pesados al estilo de Burzum. Mucha calidad musical en cualquiera de los instrumentos, y una actitud pagana de esas entrañables, que no van de súper-obvias sino que más bien se limitan en dejar un sutil saborcillo en las partituras junto con alguna temática del estilo en las letras. En conclusión: una propuesta equilibrada y sin fisuras, de las que vale la pena estudiar y rescatar con cierta asiduidad. Sin mencionar que incluso en la producción se lucen con el Isle Of Men, porque siendo una maqueta… tiene tela el sonido que le consiguieron sacar al material. Incluso el bajo tiene su sitio y sus momentos gloriosos. Es más: juraría que tiene un sonido tan limpio como el del Frost o el homónimo de Emperor, aunque de otro estilo.

Isle Of Men abre con unos tambores que anuncian a su paso la tormenta que se va a desencadenar, es The Wings of My Dreamland. En ella, In The Woods… nos conducen a un paisaje frío y salvaje, puede que incluso desolado… sus teclados lo retratan colmado de melancolía… y es ahí, cuando entran las guitarras. El ambiente pacífico se comienza a corromper, y a la entrada de Tell de døde se entiende que ya no hay vuelta atrás: la tormenta se ha desencadenado. In The Woods… marchan marcialmente, recreándose en distintos ritmos y alternando riffs machacones con otros más afilados. Puede que no sea el mejor track de Black Metal del momento, pero sí que hay que reconocer que está muy evolucionado para ser del 93, y su estilo progresivo lo convierte en una reliquia del movimiento. Pioneros en lo suyo… incluso podría decirse que antes que Enslaved ¡tócate los pies!

In The Woods… es la tercera pista de esta demo, la cual sería escogida por la banda para reaparecer en el debut Heart Of The Ages (mejorada y extendida, eso sí). Esta versión primitiva no reluce tanto como la definitiva y más famosa pero… todavía sigue siendo una auténtica pasada de material. Lo mejor son los riffs cíclicos que inundan la pieza. Momento estrella del Isle Of Men, por algo los tíos reciclaron la canción para más adelante… Respecto a Creations of an Ancient Shape, puede que los noruegos se pasasen de crudos en el momento de escribirla. Aunque por otro lado, hay que entender que por aquel entonces los miembros de In The Woods… debían de rondar los 16-17 años. Lo gracioso, es que incluso cuando los chavales se ponían así de extremos, seguían dotados de dinamismo; haciendo cambios cada poco rato e incluso dedicando algún momento gratuíto de virtuosismo.

Para finalizar esta entrañable demo, tenemos otra candidata a formar parte del Heart Of The Ages: la épica y mágica Wotan's Return. Ahora sí que se lucen Christian y Oddvar… ¡Y no sabéis como! Al lado de esta mastodóntica canción, The Pagan Winter de Darkthrone (por ejemplo) se me queda pequeña. Es más: yo la encumbraría junto a grandes momentos del género como Into The Infinity of Thoughts, Ea, Lord Of The Dephts o Freezing Moon. Ahí es nada. Aunque claro: me refiero a su versión del '95, que es muy superior ¿dónde va a parar? El quid de la cuestión está en escuchar semejante tema cuando algunas de las canciones con las que lo acabo de comparar no habían salido a la luz todavía ¿Se me entiende?

Por supuesto, Isle Of Man expone a unos In The Woods… algo inmaduros o imperfectos, pero aún con todo bastante prometedores, asequibles y característicos (parezco un jodido disco rayado ya), pero es que hay que vender bien a los que bien lo valen, es de lógica aplastante. Y aunque su Isle Of Men tenga algún que otro fallo instrumental (porque lo tiene), desprende ambición por los cuatro costados y unas enormes ganas de comerse el mundo. Y con esto, volvemos al punto de inicio: “Olvidados y denostados…” In The Woods... forman parte de ese exquisito club en la escuela del Black Metal noruego de los noventa que decidieron dar a su música un toque más preciosista y romántico. Pero no os engañéis amigos: los tíos continuaron siendo unos musicazos intachables incluso tras dejar el metal negro.

Cuatro cuernos para el primer material editado por In The Woods…, el Isle Of Men de 1993, una de esas demos que casi no alcanzas a entender cómo no acabó re-editándose como álbum de estudio profesional. Por otro lado, sería re-lanzado en 1996 como "A Return to the Isle Of Men" por Hammerheart Records con alguna que otra sorpresa extra. Un 8,5 que se lleva.

Jan Kenneth Transeth: voz.
Christian “X” Botteri: guitarras.
Oddvar A:M: guitarras.
Christopher “C:M.” Botteri: bajo.
Anders Kobro: batería.

Sello
Ninguno