Wisdom - Rise of the Wise

Enviado por Marcapasos el Jue, 03/03/2016 - 22:14
3741

1. Over the Wall (01:05)
2. Raven's Night (04:03)
3. My Heart Is Alive (05:00)
4. Hunting the Night (04:02)
5. Hero (03:07)
6. Through the Fire (04:25)
7. Nightmare of the Seas (03:25)
8. Believe in Me (03:32)
9. Secret Life (03:09)
10. Welcome to My Story (04:26)
11. Rise of the Wise (06:00)

Los húngaros Wisdom son una de las bandas revelación (insulsa acepción, que ya llevan más de quince años de carrera) que más entusiasmo ha generado entre la audiencia power metalera. Y no es para menos, pues nunca me cansaré de decirlo, Judas y Marching for Liberty, estos dos LP’s son argumentos más que intachables como para no dejar de apoyar el proyecto musical encabezado por Máté Mólnar y Gábor Kovács.

Si, a modo de gráfica, observáramos los trayectos de la banda desde sus recónditos inicios, notaríamos un ascenso enorme, desde su modesto Words of Wisdom, pasando por aquel que les dio forma y personalidad, el excéntrico Judas y, por último, su álbum de oro, la confirmación de que estamos ante una de las mejores propuestas de Power Metal de los últimos años; hablo, evidentemente, de aquel gran trabajo que tanto dio que hablar por el panorama hace unos años, Marching for Liberty.

Teniendo en cuenta esta dirección por la que anda la banda, bonitos los ojos con los que empezamos a mirar su recién estrenado cuarto disco de estudio, Rise of the Wise, sin duda uno de los más anticipados lanzamientos del género Power Metal de este 2016. Además, es en este disco donde estrenan a su nuevo batería, Tamás Tóth, quien ha sucedido a Balázs Ágota desde su partida allá por el 2015.

Como es natural en ellos, este nuevo álbum viene revestido con una portada a la altura de las circunstancias: el Sabio, voz del pueblo, y báculo en ristre, encabeza el alzamiento frente a la recién destruida muralla, tras la cual el tirano poco habrá de hacer, pero mucho que temer.

Esta bonita cubierta (obra de Gyula Havancscak) guarda cierta sintonía con el track que nos introduce al disco, Over the Wall. Desde la oscuridad, las guitarras despiertan, poco a poco, de su letargo, alzándose con la majestuosa y libertaria llama de la revolución, conectando con el que es, de seguro, el cañonazo más explosivo que jamás hayan compuesto estos húngaros, Raven's Night. Guitarrazos por doquier, batería embravecida por el fuego recién flameado, un Gábor Nagy fabuloso que retorna con todo su poderío vocal (y una actitud ‘delacroixiana’ total)… todo un himno, perfecto, de principio a fin: estribillo, puente, coros… toda una sorpresa, los Wisdom sin cesar de crecer.
Esto es comenzar un álbum de manera espectacular, lo demás tontería.

Los siguientes temas nos devuelvan la fórmula que tanto caracteriza a esta banda, esos geniales y reverberados medios tiempos, que toman primer lugar con la bella My Heart Is Alive, en la que se perfilan melodías de guitarras bastante profundas y un Nagy con un papel muy humano. 100% heredera de Marching for Liberty.
Más adelante, y junto con la figura de Richard Verstegan, surge bañada por la etérea luz lunar Hunting the Night, tema agilizado por afiladas guitarras y ritmos de Heavy Metal, resguardados por una temática orientada hacia los hombres lobo y la mitología que les envolvía alrededor del siglo XVII.

Una de las piezas que más llegará al degustador del Power Metal más auténtico, épico y desgarrador es, sin dudas, Hero, un abrupto estallido de potencia y melodías rhapsodianas. Sí, más facilón imposible, ¿pero notas por tu interior ese calor recién transmitido? He ahí su magia.
Y hablando de hechicería, no hay otra como la que dispara Through the Fire, una muy bonita canción que conjuga de forma muy agradable los tramos acústicos con los más electrizantes, siempre conduciéndonos hacia esos coros puramente Wisdom, trabajadísimos y con una cualidad sonora envidiable.

Desde la primera escucha que le di a este disco (y no han sido escasas las que le han seguido), acepté que lo mejor del disco viene desde el séptimo track en adelante. Primera parada a las espaldas del espíritu del legendario Edward ‘Barbanegra’ Teach, se adelanta la danzante Nightmare of the Seas, de índole pirata, y que no nos dejará de hacer bailar una y otra vez al son de las melodías del alegre estribillo, mientras, a su vera, surcamos la más sutil de las tormentas.
Con la siguiente, la balada Believe in Me, se nos devuelve la faceta más dulce de Wisdom, y es que en cada uno de sus discos siempre viene integrada una bonita balada para embellecer el ambiente como es debido, siempre manteniendo un muy buen nivel. He de decir que esta vez se han salido, que con Believe in Me han logrado su mayor balada hasta el momento, una hermosa nana que transpira lindeza y ternura, un viento suave y cariñoso que nos acaricia, como esa luz que, día tras día, nos enseña que siempre hay motivos para salir y sonreírle a la vida.

Vuelve el buen Power con Secret Life, buena mostranza de riffs pesados y pegadizas melodías, nutricional música que nos traslada a uno de los temas que más me han gustado, Welcome to My Story, cuyas rompientes guitarras dan el pistoletazo de salida a uno de los ideales más fieles al Power Metal, música que viene del corazón, lo enaltece y alumbra las más densas oscuridades que urgen por encubrirlo. ¡Pero qué magnificencia, válgame! Qué estribillo, qué instrumental de guitarra y bajo… en fin, brutal.

Como cabe esperar, llegamos al final del acto mediante el tema homónimo, Rise of the Wise. Las murallas han caído y el tirano pronto se enfrentará al mal que, otrora, provocó su codicia. Las guitarras marcan el camino con actitud altanera a la vez que solemne, por el cual se adentra Nagy, altivo y majestuoso, cantando a pleno dueto con el mismísimo Joakim Brodén, renombrado vocalista de los beligerantes suecos Sabaton, invitado honorable. Es una canción con cuantiosos momentos memorables (el estribillo imbuido de poder, las aclamaciones libertarias de Brodén, el triste cántico de Nagy que acompaña a la acústica…) que lo convierten en una pieza musical con un valor muy a tener en cuenta en el futuro.

Wisdom terminan de proclamarse como la vox populi del Power Metal. Un excelente sucesor de aquel estupendo recuerdo que nos regaló el año 2013, que no opta por superarlo, pero que sí consigue mantener el buen nivel de sus discos más consagrados, tomando una muy buena posición entre ambos.
Calidad de sonido y producción excelentemente óptimas, una fresca proposición, muy buenas letras a tener en cuenta (cosa que no se ve todos los días en el panorama actual), una formación que cumple sobradamente la tarea encomendada, composiciones con mucho sentimiento y ganas de transmitir al público su mensaje… Wisdom da un golpetazo en la mesa, y nos recuerda, una vez más, que son de lo mejor que podemos atesorar en el Eurometal actual.

No será su mejor disco, ni sorprende tanto en primera instancia. Por supuesto, alberga muchas buenas ideas, pero también tiene sus pequeñas sombras que lo acosan (cierta ligereza a la hora de recrear los estribillos, por ejemplo).

Pero que nada quite las virtudes de Rise of the Wise, el cual, ante todo, defiende muy bien ese encanto que siempre prevalece en la música de estos simpáticos húngaros. Si aún no le has dado cera a la aventura de conocer a Wisdom, este es un buen disco para empezar. De esos álbumes que no hay que dejar escapar.

Cuatro cuernos medios (8.4/10) para el nuevo ascenso del Sabio. Que su palabra se siga prolongando in perpetuum.

Tamás Tóth/ Batería
Máté Molnár / Bajo
Gábor Kovács / Guitarra, coros
Gábor Nagy / Voz
Anton Kabanen / Guitarra

*Artista invitado*

Joakim Brodén / Voz en track 11

Sello
NoiseArt Records