Wildside - Under The Influence

Enviado por Gibson el Jue, 19/12/2013 - 16:20
3165

La iniciada década noventera, y como cualquier buen seguidor ya conoce, supuso el declive para el género "American Hard-Rock", cuyo punto más álgido -en cuanto a popularidad- se obtuvo en la segunda mitad de los 80s. El interés del público se movería hacia otros sectores musicales, como el creciente (por aquel entonces) "sonido de Seattle", más conocido por Grunge.

Sin embargo, durante el periodo 1990/93, encontramos un importante reducto de grandes discos -dentro de dicho estilo- que continuarían con ese sonido ofrecido durante la época de gloria en la década anterior... Y así hallamos excelentes trabajos como "Tangled In Reins" (Steelheart), "Wicked Sensation" (Lynch Mob), "Mood Swings" (Harem Scarem), "On Target" (Bangalore Choir), "Double Eclipse" (Hardline), "Exposed" (Vince Neil), entre muchos otros...
Es en esa última oleada importante para el género, en el periodo noventero, donde encontramos a los Wildside y su tremendo álbum-debut del año '92, este "Under The Influence".

Formados en el año '88, los Wildside se dieron a conocer en la escena de clubs hardrockeros en la ciudad de Los Angeles (USA). La calidad que el grupo ofrecía con sus composiciones era más que obvia, y en el año '90 el grupo se vió inmerso en una batalla entre dos grandes compañías discográficas, Capitol y Polygram, para hacerse con sus servicios. Fué finalmente Capitol la que logró contratar a estos Wildside, desembolsando una gran suma en dólares y un acuerdo para grabar cinco discos... convirtiéndose de esta manera en la mayor firma -hasta aquel momento- por un grupo de rock angelino con el sello Capitol, algo que solo había logrado anteriormente W.A.S.P. en 1984.

Lleno de excelentes temas que enganchan desde su primera escucha, "Under The Influence" sabe transmitir esa sensación de que estás ante uno de los grandes trabajos del género... Dejándote con la impresión y certeza de que si este álbum hubiese salido algunos años antes al mercado, estaríamos catalogando a los Wildside al mismo nivel musical que ofrecieron otros grupos destacados del "American Hard-Rock" de finales de los 80s. Eso es algo que cualquier entendido en la materia podría certificar.

Hay que apuntar que este "Under The Influence" fué grabado entre los estudios "A&M" de Hollywood y el mítico estudio "5150" que Eddie Van Halen tenía en su casa, siendo los Wildside el primer grupo (evidentemente, excluyendo a Van Halen) en utilizar dicho estudio de grabación. Y todo ello bajo la producción del afamado Andy Johns.

Entrando en lo que contiene este debut (el cual alberga una portada de dudoso gusto), el grupo abre con el pelotazo hardrockero "Hang On Lucy", donde inmediatamente nos damos cuenta del guapo y adictivo registro vocal que posee Drew Hannah, sello identificativo de estos Wildside. Repleto de inspiración en todas sus facetas, con un estribillo realmente cautivador, encontramos un tema muy orientado para convertirse en un hit.

De carácter más melódico nos llega "So Far Away", siempre con la pegadiza voz de Drew Hannah tomando el control de un tema que, aunque pueda resultar algo previsible, se muestra bastante atractivo y sabe mantener el buen nivel.
Y en esas tesituras melódicas se mantiene la siguiente "Monkey See Monkey Do", con un claro sabor a lo Ratt en su definición interpretativa, y en el cual apreciamos un evidente toque festivo a lo largo de un efectivo tema que se deja disfrutar bastante bien.

Llegamos a la primera (de las dos que encontraremos) balada del álbum con la portentosa "Just Another Night", derrochando calidad en todos los aspectos, con una notable interpretación vocal de Drew Hannah y donde el grupo prácticamente toca el cielo con este tema lento.
Con "Looks Like Love", que continua con la línea melódica, esta vez más mediotiempista, volvemos a esa tendencia de previsibilidad en un tema que no nos llegará a sorprender y que resulta bastante típico... aunque hay que apuntar que el grupo lo interpreta acertadamente, no llegando a caer en el aburrimiento. Sin ser de los temas destacados del álbum (quizás el más flojete) encaja bien en su concepto global.

El grupo alcanza uno de los picos máximos del álbum con la enorme "Lad In Sin". Rebosante de calidad y dinamismo hardrockero, Drew Hannah nos muestra la que tal vez sea su mejor interpretación vocal en este disco-debut, y donde encontramos un guapo, vacilón y pegadizo estribillo. Hay que destacar de sobremanera el magnífico giro melódico en su parte central que culmina con un soberbio duelo de guitarras de la dupla Woods/Rhynedance. Temazo.

El breve interludio instrumental "Drunkin' Man's Blues", grabado con sonido monoaural, nos enlaza con la belleza mediotiempista de "How Many Lies", en la cual apreciamos ciertas reminiscencias sureñas, conjugando perfectamente su emotivo comienzo acústico con su desarrollo netamente rockero, en un tema que continua manteniendo el buen nivel del álbum.

Incapaces de entregar un tema en el que malgasten su talento, el grupo nuevamente saca a relucir su genialidad interpretativa y ofrecen con el tremendo "Hair Of The Dog" otro de los temas destacados del álbum. Con claros aires festivos y pleno de inspiración, es prácticamente imposible no caer rendido ante su magistral y cautivador estribillo.

La línea del dinamismo hardrockero persiste en la siguiente "Heart-N-Soul", con un buen estribillo bien apoyado por coros, y en el que encontramos un acertado puente melódico en su parte central, destacando, además, un interesante fraseo de la guitarra hacia el final del tema.
Con "Kiss This Love Goodbye" llegamos a la segunda balada del álbum, esta vez más típica en su composición y, por ende, previsible... Aunque esto no es impedimento para que volvamos a disfrutar de otra buena interpretación vocal de Drew Hannah con su brillante registro melódico.

El debut de estos Wildside cierra con el sugerente tema "Clock Strikes", magníficamente trabajado en su desarrollo, con un atractivo solo de guitarra que enlaza con una parte instrumental melódica con claras connotaciones oscuras, y todo ello complementado por el acostumbrado estribillo pegadizo. Excelente final.

En definitiva... Si eres uno de esos amantes/seguidores del sonido Hard-Rock que se efectuaba en la segunda mitad de la década de los 80s en USA y aún no has tenido el privilegio de descubrir este "Under The Influence", permíteme decirte que te estas perdiendo una de las joyitas que el género ofreció en sus últimos años de gloria... En tu mano está poner remedio a la situación.

4 horns.

Drew Hannah: Voz
Brent Woods: Guitarra
Benny Rhynedance: Guitarra
Marc Simon: Bajo
Jimmy D.: Batería

Sello
Capitol Records