Warlock - Burning The Witches

Enviado por Gibson el Mié, 28/05/2014 - 14:41
869

"Burning The Witches" significó el debut discográfico de Warlock, grupo cuyo liderazgo recae en la figura de la diosa del Metal durante la década de los 80s, Doro Pesch. En un género como es el Heavy Metal donde el dominio correspondía, en pleno año 1984, al género masculino, no tuvo que ser nada fácil hacerse un hueco en dicha escena metalera. Pero cuando se hacen las cosas con tesón, crees en tus propias posibilidades y, sobre todo, cuentas con la poderosa voz de la que hacía gala la alemana, todo resulta más sencillo de conseguir.

Con una producción no muy buena, pero bastante aceptable, que le otorga al álbum ese sonido crudo tan propio, auténtico e inherente en el Heavy Metal ochentero, los alemanes -encabezados por su enorme vocalista- nos ofrecen el que quizás sea su disco más directo y agresivo de los cuatro que llegaron a editar durante los 80s bajo el nombre de Warlock. Tal vez no sea tan logrado -compositivamente hablando- como sus sucesores, pero nada más por la fuerza que desprende a lo largo de su minutaje (con un destacado trabajo en las guitarras por parte de la dupla Graf/Szigetti), convierten a este "Burning The Witches" en uno de los clásicos del Metal alemán de la primera mitad de dicha década.

Y es que el grupo deja constancia, desde el inicio, de que material están hechos con el cañonazo "Sign Of Satan". Un tema veloz, con un vertiginoso ritmo en las guitarras que no decaen en ningún momento y en el cual apreciamos mucha esencia en cuanto al sonido que realizaban sus paisanos Accept, y donde Doro sabe ponerse a la altura de los grandes vocalistas del género con su más que solvente y capacitado registro.

Sin bajar la guardia nos llega el siguiente "After The Bomb" y sus riffs de guitarra galopantes, y que junto a una interpretación vocal algo más pausada, pero sin perder la característica fuerza, marcan el interés de este segundo tema del álbum.
Más dinámico y pegadizo se presenta "Dark Fade", cuyo ritmo en las seis cuerdas se clavan en la memoria desde su inmediata escucha, y donde el grupo exhibe una mayor inspiración en la definición de un tema que se muestra como de los más conseguidos de este debut.

Nuevamente los Warlock le añaden un punto de velocidad a su propuesta con "Homicide Rocker", con claras influencias de la NWOBHM y donde no faltan la efectividad en la parte instrumental más la sobrada energía con la que encara el tema Doro Pesch. El punto negativo del tema lo encontramos en unos coros en el estribillo que no llegan a convencer del todo.
Evidentemente no puede faltar la habitual balada, y ésta hace acto de presencia con "Without You", donde la alemana nos muestra su buena versatilidad con este tema lento, cantando con bastante sentimiento pero no abandonando del todo su garra vocal. Hay que apuntar que la estructura instrumental del tema, y su progresión, tiene ciertas reminiscencias con las míticas baladas de los Scorpions.

Retomando la senda metalera tras la balada, volvemos a encontrar ese sabor a los Accept con el siguiente corte "Metal Racer", bastante sólido en el plano interpretativo a lo largo de su minutaje, naturalmente con un sonido muy tradicional dentro del Heavy ochentero, y que mantiene el buen nivel que saben entregar estos alemanes.

Llegamos a quizás el punto clave del disco con el descomunal tema-homónimo "Burning The Witches", un clásico en sus conciertos y que incluso Doro Pesch lo sigue incluyendo hoy en día en su carrera en solitario. Con una gran destreza compositiva y bien proporcionado en cuanto a su efectividad musical, el tema es un himno indiscutible en la trayectoria que mantuvo el grupo en los años 80s.

"Hateful Guy" sabe conservar la eficacia en cuanto al atractivo de su propuesta musical, sin perder la típica energía que ofrecen a lo largo de este debut junto con un currado sonido en las guitarras, donde se asienta la poderosa voz de la diosa del Metal... argumentos más que suficientes para volver a deleitarnos con otro de los temas a tener muy en cuenta en este álbum del '84.

El debut cierra con un nuevo guiño a los Accept en el hímnico medio-tiempo "Holding Me", cautivador, con una evidente calidad en su definición y que resulta como un gran broche final para el comienzo de unas de las carreras musicales más prolíficas y admiradas de una vocalista (como es Doro Pesch) dentro del terreno Heavy Metal.

En resumidas cuentas, buen trabajo el que se marcaron Warlock con su primer álbum, quizás adolenciendo de una producción más acorde con la categoría mostrada en este "Burning The Witches", pero cimentando un sonido que se puliría más en discos venideros y dejando una grata impresión en la escena metalera de la época.

4 horns bajos.

Doro Pesch: Voz
Rudy Graf: Guitarra
Peter Szigetti: Guitarra
Frank Rittel: Bajo
Micha Eurich: Batería

Sello
Mausoleum Records