Voodoo Hill - Voodoo Hill

Enviado por TenzaZangetsu el Dom, 20/04/2014 - 22:18
3308

1. Sensitive - 4:40
2. Disconnected - 5:34
3. Golden One (Gabi’s Song) - 6:36
4. Spun In Lost Wages - 4:25
5. Keep It To Yourself – 4:33
6. 24 - 6:48
7. Just Another Monday - 4:24
8. The Gypsy (Deep Purple cover) - 4:27
9. Black Leather – 3:47
10. Voodoo Hill - 5:51

Siempre he creído que Glenn Hughes es de esos vocalistas que podría cantar sobre tráfico a hora pico y hacerlo sonar bien. Sin ánimos de sonar demagogo o exagerado, debo decir que el hombre se ganó su apodo, La Voz del Rock, más que merecidamente. Es de esos vocalistas que uno debe escuchar en cualquier formato o estilo porque cuenta con un sinfín de recursos. Funk, Soul, Blues, Rock o AOR; todos géneros que el británico ha sabido cantar como un maestro. Pero si estamos leyéndonos en un lugar llamado “El Portal de Metal”, creo que lo que vinimos a buscar es algo de guitarras locas, ¿no? Ya nos estamos entendiendo. Ya estamos buscando a Voodoo Hill.

Luego de que el proyecto con Tony Martin, The Cage, despuntara de manera más que positiva, el virtuoso guitarrista italiano, Dario Mollo, fue vinculado mediante su disquera con Mr. Hughes. Ahora, cabe mencionar que Glenn en los años 90s estaba recuperando el tiempo perdido por sus adicciones en los 80s: muchos álbumes solistas, conciertos por el globo, colaboraciones y trabajos tributo; Glenn los había hecho todos y en un gran nivel. Sin duda, uno de los artistas más en forma en esa década. Era turno de que Frontiers Records hiciera de mano del destino y uniera a estos dos cracks en una banda. Si The Cage había dado un buen resultado con el gran Martin, ¿cómo podría ir en caída libre con la jodida Voz del Rock? Parecía ser el plan perfecto.

¿Cómo suena Voodoo Hill, preguntan? Pues déjenme decirles que aquí se combina el talante virtuoso del guitarrista italiano con el amplio abanico de influencias rockeras del vocalista británico. Contario a lo que puedan esperar del bueno de Hughes, aquí se conjugan matices netamente rockeros y metaleros. Para aquellos que temían escuchar algo de Funk o Soul, no teman. Aquí Glenn demuestra por qué le dicen “La Voz del Rock”.

Con solo iniciar con los breves punteos de Sensitive y luego explotar en un tema movido pero misterioso, sabemos que este dueto no se anda con muchas complicaciones. Mollo es un aficionado confeso de Purple y quiere aprovechar éste momento con uno de sus ídolos. Este medio tiempo es energético y Glenn es el actor principal con una interpretación notable. Suena bien y acoplado a los riffs del italiano. Es una buena canción y sirve para iniciar las festividades como es debido. Un Hard Rock de buena factura.

Disconnected sirve como una antesala de lo que Hughes haría con Tony Iommi en su álbum solista Fused con sus riffs casi Doom pero con una influencia moderna y las apasionadas vocales de Glenn. El álbum sigue una pauta bastante marcada pero la calidad está ahí. La voz de Hughes está en un estado pletórico y se carga la canción al hombro. Mollo no da rienda suelta a su talento como hizo en el primer trabajo de The Cage con Martin y trabaja con una distorsión marcada, aunque eso no le evita gastarse un solo la mar de melódico. El paso es acelerado al final de la canción y gana tonalidades épicas en su enfoque. Una canción que te convence con el pasar del tiempo.

Más calmada y tranquila es Golden One (Gabi’s Song); una balada exquisita y con Hughes mostrando todo su virtuosismo vocal. Es la estrella del show mientras que Mollo aporta punteos exquisitos para el oyente. La canción explota alrededor del minuto tres y se torna majestuosa. Hughes hace uso de sus recursos más apasionados y sentidos en toda la canción. Una muy buena canción de principio a fin. Lo metalero llega con la cabalgante y acelerada Spun In Lost Wages. Así si podemos entendernos. Glenn canta soberbio –como es el patrón en éste trabajo- y Gaudi, el baterista, tiene más oportunidad de protagonismo con su doble pedal. Mollo aporta más melodía que la acostumbrada en éste trabajo y se le cómodo en éste ambiente. Me gusta mucho esta canción.

Luego de la pasable e irregular Keep It To Yourself, la interesante 24 muestra a la banda en un ambiente parecido al de Disconnected entrelazado al de Golden One. Aquí hay una mejora sustancial del tema previo y debo decir que Mollo ha bajado un poco el nivel en comparación de trabajos anteriores en su carrera pero es la excelsa labor de Hughes la que mantiene las cosas interesantes. Just Another Monday mantiene lo que es un trabajo bastante homogéneo y que puede pecar de repetitivo pero que es entretenido y con leves toques épicos. Aquí La Voz suena cabreada como en sus tiempos de Addiction pero aún más certero y potente.

Como dije antes, Mollo es un fan confeso de la dinastía Purple y no puede evitar hacer una versión estupenda de The Gypsy del Mark III con su otrora bajista y vocalista a bordo. Puedo llegar a crear polémica pero yo pienso que ésta versión no tiene nada que envidiarle a la original cantada por Coverdale. La melodía de guitarra –esa tan guapa y genial- se mantiene sabiamente por parte de Mollo y deja que el bueno de Hughes se luzca con su buen hacer vocal. Sin duda, el mejor del trabajo. Luego llegarían las innecesarias Voodoo Hill y Black Leather que poco o nada aportan al trabajo en cuestión. Un final algo triste para un álbum que tal vez peca de no ser instrumentalmente interesante pero que gana enteros porque Hughes se deja el alma en cada tema y canta fenomenal. Estos eran tiempos donde estaba en estado de gracia y se le nota.

Tres cuernos (medios) para Voodoo Hill. ¿Querían Rock? ¡Aquí está!

• Glenn Hughes – Vocales
• Dario Mollo – Guitarra
• Max Matis – Bajo
• Roberto Gualdi – Batería, percusión
• Dario Patti – Teclados
Invitados:
• Fabiano Rizzi – Batería en Just Another Monday
• Ezio Secomandi – Batería en Spun In Lost Wages
• Fulvio Pedazzini - Harmonica

Sello
Frontiers Records