Violator - Chemical Assault

Enviado por Terrible y Chacal el Mié, 03/02/2010 - 06:22
1424

1.Atomic Nightmare
2.UxFxTx
3.Destined to Die
4.Addicted to Mosh
5.Brainwash Possession
6.Ordered to Thrash
7.Toxic Death
8.Lethal Injection
9.The Plague Returns
10.After Nuclear Devastation

Oriundos de Brasil, más específicamente Brasilia, Violator es un grupo que no tiene más de 8 años en curso. Tocan thrash metal (¿qué duda cabe?) y definitivamente son una banda que se hace notar enseguida. Principalmente por dos razones: La primera es su música, que es prácticamente sacada directo de los años 80, cosa que poquísimas bandas de la famosa “nueva ola del thrash” han logrado. Segunda razón y quizás más del punto de vista estético, es la forma de vestir y sentir el thrash que tienen estos chicos, todo un orgullo para las nuevas generaciones. Punto aparte la portada del disco que es casi calcada al estilo de las de los grupos thrash ochenteros, con todos los tópicos del género: zombies, devastación nuclear, thrasher con resaca, dibujo tipo comic de la época, etc.
En definitiva resumiendo los puntos anteriores, lo que quiero decir, es que estos tipos viajaron en una máquina del tiempo desde aquella gloriosa época de mediados de los ochentas, para brindarnos música increíble, que nos para los pelos y nos hace cabecear y moshear hasta desfallecer (sii quizás exageré un poco, jeje).

Vamos al disco que es lo que nos reúne.

Tal y como antaño comenzara un lejano ya, Bonded By Blood (no se puede negar la gran influencia de Exodus que hay aquí), se siente un ruido de avión que, sin hacerse esperar abre paso a la canción de inicio Atomic Nightmare. Una muestra de que aquí no se vienen con idioteces, puro thrash directo a la vena. La voz de Pedro Poney muy original, algo chillona pero agresiva, cosa que le suma bastantes puntos. También quiero destacar la producción más cutre que tiene este en comparación a los otros álbumes de la NWOSTM (New Wave of Old School Thrash Metal), lo que lo hace sonar aun mas “old school” (valga la redundancia) que sus congéneres; otro punto a favor.
Sigue la tralla con United For Thrash, pista que empieza con un jugoso riff que es seguido rápidamente por ese ritmo de batería, el famoso tuca-tuca, que tienen la mayoría de los temas dentro de la rama speed/thrash. Las letras dejan en claro, si aún queda alguna duda, que es lo que pretenden y que música están tocando. Todo termina con el sonido de alguien vomitando, después de tanta cerveza y mosh creo yo.

Llegamos así a mi favorita del disco, Destined to Die.

Pedazo de tema, mucha caña y fuerza. Muy épico sobre todo cuando Poney entona el “…Only god could be so eviiiiiiil…eviiiiiil…eeevil…!!!”. Atención en 3:08 donde se desata el caos total, un solo bien a lo Slayer, brutal.
Addicted to Mosh, "adictos al mosh" para los menos familiarizados con el inglés. Buen tema como todos los del disco, empieza más o menos en plan medio tiempo, para luego empezar la carnicería de riffs y velocidad. La letra, creo yo, podría ser considerada como una especie de "manual thrasher" para novatos.

Sin descanso sigue esto, con la cañera Brainwash Possession, que empieza muy furiosa para luego dejar un pequeño espacio para tomar aire y seguir con la fiesta, y es que esto gente no para. Energía y caña es lo que le sobra a este Chemical Assault.

Ordered to Thrash se llama la instrumental del disco, una joyita, donde se puede apreciar que no solamente pueden hacer música rápida y cruda, sino también elegante y técnica. En menos de tres minutos se me ponen los pelos de punta. Temazo con todas sus letras (y eso que es instrumental).
Aquí sigue otra de mis favoritas: Toxic Death, que empieza con un extracto de la película Road Warrior, “Look around you, this is the valley of death”. Así luego de una serie de aullidos, parte el riff principal que es como una secuencia, como un sube y baja. Excelente trabajo del guitarra Pedro Capaca, gran habilidad para crear riffs de calidad. Brutal canción …Prepare for Toxic Death!!!

En este punto quiero hacer énfasis en la influencia de Exodus y Vio-lence en este grupo, tanto en la música, como en la parte de los coros. Pero siempre (como creo que he repetido en otras ocasiones) con su estilo propio. Por esas cosas es que tienen mucho merito estos chicos, que podrían ser buenos candidatos para destronar a Sepultura como reyes del thrash brasileño, todo depende del camino que sigan, en su aún, prometedora carrera. Personalmente puedo asegurar que empezaron con el píe derecho.

Continuando la carnicería empieza Lethal Injection, que nos habla de lo injusto que es el sistema judicial para algunos, asi como a otros por ser parte de él los deja sin condena. Un gran tema , muy cañero siguiendo la tónica de todo el resto del disco.

Aquí viene la que para muchos podría ser el punto más alto del disco, The Plague Returns, no podría estar más de acuerdo. Destaco una parte de la letra donde nombran "subliminalmente" varios discos thrash de los 80, ahí se lo dejo al oyente culto, que investigue para que sepa a cuales me refiero. Llegando al minuto 2:04 se desata un cambio de tiempo que acelera radicalmente la canción, para luego encontrarnos con un “Uuuh!!..” con cierto aire al de los míticos Celtic Frost, marcando el comienzo de otro riff de buen corte.

Y así llegamos a la última canción y la más larga también del debut de los Violator, After Nuclear Devastation se llama y termina el disco de gran forma. Aquí todos se lucen, vocalista (que también es el bajista), el guitarra con un muy buen solo y el batero, que si bien no le he dado mucha atención, hay que decir deja el pellejo con esos ritmos de infarto y tiene un excelente manejo del doble bombo también.

Luego del Chemical Assault llegaría otro guitarra, para darle aun más velocidad y peso a sus temas en directo. Pero ya que en estudio se pueden poner tantas guitarras como hagan falta, aquí no se sufre de aquello…para nada.
En resumen un gran debut de una banda, que si bien les falta pulir su estilo, tienen gran parte de la tarea ya hecha. Un primer album como debe ser: rapidito y sin rodeos.
Por lo menos a mí me dejaron más que contento con este trabajo.

A quienes gustan del thrash puro y duro, lo recomiendo a ojos cerrados. Además de venir con el plus de ser cosecha 2006.

Pedro Poney Ret: Bajo y voz
Pedro Capaca: Guitarras
David Araya: Batería

Sello
Kill Again Records