VHOL - Vhöl

Enviado por Wertherr el Mié, 25/04/2018 - 05:30
4148

1.The wall
2.Insane with faith
3.Plastic Shaman
4.Grace
5.Illuminate
6.Arising
7.Songs set to await forever
Disco completo

Hoy vuelvo a coger el batiscafo para sumergirme en las aguas más oscuras del metal y hacer emerger a la superficie un ejemplar bastante desconocido. Se trata de una especie de difícil definición pues los propios creadores de la bestia no tuvieron una idea preconcebida a la hora de crearlo, simplemente se dejaron llevar y crearon un sonido oscuro incorruptible y magnético con identidad propia.

Esta criatura demoníaca llamada Vhöl, cuyo nombre fue inventado para no tener pleitos con otro grupo que poseyese el mismo, y al mismo tiempo para sonar amenazante y cósmico, alberga un carácter indudablemente oscuro y maquiavélico que parece emular el gran ruido de un huracán. Se compone por una mezcla de estilos como el black y thrash metal a los que añaden motivos stoners, punks, cósmicos y progresivos sin dejar de lado el amor que sienten por el hardcore de los años 80 y el speed metal.

La idea de crear este espécimen fue del guitarrista John Cobbett (Hammers of Misfortune) y el virtuoso batería Aesop Dekker (Agalloch), que una vez que desapareció Ludicra, la banda black metalera a la que habían pertenecido, decidieron volver a juntarse porque querían grabar al menos un álbum más juntos con gente talentosa con la que llevarse bien. Por tanto se pusieron en contacto con su admirado colega, el cantante y guitarrista Mike Scheidt (Yob), que no dudo en aceptar la solicitud y con la magistral bajista Sigird Sheie, colega de Cobbett en la banda Hammers of Misfotune desde el año 2003.

Con tales genialidades el invento no podía salir mal, contaban con un cantante que bramaba como una alimaña capaz de crear atmósferas endiabladas mostrando en ocasiones su lado pulcro, con una bajista que engrosaba el sonido magnificamente, con un guitarrista cualificado para formar riffs huracanados que barrían todo lo que se cruzaba por su camino y por supuesto con el compañero que más destacaba entre todos, el azotador de parches al que poco le faltaba dislocarse los hombros imprimiendo velocidad y precisión en cada leñazo.

Accedieron al estudio con las cosas bastantes claras, Cobbett con unos cuantos riffs preparados y con la idea ya hecha sobre la atmósfera y la producción, uno de sus puntos fuertes ya que proporciona un sonido sofisticado aparentando que fue grabado en una pecera enmoquetada, y Dekker, con la idea de sentar cátedra aportando ritmo extremo y veloz, algo que se ve reflejado durante todo el transcurso del álbum.

Este artefacto sónico destila identidad. Una vez lo escuchas sabes de quién se trata. La cosa comienza inmejorablemente con el tema The wall que es un tornado monumental creado a base de riffs huracanados y unos blast beats impecables. En él se funden voces violentas con otras astrales que le dan un toque cósmico genial (éstas aparecen en más ocasiones). Le sigue Insane with faith, un tema robusto, directo y dinámico compuesto sobre una base punkarra, al igual que su hermana Arising que posee la misma característica pero ésta moviéndose en territorios más velocistas, aquí hay que hacer mención especial a la parte instrumental que les hace merecedores de condecoración.

Luego Songs set to await forever se presenta como "rara avis" pues su aura inicial que se sontiene en ritmos rápidos, es lóbrega, y poco después desemboca en un abismo demente y al rato en un tramo tranquilo casi doom. Indudablemente una de las composiciones más interesantes. Plastic Shaman es una pieza speedica y corpulenta que abre paso con gordos riffs mientras Scheidt nos deleita con una interpretación furiosa poseedora de uno de los coros cósmicos más reconocibles del himnario, ¡excelente composición!.

Después también tenemos el tema Grace una partitura poderosa y directa, la más "sencilla" podría decirse, repleta de fuerza y garra, en ésta hay que prestar atención al doble bombo del señor Dekker que no puede estar más acertado, ¡chapeau! Por último, tenemos la tonada Illuminate que se sostiene sobre una base blackened, dinámica y magnética que está provista de una instrumentación de lujo, atentos al monumental redoble de tambor de Aesop en el min 6:38, es digno de ser apreciado con especial atención ( parecerá una tontería pero, uno tiene que ser muy minucioso para ejecutarlo ). Indudablemente es otro de lo temas más perfectos del cancionero.

La verdad es que el disco en general es una auténtica pasada, las partes instrumentales son magníficas y no contiene tema que pueda considerarse aburrido o poco inspirado. Por otro lado, quería informaros también de que estos tipos no tuvieron intención de grabar un nuevo trabajo pero, la experiencia les pareció tan satisfactoria que volvieron a entrar al estudio y nos brindaron con otra obra grandiosa titulada "Deeper than sky" en la que funden las partes bestias en melodías más accesibles. Ahora esperemos que sigan entrando al estudio porque ..., ¡no pueden dejarnos con ganas de más!

¡GRANDES VHOL!

Sigrid Sheie Bajo
Aesop Dekker Batería
John Cobbett Guitarra
Mike Scheidt Voz

Sello
Profound Lore Records