Varios Artistas - Tribute To A Madman Ozzy Osbourne

Enviado por Millinomilesaway el Jue, 05/02/2009 - 20:48
215

01. Sôber - No More Tears
02. O'Funkillo - Gets Me Through
03. Kannon - Bark At The Moon
04. Sugarless - Fire In The Sky
05. Boikot - Crazy Train
06. Dark Moor - Mr. Crowley
07. S.A. - Over The Mountain
08. Sherpa - Desire
09. Silver Fist - Killer Of Giants
10. Terrosristars - I Don't Know
11. Lujuria - Shot In The Dark
12. Misery - So Tired
13. Fony - Perry Mason
14. Turbolovers - Goodbye To Romance
15. The Mad Ones - Mama I'm Coming Home

Curioso experimento que es posible que algunos conozcáis. El tributo de grupos españoles a nuestro querido Madman. Quede claro que se nota que todas las versiones aquí contenidas están hechas con todo el cariño del mundo, por grupos de muy diversos estilos, con el Rock como común denominador, que están influenciados de una u otra manera por Ozzy. No obstante, el resultado de las versiones es claramente desigual, y si bien tenemos brillantes adaptaciones, también escuchamos otros temas fallidos debido a una excesiva experimentación o un enfoque inadecuado. Ahora paso a comentar los temas por separado.

Sôber hacen una muy fiel adaptación del gran 'No More Tears', con la línea de bajo idéntica y las guitarras calcadas. Si acaso, la voz de Carlos Escobedo le otorga una mayor profundidad al tema. Aparte de eso, reducen la duración original de más de 7 minutos a menos de 6. Con todo ésto, una de las mejores del disco.

Sorprende encontrarse a O'Funkillo en un disco de ésta índole, pero ya avisé de la diversidad de estilos. Éstos hacen una aflamencada y funky versión de 'Gets Me Through', el único corte presente del por aquel entonces último disco de Ozzy, el flojo 'Down To Earth' Bastante curiosa.

De 'Bark At The Moon' se hacen cargo Kannon, una de las más prometedoras bandas de Rap Metal estatal que había en España en esos momentos, hoy desaparecidos. El ritmo y los riffs son muy fieles al original, pero en el solo flojean agusto. Ahí se ve que es una parte demasiado exigente para unos músicos ciertamente limitados. Pero en conjunto, no está mal.

Sugarless, grupo de Funk Rock, también desaparecidos hoy, perpetran un escandaloso destrozo de 'Fire In The Sky', uno de los temas del primer disco de Ozzy con Zakk Wylde, ese olvidado 'No Rest For The Wicked'. Le añaden una base rítmica horrorosa, una voz rasgada a ratos peor aún y se quedan tan panchos. Todo un despropósito, y sin duda alguna, el mayor punto negro de éste homenaje.

Boikot, calimochero grupete del tres al cuarto, salvan un asunto tan peliagudo como es 'Crazy Train' gracias a que su guitarra ha demostrado ser buen solista cuando no le atan tocando infantil Punk-Ska frente a hordas de nenes en preocupante estado de ebriedad. Eso sí, los scratches del principio y ese ritmo tan punkarrilla sucio que le imprimen a la canción, imperdonables. En éste tipo de discos se ven claramente las diferencias entre grupos y quienes valen y quienes no. Eso sí, mi respeto para el guitarrista, que espero algún día se desligue de su grupo y funde algo más serio donde dar rienda suelta a sus solos.

Dark Moor, un grupo de Power Metal o Metal Sinfónico bastante prestigioso por éstos lares, se lucen de la hostia con 'Mr. Crowley'. En ella todo encaja, desde la perfecta intro de teclados del principio, a la genial voz de su cantante, y desde luego, el enorme virtuosismo de sus guitarras, que se marcan sendos (y muy fieles al original) solazos de esos que quitan el hipo. Ésto sí que es un buen homenaje a Randy.

Soziedad Alkoholika, S.A. pa los colegas, son otros de los triunfadores. Cogen uno de los temas más brutos del Madman, 'Over The Mountain', y lo embrutecen aún más, dándole un aire pesadísimo alucinante. La batería de Roberto es algo fuera de lo común, y ese punteazo a doble cuerda creo que no admite discusión alguna.

Sherpa se marca una correcta versión del 'Desire', rockera y aguerrida, como no podía ser de otra forma tratándose de nuestro querido ex-barón. Hermes Calabria, viejo conocido por todos, le acompaña de manera amistosa y cumplidora.

Silver Fist, el grupo del otrora cantante de Muro, Silver, (aunque ahora Muro hagan conciertos de vez en cuando), coge un tema relativamente desconocido como es 'Killer Of Giants', y le da ese aire metalero tan propio de él.

Terrosristars marcan otra chapuza monumental, haciendo de 'I Don't Know' un burdo tema de Death Metal que podría haber pasado por uno de sus mediocrísimos temas propios. Por no hacer, no hacen ni el solo, oigan. Basura pura.

Lujuria cogen uno de los temas más comerciales de Ozzy, 'Shot In The Dark', y la verdad es que no le aportan nada nuevo. Eso sí, está muy bien hecho, se nota que son buenos músicos con buen criterio.

Misery no andan muy acertados tampoco. Hacen de una balada como 'So Tired' un tema de Pop Punk californiano en plan Blink 182 que no le pega ni para el copón. Si la canción fuese suya, no estaría mal, pero aquí no cuadra, lo siento.

Fony no sé que pintan aquí, puesto que son ingleses y se supone que es un tributo Español. Eso sí, agradezco mucho su presencia porque, a pesar de ser un grupo totalmente desconocido para mí (por lo visto es un grupo de Nu Metal), hacen una acojonante versión de 'Perry Mason', el único de los temas de Ozzmosis aquí contenido, y uno de mis favoritos de toda la discografía de Oz.

Turbolovers, grupete de AOR también muy poco conocidos, naufragan con una mala adapatción de otra balada: 'Goodbye To Romance' suena muy pastelosa y poco compacta. No hay nada muy destacable en ella.

Lo último sí que es la sorpresa del disco. Una sentida interpretación de 'Mama, I'm Coming Home' a cargo de The Mad Ones, que no es sino un grupo inventado que reúne a la práctica totalidad de los cantantes de los grupos participantes, dos baterías, un bajo, más de seis guitarristas, etc. A parte de cantantes como Juan de S.A., Óscar De Lujuria, Sherpa, etc, que meten coros, cantan otros que no participan directamente con sus grupos en el tributo, como Leo de Saratoga o Molly de Hamlet.

El DVD que acompaña el disco es muy recomendable. Recoge todo el proceso de grabación de todos los grupos a lo largo de una hora y media con testimonios y entrevistas a los distintos músicos.

Una curiosidad, satisfactoria en ocasiones y tremendamente decepcionante en otras.

Sello
El Diablo