Varios Artistas - Celebrating Jon Lord At The Royal Albert Hall (DVD)

Enviado por BurnRain el Mar, 09/06/2015 - 19:22
216

JON LORD - THE COMPOSER
Orion Orchestra
(Leader: Darragh Morgan)
Conductor: Paul Mann
Band Musical Director: Wix Wickens
Compére: Bob Harris

01. Fantasia from Sarabande
02. Durham Awakes from Durham Concerto
03. All Those Years Ago (with Steve Balsamo and Micky Moody)
04. Pictured Within (with Miller Anderson) from the album Picture Within
05. Sarabande from Sarabande (with Rick Wakeman)
06. One From The Meadow (with Margo Buchanan)
07. Bourrée from Sarabande
08. Afterwards (with Jeremy Irons and Paul Mann)

JON LORD – THE ROCK LEGEND

01. Things Get Better featuring Paul Weller
02. I Take What I Want feat Paul Weller and Micky Moody

03. Silas and Jerome (featuring Phil Campbell, Ian Paice, Bernie Marsden)
04. I’m Gonna Stop Drinking (featuring Phil Campbell, Ian Paice, Bernie Marsden)

05. Soldier of Fortune (with Steve Balsamo, Sandi Thom and Micky Moody)

06. You Keep On Moving (with Glenn Hughes, Bruce Dickinson, Ian Paice, Don Airey and Micky Moody)
07. Burn (with Glenn Hughes, Bruce Dickison, Ian Paice, Don Airey and Rick Wakeman)
08. This Time Around (with Glenn Hughes)

09. Uncommon Man
10. Above And Beyond
11. Lazy featuring Stephen Bentley-Klein, Violine
12. When A Blind Man Cries
13. Perfect Strangers
14. Black Night
15. Hush feat. Bruce Dickinson, Rick Wakeman, Phil Campbell, Bernie Marsden, Micky Moody

Tal día como hoy, en Leicester, del año 1941 nacía Jonathan Douglas Lord más conocido como Jon Lord. Habría cumplido 74 años si no fuera porque el cáncer se lo llevó el verano de 2012. Jon Lord, maestro del Hammond, las teclas y de la composición híbrida clásica-rock, fallecía dejando una estela de canciones difícilmente igualable. En 2014 el concierto benéfico The Sunflower Jam le rinde homenaje. No es casualidad que sea este el cauce para tan merecido evento, ya que detrás de esta organización que busca fondos contra el cáncer y otras enfermedades está Ian Paice y su mujer Jacky, que es a su vez cuñada del desaparecido Jon. Además Jon había participado en este festival del rock en el 2011, lo que sería su última aparición sobre un escenario. Todo lo recaudado iría destinado a la Jon Lord Fellowship que investiga el tratamiento del cáncer de páncreas.

El concierto hace un repaso a la carrera de Jon y esto no es sólo decir Deep Purple, es mucho más. Antes de Purple Jon había militado en otras formaciones y también mantenía una carrera en solitario como compositor que no abandonó nunca. El concierto recogido en foma de DVD se divide en dos partes, The Composer y Rock Legend. Definiendo esa doble vía, la del creador mestizo en un universo de música y teclista del rock pesado.

The Composer. Jon Lord necesitó una carrera en solitario para dar rienda suelta a su espíritu creador y fusionador de estilos. Desde el barroco Bach, al folk, el jazz, el blues o el pop. No discriminó a ningún estilo, quería una música sin límites, sin corsés. En solitario no tenía que lidiar con ningún ego "purpleliano", era libre y después de dejar Deep Purple siguió componiendo.

El pasado 4 de Abril de 2014, en un Royal Albert Hall repleto, comienza el homenaje con una introducción de la mujer de Jon, Vicky que con con el apoyo de Ian Paice, habla emocionada al auditorio sobre su marido y su memoria.
Bob Harris, que irá presentado a los que irán desfilando por el escenario, introduce a la orquesta y a su director Paul Mann. El concierto propiamente dicho comienza. Paul Mann no sólo era amigo de Jon sino les unía algo más. El tío de Mann fue pipa y tour manager de los Deep Purple en los 70, vivió su efevercencia y contaba al joven Mann como aquél alto y bigotudo teclista enchufaba su Hammond eclesiástico a un amplificador convirtiéndolo en un objeto del diablo. Cómo reinaba entre aquella maquinaria vigorosa de excesos de guitarra, batería y voz. Me imagino la cara que pondría Jon al escuchar aquélla anécdota, con una leve sonrisa como si no fuera mucho la cosa con él.

En el Royal Albert Hall bien engalanado, lleno hasta el capitel de sus columnas, de aspecto solemne y elegante se pudieron escuchar ocho temas que representaron la faceta compositiva de Lord. Abrió "Fantasia" de aquél maravilloso LP Sarabande, posiblemente el más creativo y redondo de los que firmara Jon, de hecho otras dos obras de aquél fueron escogidas: "Sarabande" y "Bourree". Destacando en "Sarabande" la figura a las teclas de Rick Wakeman. Otras colaboraciones en esta parte fueron las de Miller Anderson, guitarrista y cantante de blues, en "Pictured Within", Steve Balsamo cantando "All Those Years Ago" con Micky Moody a la guitarra del fotolibro biográfico del mismo nombre y el actor Jeremy Irons recitando el poema de Thomas Hardy en "Afterwards".

En general se palpa el respeto y la admiración en cada una de la notas por parte de la orquesta y del respetable. Muy diferente en aquella primera cita de Jon con el Royal Albert Hall allá por el 1969 cuando presentó Concerto for Group and Orchestra bajo el sello Deep Purple, donde desde los cuellos almidonados había cierta altivez de incomprensión. Obra pionera en sinfonismos y mezcolanzas orquestales con rock, que sería un experimento que después probarían muchos otros y que no ha tenido representación en este homenaje.

The Rock Legend, hace un repaso de la carrera de Jon Lord no del todo cronológico (saltándose su etapa en Whitesnake) ya que Deep Purple se han reservado el colofón de dicho homenaje.

El concierto lo abren dos temas de The Artwoods, el primer grupo en el que militó Jon. Los temas son "I Take What I Want/Things Get Better", nacidos en la efeverscencia pop de mitad de los 60. No hubo representación de ningún miembro de The Artwoods y las versiones llevan el sello de Paul Weller, cantante, guitarrista y artista británico con unos inicios Punk en la banda The Jam y una dilatada carrera en solitario dentro del pop rock.

Tras The Artwoods Jon ingresó en Roundabout que cambiaría su nombre a Deep Purple donde estuvo desde 1968 hasta 1976 y una segunda etapa desde 1984 hasta 2002 donde abandonó la banda de sus amores. Entre esas dos etapas formó Paice, Ashton & Lord sacando en 1976, "Malice in Wonderland", del que se hacen dos versiones en el concierto: "Silas and Jerome" y "I’m Gonna Start Drinking", esta vez sí recobrando algunos de los integrantes originales, Ian Paice a los parches y Bernie Marsden a las seis cuerdas. A la voz, la joven revelación blues rock Phil Campbell (no confundir con el guitarrista de Motörhead) integrante de la banda The Temperance Movement. Las canciones sonaron más viscerales a la voz hecha girones del joven Campbell que con el fallecido Ashton que era un burlón e irónico intérprete. Sonaron de diez pero para la próxima vez diremos al talentoso Phil que venga con las letras aprendidas y no se dedique a tirar de chuleta. Pero cómo no iban a sonar perfectos, con Nick Fyffe ex-Jamiroquai al bajo, Marsden dejándo su sello en un solo marca de la casa y Ian Paice dándole de lujo a la batería.

A estas alturas del concierto les hubiera tocado el turno a los temas de Whitesnake. Entre las dos etapas púrpuras, Jon militó en Whitesnake, cerca de seis años (del 78 al 84). Periodo que no aparece en el concierto suponemos por desavenencias con la serpiente albina, es decir, David Coverdale. Hubiera sido maravilloso escuchar temas como She´s a Woman, Here I Go Again o Till the Day I Die donde dejó su huella imborrable, añadiendo a su clásico sonido hammond, el Moog y los sintetizadores adaptándose a los nuevos tiempos y a una banda con dos guitarras.

En el Royal Albert Hall le tocó el turno a una de las mejores baladas que hayan llevado el sello de Deep Purple, me refiero a "Soldier of Fortune", obra del mark III, inolvidable a la voz de David Coverdale. La interpretaron Steve Balsamo y Sandi Thom a las voces. El acompañamiento orquestal y las voces le dieron un aspecto de extraño candor a un tema que Coverdale le daba un feelin inigualable, perdiendo ese aire intimista del que canta en primera persona lo vivido. Aquí se pudo ver la mejor intervención de Micky Moody con una slide guitar.

Tras la balada llegó el punto más álgido de este concierto, con la entrada en liza de Glenn Hughes y Bruce Dickinson. Trayendo una corriente de energía de mayor nivel que lo vivido hasta ese momento. Comenzaron con "You Keep On Movin" del malogrado "Come Taste the Band", donde la voz de Glenn se movió a sus anchas y Bruce Dickinson a parte de moverse cual tigre enjaulado, se encontró incómodo con el funky de la canción pero derrochó vitalidad. Lástima Micky Moody un tanto tapado por la orquesta. La que resultó magistral fue "Burn" que el auditorio acogió con arrebatador entusiasmo, muchos se pusieron en pie y algún que otro se lanzó al headbanging. El que lo celebró con ganas fue Bruce que estuvo más en sintonía con el estilo. Cuando no estaba al micrófono se le veía moviéndose de un lado a otro en tan reducido espacio con tanto músico sobre el escenario, buscando pasarelas o donde correr o subirse, ¡¡qué grande eres Bruce!! Aunque no se le haya visto mucho el gran Rick Wakeman también esta dándole a las teclas (por favor un buen plano de este gran músico...). Y os preguntaréis quién se esconde bajo la guitarra y semejante mata de pelo, pues un músico de estudio, Murray Gould que se ha llevado algo de protagonismo aunque sea por una vez. El hacha ha colaborado en otras ocasiones con este festival y con Jon Lord (aparte de con artistas como Elton John o Eric Clapton).

Glenn dejó su bajo, Bruce el escenario junto con el resto de colaboradores, dejando a la orquesta para que el de Staffordshire ridiera homenaje a Jon con "This Time Around" otro hito del concierto. Envuelto en la orquesta y acompañado por el piano, la voz de este sexagenario (quién lo diría) nos trasmite todo el sentimiento por la marcha de un amigo. Hermosa y sentida despedida sin el armazón de la batería y el bajo. Es tiempo de comentar que al piano esta Paul Wix Wickens que ha dirigido musicalmente el evento. Magnífico músico, multinstrumentista conocido por trabajar con Paul McCartney y muchos otros. Este "This Time Around" fue lo mejor del concierto.

Llegó el momento de la última presentación y corrió a cargo del jovial Bruce Dickinson que habló de lo que supuso para él la banda que venía a continuación: Deep Purple. El set de los legendarios comenzó con un par de sorpresas, "Uncommon Man" y "Above and Beyond", de su último disco en estudio. Todos los espectadores y los seguidores de la banda púrpura hubiéramos esperado un inicio con Highway Star, no sólo por tradición sino porque Jon dejó un sólo espectacular, inmortal al paso del tiempo, pero no se oyó esta noche. Hubiera sido orgásmico pero en compensación lo hizo "Uncommon Man" con una importante carga instrumental ambientado con la iluminación y donde Steve Morse deslumbró con protagonismo. Más deslucida quedó "Above And Beyond" que por su texto, de despedida de amores y de anhelos del más allá entró en el set list.
La elección del set purpleliano solo responde a dos criterios, temas reconocibles y queridos con importante parte a las teclas y otro criterio era el de aligerar la carga vocal a Mr. Gillan, que los años han hecho mella en una de las voces más potentes del Hard Rock. Estos dos primeros temas estaban bien ajustados a la realidad vocal del frontman ya que se extraen de su disco más reciente.

A continuación nos brindaron una magistral "Lazy", introduciendo el violin de Stephen Bentley-Klein como un elemento más que encararse a guitarra y teclado, le dió un aspecto a lo Kansas, con aires progresivos y realmente quedó muy redonda, Gillan se le vió haciendo notables esfuerzos para no quedar atras del resto de compañeros. Purple sonó magnífico sin desmerecer para nada su legendaria trayectoria, como integrante de esa Santísimia Trinidad pionera del Heavy/Hard junto a Led Zeppelin y Black Sabbath. Olían a feeling añejo rebosante de chispa, la versión de "Lazy" es de las que hay que recordar.

Mr Gillan se nos desquitó con "When A Blind Man Cries", donde tiró de maestría para dar una buen versión de esta balada del idolatrado "Machine Head". La orquesta ayudó a aumentar su carga sentimental. Con "Perfect Strangers" no hubo ni pérdidas ni excesivas ganancias en la marcha del concierto. Llegamos a la coreable y siempre bienvenida "Black Night", que hizo ganarse al respetable que la cantó en total rendición.

Como colofón no podía faltar "Hush" en la que aparecieron casi todos los que hasta entonces habían participado junto a Deep Purple, digo casi porque se echó en falta a Glenn Hughes. El primer hit de los Purple, allá cuando eran mark I, lo convirtieron en una jam de caóticas idas y venidas de arrebatos de Hammond, the Moog y algún que otro guitarrazo, a cargo de Don Airey y Rick Wakeman principalmente, y Steve Morse que fue el único guitarra que sonó bien en toda la noche, dando muestras de su gran categoría, lo sentimos por Micky Moody que no tuvo buen sonido. El último tema fue el que más pareció una jam que lleva por nombre el festival. La despedida fue animada, alegre, pensando en un público que lo agradeció después de tantas palabras de recuerdo para el elegante Jon Lord maestro de las teclas. El adiós fue "Hush" que paradójicamente fue una de las primeras y más grandes temas del Hammond de la historia del rock y no podía faltar en este homenaje al más grande teclista del Hard Rock de todos los tiempos.

A pesar de las notables e injustificables ausencias de David Coverdale y Richie Blackmore fue una noche memorable que reunió a grandes talentos de la música, amigos o compañeros de Jon. Injustificables estas ausencias porque Coverdale entró en Deep Purple, es decir lanzó su carrera, gracias a Jon Lord; y Blackmore no hubiera sido quien es sino hubiera tenido al lado a alguien como Jon. Blackmore emitió un comunicado diciendo que los duelos eran personales y él había escrito una canción, Carry On Jon, para su ex-compañero púrpura con esto justificaba su ausencia. El concierto es casi sobresaliente, tuvo algunas carencias de sonido, pero lógicas con tantos músicos que van y vienen del escenario, sumándolea esto una orquesta, sin parones entre unas actuaciones y otras. Visualmente también ha tenido problemas para sacar buenos planos de algunos artistas, había poco espacio para colocar y muy complejo de prever tantos elementos como la iluminación o los ángulos y la posición de las cámaras. Muy en falta un buen plano del señor Wakeman, ese mágo del sintetizador, uno de los más grandes de rock a las teclas desde sus Yes, que no ha tenido un plano decente. Por lo demás muy recomendable y disfrutable.

Entre las muestras de admiración y halagos tras las muerte de Jon Lord, las que definirían mejor lo que fue el gran maestro estan las que le dedicó el cantante Lizzy Borden "lo que Eddie Van Halen hizo por la guitarra eléctrica, Jon Lord lo hizo por el órgano. Reinventó el sonido del instrumento al mezclar un amplificador Marshall con el Hammond. Era algo tan malvado, oscuro y bello… El sonido de Deep Purple fue modulado por Jon. Nunca habrá alguien como él, fue un verdadero músico innovador. O las que pronunció el guitarrista Bernie Tormé (Gillan, Ozzy Osbourne) "No hubiera existido Deep Purple sin Jon Lord, fue parte intrínseca del estilo del grupo. El impresionante sonido del órgano fue el mejor del planeta. Ahora se programa en todas las versiones de Protool o Logic del mundo. Además, contribuyó a lo que años después se llamó estilo progresivo utilizando tanto orquestas como sonidos orquestados. Fue un gran músico y compositor, además de un gran innovador. Pero Jon veía todo como música, le daba igual que fuese clásica, rock o pop, no le importaba. Sólo tenía que ser buena." O más explicíto Slash "Es un día triste para el rock’n’roll. Jon Lord ha muerto. Uno de los más grandes, cojonudos y pesados sonidos del heavy metal. Único en su especie. DEP."

Como recuerdo siempre quedará Jon Lord volcado sobre las teclas de su Hammond tronando en el mayor altar de Hard Rock.

Paul Weller: voz y guitarra
Murray Gould: guitarra
Micky Moody: guitarra
Neil Murray: bajo
Andy Wallace: hammond
Jerry Brown: batería
Mario Argandoña: percusión.
Phil Campbell: voz
Bernie Marsden: guitarra
Nick Fyffe: bajo
Wix Wickens: piano
Steve Balsamo: voces
Sandi Thom: voces
Glenn Hughes: voz y bajo
Bruce Dickingson: voz
Don Airey: hammond
Nigel Hopkins: teclados
Rick Wakeman: sintetizador Moog
Ian Gillan: voz
Steve Morse: guitarra
Ian Paice: batería
Roger Glover: bajo
Don Airey: teclados