Varios artistas - A Call to Irons

Enviado por FarBeyondDriven el Sáb, 10/05/2014 - 03:31
215

¿Se imaginan cómo hubiera sonado Iron Maiden si en lugar de a Bruce Dickinson, hubieran contratado a un vocalista de Black o Death Metal? Si les puede la curiosidad, échenle un vistacillo a este disco tributo de 1998, en el que grupos de metal, por lo general extremo, rinden homenaje a Iron Maiden versionando algunas de sus canciones más emblemáticas, sin salirse de sus respectivos estilos.

Los powermetaleros Steel Prophet son los encargados de ir rompiendo el hielo, homenajeando la época de Di’Anno con un par de covers de los inicios de la doncella, empezando por la instrumental ‘Ides of March’, para continuar enlazando con ‘Purgatory’. Suenan bastante bien a lo Maiden, sin necesidad de salirse de su estilo powermetalero. Ya solo la intro de ‘Ides of March’ poco tiene que envidiar a la original, y ‘Purgatory’ también me parece de lo más convincente, con esa voz a lo Kai Hansen.

Los dos siguientes temas tienen una ambientillo más propio del Black/Death Metal. Ancient Wisdom versiona ‘Powerslave’, muy enérgica, con una imponente voz gutural y una atmósfera muy oscura que le viene al tema como anillo al dedo, haciendo de éste uno de los mejores covers del disco.
‘The Trooper’, de la mano de Vital Remains, de primeras suena muy parecido al original, hasta que empieza a cantar el vocalista con una voz bastante burra...
Al principio como que choca bastante esa voz gutural tan grave, será la costumbre de escuchar a Dickinson, aunque según va avanzando le empiezas a coger el tranquillo; arriesgada pero interesante propuesta.

Angel Corpse tocan la instrumental ‘Genghis Khan’, al igual que Absu, quienes se encargarán más adelante de cerrar el disco con ‘Transylvania’, otra instrumental de los inicios de Maiden, ambas tocadas a toda pastilla, y sonando bestial la batería en el caso de Absu.

El ‘Hallowed Be Thy Name’ de Solitude Aeturnus es muy parecido al original, con un gran trabajo tanto en guitarras como a la voz.
New Eden también se mantienen en esa mentalidad de respetar al máximo el tema original con ‘Phantom of the Opera’, y por lo general también cumple, sobre todo en el solo, aunque si nos ponemos a compararlo con el carisma del tema original, tal vez no salga tan victorioso como el cover anterior.
Semejante podría hablar del ‘Remember Tomorrow’ de Opeth, la versión cumple y no desagrada, pero tampoco presenta ningún aliciente que la haga brillar más allá de lo que nos ofrece el tema original.

Más cercano al Doom Metal, tenemos grupos como Morgion, que se encargan de interpretar ‘To Tame A Land’. Me gusta como llevan a cabo el comienzo de la canción con esos punteos limpios. Cuando llegan a la parte cañera han querido darle un toque bestia y poco producido, con esas guitarras sucias, que si bien resulta llamativo de escuchar, por otro lado emborrona un poco la magia del tema original, sobre todo en las partes de bajo que tanto se hacían notar en el tema de Maiden.
Probablemente sea el cover que más va a su bola en este disco, ampliando los 7 minutos del tema original a unos 10, inventándose algunas partes de la canción y pareciendo por momentos un tema diferente, así como la balada ‘Strange World’ de Evoken, que si bien gana mucho en cuanto a ambientación y esa conseguida sensación de melancolía, también va bastante a su rollo, y ojo, que no menciono este aspecto como algo negativo.

La que a mi parecer es la guinda del pastel es ‘Rime of the Ancient Mariner’ interpretada por Opera IX. Es evidente que han elegido uno de los temas estrella de Iron Maiden, pero es que además han sabido llevárselo a su terreno, dándole un estilo muy personal y respetando los 13 minutos que dura, manteniendo el nivel en todos sus pasajes. Cantado a dos voces, alterna una voz gutural aguda con una dulce voz femenina, y también posee una atmósfera muy lograda, que nos hace imaginar la historia del pájaro de una manera un tanto diferente que con Maiden, ahora todo más siniestro y oscuro.

No fue mala idea esto de llevar las canciones de Iron Maiden a estilos cercanos al metal extremo, aunque al parecer la clave no estaba en hacer la versión más bestia, sino la más sutil, dando como resultado un disco algo irregular, en el que algunos temas funcionan de maravilla y otros no tanto.
Tres cuernos altos para este curioso tributo, que destaca de entre los muchos homenajes que se le habrán hecho a Iron Maiden. Si te gusta Iron Maiden o el Death Metal tal vez te interese, si te gustan ambas cosas, ya estás tardando en echarle un ojo.

Saludos /,,/_

Steel Prophet
Ancient Wisdom
Vital Remains
Angel Corpse
Solitude Aeturnus
New Eden
Opeth
Morgion
Evoken
Opera IX
Absu

Sello
Dwell Ministries