Van Halen - III

Enviado por Rob Jalford el Jue, 11/01/2018 - 18:29
155

01. Neworld (instrumental)
02. Without You
03. One I Want
04. From Afar
05. Dirty Water Dog
06. Once
07. Fire In The Hole
08. Josephina
09. Year To The Day
10. Primary (instrumental)
11. Ballot Or The Bullet
12. How Many Say I

Disco completo

Van Halen es sin duda una de las mejores bandas de hard rock de todos los tiempos, cuentan con varias joyas en su discografía, ya el debut de 1978 es uno de los mas redondos que se pueden encontrar, con una exhibición por parte de Eddie realmente espectacular y un Dave Lee Roth tremendo, la segunda entrega tampoco se quedaba atrás y que decir de “1984” que estos días cumple 34 años de su lanzamiento, cargado de hits pegadizos y mucha calidad.

Con Sammy Hagar destaca sobre todo “5150” siendo algo inferior para mi gusto “OU812”, sin olvidarme de dos entretenidos “F.U.C.K” y “Balance” que aunque llevaban mas relleno de lo aconsejable tenían canciones con gancho.

Eddie es uno de los mas influyentes guitarristas del circuito, su nombre está grabado en letras gigantes de oro junto a otros de la talla de Tony Iommi, Jimmy Page,Randy Rhoads, Yngwie Malmsteen, Steve Vai, Michael Schenker o Gary Moore, su técnica y su infinidad de recursos en las seis cuerdas ha sido inspiración para muchos, su tapping de otra dimensión ha dejado boquiabiertos a millones de fans. No vamos a descubrirle ahora, un genio sin duda el holandés autor de Eruption, tanto en estudio como en directo.

Tras la marcha de Sammy Hagar después de publicar “Balance” incorporaron a la banda al vocalista Gary Cherone que había grabado unos excelentes discos con Extreme (sobre todo el “Pornograffitti” de 1990 y se metieron en estudio para editar este “III” en 1998 para mí el más flojo de toda la discografía del grupo. Ocupa el undécimo puesto en su jugosa carrera.

No refleja para nada la brillante trayectoria del combo, lleva doce temas en general tediosos y poco inspirados. Desconozco el motivo por el que grabaron peñazos aburridísimos como From afar, Josephina o Once, lejísimos de temazos anteriores del calibre de Runnin’ with the devil, Panamá, Why can’t this be love, Mean Street o Unchained por nombrar algunas. Ya no sé si fue a consecuencia de movidas con la discográfica o una caída apoteósica a nivel creativo por parte de los músicos o tal vez la búsqueda de nuevos caminos sonoros que personalmente creo no lograron.

Las canciones de “III” además de no tener frescura y adolecer de pegada, son en general largas, el disco se va a mas de una hora, con lo que el oyente tras sufrirlo (el que lo puede escuchar del tirón, sin dormirse antes) queda realmente decepcionado, puesto que hablamos de una institución del hard, a la altura de clásicos como Whitesnake, Rainbow,Aerosmith,Purple, AC/DC,UFO y unos cuantos mas del selecto club de superventas con millones de seguidores y reconocidos a nivel mundial.

Ya el arranque con el piano de Mike Post en la instrumental Neworld presagia que la cosa nace torcida, confirmándose con las siguientes Without you y One I want que recuerdan de lejos la esencia de los Van Halen por los coros y algún solo de Eddie, pero la sensación agridulce es palpable, van como a rebufo, como cansados y sin ese atractivo de siempre. La cosa no fluye como debiera y el estar ante un quiero y no puedo continúa con Dirty Water Dog, pese a su estribillo pegadizo con los voces festivas.

Fire in the hole tal vez sea la canción que mas me convence de la entrega, con un Gary echándole ganas y acercando su tono al de Hagar, un riff mas atractivo y un estribillo marca de la casa. El hándicap vuelve a ser el metraje, con mas de cinco minutos, cuando siempre Van Halen había triunfado con temas de tres, directos y sin meter relleno ni experimentos raros. Otra potente y enérgica es Ballot or the Bullet que sube el tempo y muestra que el que tuvo, retuvo. En ella apreciamos la solidez de la base rítmica que imprimen Alex y Michael Anthony.

No hay mucho que destacar de Eddie salvo algún punteo notable en la balada dramática y de ocho minutos y pico Year to the Day y alguna otra, pero en líneas generales está lejos de lo ofrecido en su carrera, a todo un guitar hero como él se le debe pedir mucho mas, bajo mi punto de vista. Es en la instrumental Primary donde podría haber aprovechado para darnos una clase magistral, pero se sumerge en un ambiente sureño y no acaba de despegar tampoco.

Eddie canta en la que cierra la obra How many Say I que es una lenta sosilla con piano y nos muestra al virtuoso guitarrista en otra faceta mas intimista, un tema que no aporta mucho y que pone punto y final a un disco mediocre e irregular de Van Halen.

La portada es curiosa con ese hombre de circo que frena con su barriga una bala de cañón, una imagen impactante que dista mucho de lo que encontramos dentro.

Queridos portalians, llega la hora de la verdad, la de puntuar este “III” y siento no poder llegar mas que a dos cuernos, sobre 4 Jalfords para un disco soporífero en líneas generales y falto de esa magia y calidad de antaño. Estamos hablando del Demolition, el Virtual XI o el Lulú de Van Halen y único con Gary en el micro.

Por suerte luego vino “A different kind of Truth” en 2012 de nuevo con Dave Lee Roth, con material de primera y sonando como los ángeles.

Eddie Van Halen : Guitarra, Teclados
Michael Anthony : Bajo
Alex Van Halen : Batería
Gary Cherone : Voz

Sello
Warner Bros