Vain - Enough Rope

Enviado por Dr.Hollywood el Sáb, 21/02/2015 - 14:31
3560

1. Greener (4:07)
2. Triple X (3:29)
3. Hot Stage Lights (5:09)
4. Stray Kitten Burns (4:35)
5. Cindy (4:56)
6. Treasure Girl (5:17)
7. Enough Rope (4:51)
8. Solid Gold (4:08)
9. Distance Of Love (4:29)
10.Vain (2:58)
11.Worship You (4:10)

FULL ALBUM CON INDICADOR DE PISTA --> https://www.youtube.com/watch?v=32SPJ0YG0Xk

No hace falta que me explaye mucho para hablaros sobre lo que me parece Vain. Tampoco es necesario que me extienda en que la calidad no riñe con la popularidad, que el talento no se compra y que los genios musicales no siempre son millonarios o arrasan con su cara bonita en TV.

Lo impactante es que el injusto anonimato de algo con talento prolongado durante tantos años induce a pensar que algo huele raro; es como tirar un billete de 500 euros por el váter creyéndote que es de 5 o rascarte la espalda con un diamante.

Desde su debut "No respect" en 1989 se sucedieron grandes discos (All Those Strangers, On The Line) o etapas un tanto flojas como (Move On It o Fade). Todo esto en un plazo de 16 años (sin contar este trabajo que haría 22 años en total) dando margen para los altibajos ya comentados pero en ningún momento durmiéndose los laureles. ¿Por qué? Porque simplemente no pueden aburguesarse, porque no deben acomodarse, porque básicamente luchan contra todo pronóstico y es lo único que saben hacer: Pasarse la vida currando para un sector muy pequeño sin las estridencias de los grandes que hoy en día no saben qué ofrecer. En un "David contra Goliat" constante uno no se puede dormir y eso lo sabe Davy Vain mejor que nadie.

En ese período de discos buenos enmarcaría este reciente trabajo de portada un tanto BDSM. Este "Enough Rope" del 2011 supone una ruptura de silencio tras 6 años donde la época post-2000 quiere codearse con los 80 y se desmarca de unos 90 generalmente descafeinados. Regresan para darnos cuerda y afirman tener "suficiente cuerda" como indica el título con todo lo que "suficiente" implica.

Por tanto, la aproximación a la esencia ochentera que pretende Vain en el disco se debe de mirar salvando las distancias, entendiéndolo esta vez como un trabajo de buenas intenciones e inspiración en raíces clásicas.

Esta contextualización es imprescindible para entender a grupos así que no se miden con la vara de medir sin más que podamos utilizar con otros. Así que...vamos a por el disco, que ya toca, ¿no?

El disco abre con ese toque melancólico que tan activo suena y que mezclan tan bien como nadie en este "Greener", con una estructura clásica y ritmo no excesivamente marcado como pudo tener "Looks That Kill" de los Crüe en 1983. Os daréis cuenta enseguida cuando la batería juega con la guitarra a solas en los versos. Ese fondo del que os hablo está ahí. También comentar que el tema de apertura deja entrever lo que se verá en el resto del plástico, matices comercialoides puntuales como pudo tener Ratt en Out Of The Cellar. Hablo de melodías-gancho sencillas que no harán atragantarse a nadie.

Tras la falsa intro el disco despega sí o sí con un fiestón de 3 pares de pelotas como "Triple X". Una guitarra y un Davy que te sirven en bandeja el planazo que nunca tuviste con este tema machacón y macarrónico. Es un "Dirty Dog" de Helix pero a 200 por hora con un solo que ni Angus Young.

En la misma tónica sigue "Hot Stage Lights" que "Greener" pero para mi gusto 1 peldaño por debajo por su duración excesiva y pese al gran solo de guitarra al rollete Ratt.

"Stray Kitten Burn" para mi gusto un tema relleno que da paso a "Cindy", trabajo que podría haber sido publicado perfectamente entre 1985 y 1991 con un rollete trascendental, intrigante, compensado con un riff pesado de libro muy del Guns And Roses del Use Your Illusion.

Un medio tiempo como "Treasure Girl" baja las revoluciones del disco a base de guitarra acústica y alguna elétrica con poco overdrive. Qué bien envuelve el tema ese "slide" . Para no ser fan de esto, la voz temblorosa de Vain me lleva a otra dimensión, de veras. Enhorabuena.

"Solid Gold" tiene ese distintivo sleazy, riff inconfundible y sucio ya aplicado por muchos, acordes royalty-free diría yo, que retoma la frescura del "Triple X" que se estaba perdiendo progresivamente a lo largo del disco. Muy cumplido estribillo y de la mano le va un solo soberbio.

Finalmente destacaría el punto más fuerte del disco que a nivel cualitativo es un mundo aparte. Tema más hondo, sólido, descaradamente bueno, profundo y representativo de ese acercamiento que pretendían a la esencia de hace 25-30 años.
Hablo de "The Distance of Love". Arpegios, bajo muy sentido, ambiente rozando lo místico, un Davy Vain que te susurra y unos coros tan coherentemente armonizados como lo habría Jesucristo. Echan mano de algo no visto en el disco, un teclado, ya que siguen el esquema tradicional de 2 guitarra-bajo-batería y voz.
Este tema no tiene pérdida, de verás, no parece que sea de este disco. Y no por ello significa que el resto sea malo pero señores, hay diferencia entre lo bueno y lo excelente. El tema infla la puntuación global que da gusto.

¿El resto? Un poco de autoplagio de anteriores canciones repartidas por el disco, que si bien tienen atmósfera glam, no distinguirías a veces unas de otras, por consiguiente la originalidad está acotada a un par de temas y no es lo deseable. No están nada mal pues están en el contexto del trabajo, pero me entendéis...

La producción del compacto hace venirme a la mente la usada por Ratt en su disco de 1999 o la de Helix en "No Rest For The Wicked", con ese sonido enlatado de mucho bajo y agudo bastante recortado. Quizá suene un tanto hueco, opaco, "poco claro" para según qué oídos.

Resumiendo, es cierto que se deja muy claro la personalidad glam del grupo y de su experiencia en el mundillo. Aplaudo que hayan parido temas con un alma que solo necesitan unos segundos para que cualquier rockero identifique como: "Esto es bueno"...pero dista de la magia de una época que no se va a recuperar y que veo prácticamente imposible que nadie emule. No nos desanimemos, son gajes del oficio y más trabas no pueden tener estos señores. Son supervivientes. Lo que fue fue, y lo que ellos fueron (poco o muy poco) es algo aún más irrecuperable. Esfuerzos como estos hacen que yo sepa quiénes son y de ver que de los royalties no viven. Que sigan haciendo música, por placer o porque no hay más huevos, pero que sigan porque merece la pena.

3 cuernos bajos (6,5 Hollywoods) para un disco correcto y ameno, no os decepcionará. En suma, es una prueba de su actividad reciente y de que siempre se está a tiempo para subir el listón. Como solemos ver en las series norteamericanas:

"CONTINUARÁ..."

Davy Vain - Vocales
Jamie Scott - Guitarra
Danny West - Guitarra
Ashley Mitchell - Bajo
Tommy Rickard - Batería

Sello
Jackie Rainbow Records