Vader - Kingdom

Enviado por Hawkmoon el Lun, 28/03/2011 - 01:44
1236

Vader debutaron por la puerta grande con "The Ultimate Incantation", reventaron la cima del género, y rivalizaron con los mismísimos Morbid Angel, con "De Profundis" y "Black to the Blind" forjó, casi del todo, los cimientos del sonidazo Vader. Un marmol pétreo y oscuro, lanzado a toda hostia contra nuestro pobre careto.

La escena Deather, que llevaba un buen tiempo sin conocer a nuevos titanes (dignos, almenos, de llamarse así) vió en Vader la semilla de un mañana, tan digno y aplastante como el legado pasado (de dioses como los primeros Sepultura, Messiah, Obituary, Death, Morbid Angel o Pestilence) y con una naturaleza tan dañina que causaba auténtico temor. Si algo hace el sonido de Vader, sin duda, es dar miedo. Pocos combos son capaces de reproducir, a qué, y como, suena el jodido infierno.

1998 fue una era de cambios en el reino pantanoso del Death Metal, con mucha formación pasando a mejor vida, otros, más deteriorados que nunca y algunos repitiendo la misma fórmula de siempre, pero sin la magia de antaño. Vader iban a por todas y nadie, ni nada, iba a impedirlo. Ponerse en medio del camino de la agrupación polaca de Piotr, en 1998, era poco menos que un jodido suicidio. Ni un tren bala, envuelto en llamas, y lanzado a toda mecha contra una maternidad, puede ser tan peligroso, ni tan blasfemo, como lo es el rugido de Vader.

"Black To The Blind" fue un paso tremendo en un reino salvaje y el siguiente paso a dar debía de ser tremendo (y lo fue, pues "Litany" fue una joya sin igual). Así que, de la chistera, y mientras nos llegaba el seminal "Litany", Vader se sacaron un trabajillo la mar de molón, con algún clip del pasado que mostrar, un par de temas regrabados (con más fuerza y empaque) y alguna remezcla (idea de la discográfica, por eso de intentar dar en la diana de un público ajeno, y por ende, más dinerete para las arcas). Vamos a disfrutar de la onda de Vader. El disco ya nos quema las manos. Normal. Todo lo que editan los cabrones está al rojo vivo.

Una portada bien chulota, diseñada para resaltar en las estanterías de las tiendas (qué tiempos aquellos), con su fuego bien intenso, y un ojo "Lovecraftiano" mirándonos, sin perdernos de vista, y haciéndonos sentir de lo más inquieto, nos invita a sentir la vibración malsana que desprende el EP de marras. "Kingdom" apesta a infierno, y yo, ilustre pecador donde los haya, me apunto al viaje al inframundo. ¿Te vienes? "Kingdom" merece mucho la pena.

"Incarnation", clip del tema incluido en el eterno "De Profundis" nos da la bienvenida al mundillo Vader. La verdad, el clip no es para tirar cohetes, pero es intenso, y eso nos vale de sobra. Clip crudo y directo para la banda más cruda y directa. Menos es más. Mola. Los nuevos discípulos de Slayer y Morbid Angel ya se hacen mayores, y además de discos seminales, como buenas y futuras estrellas del cotarro ya empiezan a grabar sus primeras "peliculitas".

"Creatures of Light and Darkness" (tema descartado de cara a ser grabado en "De Profundis" y en "Black to the Blind") y "Breath of Centuries" (poderoso ente riffero, devastador y portentoso, que nació realmente en su primer disco, "The Ultimate Incantation") ofrece a la parroquia mucha matanza "Groovie-metalera-arrasante", candencia extrema en las cuerdas y una imbatibilidad suprema en el uso de los parches. Velocidad, uso de tempos perfectos, unos rugidos ideales y una ambientación total. Guerra sónica. Vader se están puliendo, y mientras mejoran, aún crecen en barbarie. Da miedo pensar en que se van a convertir...

"Kingdom", el tema-título del abrasador EP, entrega ahora la máxima maravilla del trabajo del 98. El tema no atruena desde su mismo nacimiento, pues una intro "peliculera" y "medievalota" nos quiere relajar, para en nada, ponernos en primera linea de batalla. Guitarras ultra-cortantes, teclado de ambientación perfecto, un Piotr sangrando mientras derrite sus cuerdas vocales, un "Doc" controlando su batería como el maestro que es (era) y una lírica blasfema e intensa. La parte solista, aunque simple, se estampó en mi corazón Deather sin poderlo remediar. Menos es más, pero cuando se trata de Vader, tanto si es "más" como si es "menos", todo atruena, y te crea una digestión bien pesada. Vader saben a gloria, pero acabas cagando rocas por su culpa. Himno eterno de los polacos. Simpleza demoledora. Hostilidad épica. Sublime. Uno de mis temas predilectos del grupazo.

"Anamnesis", bonus del pasado "Black to the Blind", vuelve a poner toda la carne en el asador, dando más caña y sirviendo más sal en nuestras heridas. Cabronazos.

Llega la hora "rarota", la hora de los remixes. La verdad, no me suelen molar una puta mierda las barbaridades que se suelen hacer, la mayoría de las veces, con mis amados himnos metaleros, y como no, esta vez la cosa me sigue sin gustar. Ojo, la movida no suena mal, y como fondo a un viaje en coche veloz, o de música para una fiesta loquilla, se puede tolerar, pero uffff...una pena que un EP tan bestial como "Kingdom" se cierre con semejante gilipollez. Fear Factory saben remezclar su mierda. Vader no. Mejor que se queden como reyes del Death y pasen de las pistas llenas de "New ages" amariconados, y drogados perdidos. "Heading For Internal Darkness (Inhuman Disaster Mix) y "Carnal" (Quicksilver Blood Mix) sobran en "Kingdom". Tanto como las dos berrugas de Lemmy. Menudo bochorno final. La movida ha sido como una flatulencia en toda la cara después de una batalla colosal a lo Conan. De la épica más cojonuda hemos pasado a la vergüenza ajena total.

3 cuernos (altos) para una obra semi-nueva, con momentos geniales, pero con materia sobrante.

Piotr "Peter" Wiwczarek - Voz y guitarra
Maurycy "Mauser" Stafanowicz - Guitarra
Leszek "Shambo" Rakowski - Bajo
Krzysztof "Doc" Raczkowski - Batería

Sello
Pavement / System Shock