Vader - The Darkest Age Live '93

Enviado por Hawkmoon el Dom, 22/05/2011 - 20:13
1236

1. Macbeth (Intro)
2. Dark Age
3. Vicious Circle
4. The Crucified Ones
5. Demon's Wind
6. Decapitated Saints
7. From Beyond (Intro)
8. Chaos
9. Reign-Carrion
10. Testimony
11. Breath of Centuries
12. Omen (Outro)
13. Hell Awaits (Slayer)

Desde luego, el tener editado un solo disco, creo yo, no es suficiente, ni por asomo, para poder parir un buen disco en directo. Pero, claro, eso suele pasar con las bandas al uso. Pero no hablamos de una banda al uso. Hablamos de la máquina de guerra polaca, de uno de los mayores maestrazos de Death Metal del universo conocido. Hablamos, señores, de Vader. El combo más atroz, despiadado, malévolo y destructivo, desde los tiempos de Slayer, Death y Morbid Angel. Ahí es ná.

El tour de "The Ultimate Incantation", su maravilloso debut, dejó, en la retina de un buen montón de metalheads europeos, americanos y japoneses, un recuerdo imborrable, sin duda. Asistir a un show de Vader es como ponerse en el centro de un huracán. Sobrevivir es toda una hazaña. Los shows de Vader son como una ruleta rusa. Un juego peligroso. Fliparás seguro, pero acabarás sin cara, y con toda tu masa encefálica decorando un suelo lleno de meados, vómitos y dientes. Es el precio que hay que pagar por querer ver a los dioses en la Tierra.

Calentando motores para lo que nos tenía que venir encima, que no era, ni más ni menos que el magno, y seminal, "De Profundis", Vader, en plena demostración chulesca, queriendo enseñarle a toda la parroquia como se las gastaban en un show en vivo, se sacaron de la manga un disco en directo (grabado en su Polonia natal, concretamente en Cracovia, y un 13 de Diciembre, de 1993, para más datos ). Su nombre, bastante molón, y conciso: "The Darkest Age Live '93". ¿Para qué complicarse con titulitos enrevesados? Vader tocan un furioso Metal oscuro, y el título, como poco, lo debe reflejar. Venga, corre marica. No perdamos la jodida primera fila. Si morimos los primeros sufriremos menos.

"Macbeth", la intro de marras, nos da paso, entre el rugido de las primeras filas (que ya no pueden esperar más a sus héroes oscuros) y el olor a futura masacre, a "Dark Age", tan intrincada, poderosa, carnívora y devastadora como en el disco del que procede, pero ganando velocidad, y "hombría", en su traslado al mundo de los fans y el griterío. La voz de Piotr funciona cojonudamente, la batería de "Doc" es de alucine, y las guitarras, muy a lo Slayer-Morbid Angel, chirrían, ametrallan y cortan en pedazitos. Primera descarga, y ya controlan el show, y a la audiencia. Martillo sónico de primera. Más melódico de lo que, en un futuro, más o menos inmediato, nos ibamos a encontrar en el reino de Piotr Wiwzarek. Death-Thrash abrasador. Las 5 primeras filas, ahora mismo, son una especie de gelatina roja y color carne. El pestazo es inhumano, joder. Apartamos a los desgraciados engendros (que, pobrecitos, se hacen trizas al moverlos) y ocupamos el puesto. Más leña. Queremos más. Somos adictos al dolor. Adictos a Vader.

"Vicious Circle", "The Crucified Ones", "Demon's Wind", "Decapitated Saints", "From Beyond" (otra intro), "Chaos", "Reign-Carrion" y "Testimony", también, al igual que su hermana inicial, con muy poca, o nula, variación respecto al disco de estudio, aunque con un toque más voraz y desenfrenado. Ya que Vader sacan su vehiculo a pasear, los tios, con todo el derecho del mundo, quieren probar a forzar el motor. Y, joder, la cosa les queda para enmarcar. Sonidazo, un público sometido, unos Vader intensamente coléricos, y una naturaleza más "japuta", aún. Si en un año, más o menos, de tour, Vader han mejorado así, no quiero pensar como serán en un futuro. Bueno, que coño, si ya lo sé. Resulta que son los amos. Y el directo de marras, y grabado en el añejo 93, ya nos lo advertía. Pero pocos escucharon.

"Breath of Centuries", uno de los mejores temas del grupo, y que en vivo, además, se convierte en el protagonista del show, inicia una carrera mortal, desde el primer segundo, a base de un férreo y encarnizado combate entre las baterías y las cuerdas. Todo parece que se vaya a partir, incluso nuestra mandíbula. Caos sónico, y de primer nivel. Una barbaridad. Pura brutalidad y arrojo Death. Vader suenan orgánicos, infernalmente demoledores. Sepultura, Slayer y Morbid Angel, los referentes musicales de Vader, no deberían estar muy tranquilos, la verdad. Y menos si le dieron caña a "The Darkest Age Live '93". Fijo que no durmieron en dos semanas. O más. Quizás, pobretes, siguen sin pegar ojo.

"Omen", la última intro, precede al tema-final del show. Se acaba el material original, y antes de despedirse, montarse en un bus e irse a arrasar otra ciudad, Vader, alumnos ante todo, y orgullosos de serlo, nos regalan "Hell Awaits", de sus maestros Slayer. Fidelidad, brutalidad, intensidad y el zarpazo definitivo a nuestro pecho. Inmensa versión, hermanos. Ni los mismísimos Slayer, a dia de hoy, se podrían poner a la altura de la agresividad, casi nuclear, de Vader. Una lobotomía, me parece a mí, duele menos que ponerse delante del cover. Uffff, oidos sangrando, mal vamos. Pero, bueno, contentos. Mola sangrar por el verdadero Death.

Show-apisonadora. Así son Vader, y así se lo hemos contado.

4 cuernos (medios-altotes) para la descarga de fuego polaco. Directo molón. El "Live Undead" de Vader. Tesorillo por descubrir.

Piotr "Peter" Wiwczarek - Voz y guitarra

Jarosław "China" Łabieniec - Guitarra
Jacek "Jackie" Kalisz - Bajo
Krzysztof "Doc" Raczkowski - Batería

Sello
Baron