Unleashed - Warrior

Enviado por Hawkmoon el Lun, 17/06/2013 - 22:35
2202

1. Warmachine
2. In Hellfire
3. Mediawhore
4. Down Under Ground
5. My Life for You
6. Death Metal Victory
7. Hero of the Land
8. Löngt Nid
9. Born Deranged
10. I Have Returned
11. Ragnarök
12. Your Pain My Gain
13. The End

Los vikingos suecos de Unleashed se preparan para liarla parda de nuevo.

Quinto trabajo, ahora bajo el nombre de "Warrior", que entregará, como es costumbre, cantidad de violencia, arrase y martilleo crujiente.

Nadie mejor que un guerrero, y sueco, para repartir buena cera en el campo de batalla.

1997, macho. Amon Amarth todavía no son nadie, todavía maman de los pechotes de sus señoras mamás... y alguien les tendrá que enseñar a matar. Unleashed, mientras, ya tienen una montaña de oro y piedras preciosas tras tanta incursión en tierra extranjera. Conquistadores de primera categoría.

Maestros eternos, gurús de los que tienen que ir llegando.

¿Llevas el hacha? Pues de cabeza, colega.

Llénate el careto de sangre y pintura de guerra (por eso de parecer más chungo) y grita ya mismo bien alto, a lo loco, a lo Schwarzenegger en "Predator" antes de partir en dos al bichejo de marras. Acojonarás y te irás metiendo en situación.

Si hay que palmar, leñes, hay que hacerlo con un par. No mola lo de morir pidiendo clemencia. No es de metaleros.

Cascote chungote ante nosotros. Icónicos, simbólicos. Portada de la obra (dos años después, los citados Amarth tenían una portadita clavá), y, a la vez, declaración: "Somos Unleashed. Violamos y matamos, no hacemos prisioneros y nos gusta hacer sufrir". De puta madre.

"Warmachine", cortísima, de poco más de minuto y medio, lanza la primera piedra. Eso sí, no he comentado que es un pedrolazo de 100 kilos y anda cargado de pinchos. Parece más bien un Pac-Man caníbal. Vozarrón "growler" y pegada. Simple, bárbaro.

Las thrasher-masticadoras "In Hellfire" y "Mediawhore" y las groovies "Down Under Ground" y "My Life for You", que sin duda son los dos peores tracks de la obra, nos plantan ante el himnete de "Death Metal Victory", muy Unleashed, muy basado en la leña crudo-thrashero-germánica.

"Hero of the Land", que tiene bastante de los primeros Celtic Frost, zarandea y zarandea, lleva de un lado a otro, y te deja tirado en el suelo cuando ya andas medio zombie. Y eso que la onda no es enteramente atroz y diabólica, pero Unleashed paren un sonido grumoso, sucio, adictivo, y solamente puedes rendirte a su rollete. Ya no suenan a maldad pura... pero, joder, todavía tienen la mirada de locos y el alma corrupta. Unleashed siguen amedrentando al personal; incluso en plan medio-tiempero, con la calma.

Más caballos por el suelo, más ríos teñidos de rojo: "Löngt Nid" (instrumental), "Born Deranged" (en plan "In Hellfire"), "I Have Returned" (que vuelve a sonar muy a lo Celtic Frost), "Ragnarök" (misticorra) y "Your Pain My Gain" (que recupera el estilo más rapidote y destruye-tanques, además de sazonar la historia con chulería). El majete de Hedlund y sus muchachos no saben parir música feliz... y bien que nos alegramos los fans de Unleashed. Sonido marmóreo, denso, similar incluso en muchos momentos.... pero con don para dejar marca.

"The End", el mejor temita (en mi opinión) de toda la obra, chapa. Riffeo arranca-pieles y un Hedlund encendido. Track que levanta, que la hace lucir mejor aun de lo que es el cotarro 97 de los suecos. Aquí, ahora, uno palpará, si tiene coco y escuela, que Unleashed no son tan simplones, tan "carentes de gracia" (comentario literal que me cayó hace no mucho). Viciosos, joder. Y mucho. Eso sí, no andan en su mejor momento.

Una obra que gustará, seguro, al fan de Unleashed, pero que no tiene el poso ni la auténtica validez de sus dos primeras obras. No obstante, mejor que mucha "mierda vikinga".

3 cuernos (altísimos) para "Warrior". Falta algo, pero mola tanto como Pamela Anderson en 1994.

La actitud Unleashed sigue aquí. Horas no tan altas (para nada bajas), pero que harían temblar a mucho hijo de Thor.

Demasiado medio-tiemperos, algo más relajados de lo que a mí me gustaría, pero todavía con una aleta blanca enorme y una boca infernal. Tiburonazos.

Guitarras densotas, material no apto para gafotas.

Johnny Hedlund: Voz y bajo
Fredrik Folkare: Guitarra
Tomas Olsson: Guitarra
Anders Schultz: Batería

Sello
Century Media