Uncanny - Splenium for Nyktophobia

Enviado por Witchfyre el Dom, 15/12/2019 - 18:20
4416

Un poco a colación de lo genérico que puede resultar un material u otro y de si tenemos tiempo o no para pasarlo escuchando cosas que no merecen mucho la pena, recordé que tenía esta reseña pendiente. Desde que soy un crío siento un placer indescriptible descubriendo bandas perdidas bajo toneladas de polvo en las estanterías de las tiendas de discos (hoy en día más en la red, para que negarlo), pero también necesito tener la sensación de que el tiempo que estoy invirtiendo esté bien aprovechado, y más ahora que no me sobra. Así que, si percibo que algo no me interesa, a otra cosa mariposa. ¿Qué actuando así se me puede escapar algo interesante por no darle las oportunidades suficientes? No os digo que no, pero me precio de tener bastante buen olfato después de tantos años de entrenamiento como sabueso. Y como perro viejo que soy, ya es complicado que a estas alturas aprenda nuevos trucos.

Entonces. ¿Quién narices son estos Uncanny a los que se les ha ocurrido como título para su debut algo tan pintoresco como Splenium for Nyktophobia? (miedo a la oscuridad significa la palabreja, por cierto). ¿Grano o paja? ¿Una más de esas bandas suecas que deambuló por la escena a principios de los 90? Sí y no. Son una banda sueca y de ellos no oyó hablar ni su madre, pero no son, exactamente, una banda más. En definitiva, grano para un servidor. Lo que pasa es que con la cantidad de desgraciados con talento que pululaban por tierras nórdicas en aquella era, tampoco resultaba fácil destacar. Pero si os hablo de Fredrik “North” Norrman la cosa cambia, ¿no? Pues este venía siendo el vehículo de expresión musical de su ira juvenil antes de cruzar sus pasos con un tal Jonas Renkse para formar cierta banda bastante conocida y acabar con sus huesos en otra más famosa todavía durante nada menos que 15 años. Ahí es nada.

Y digo ira conscientemente porque poco o nada de tendencias melancólico-depresivas tienen estos Uncanny. Esto es un virulento death metal bastante acelerado para lo usual en el implacable avance de las tropas suecas, pero no exento del clásico hedor purulento proveniente de las cavernas de Estocolmo. Lejos de la capital, conste, se fueron a grabar el condenado artefacto. Nada menos que a aquel cuchitril maloliente (en sus propias palabras) que el bueno de Dan Swanö hacía llamar Unisound Studios, así que tampoco debéis preocuparos a ese respecto. La cosa cruje de lo lindo. Por cierto, y para todo aquel que no tenga noticia al respecto, insto a consultar a la mayor brevedad posible el tan célebre como infame libro de visitas de dicho estudio, gracias al cual llegué yo a estos Uncanny y tuve, de paso, el dudoso placer de admirar las cuestionables capacidades pictóricas de buena parte de la escena sueca del momento. Todo un documento.

Y si la mano del maestro Swanö se hace notar tras los controles, yo también la quiero ver en el despliegue estilístico de estos Uncanny. De hecho, por alguna razón, tiendo a verlos como la evolución natural de unos Edge of Sanity que, en un hipotético universo paralelo, nunca hubiesen cedido a las tendencias progresivas de su mayor ideólogo y continuase por el camino de la brutalidad haciendo su propuesta cada vez más veloz, técnica y certera. Puede sonar exagerado y sí, lo estoy siendo. Este Splenium for Nyktophobia no está al nivel de Unorthodox ni de The Spectral Sorrows, pero ese balance entre técnica y brutalidad controlada tan típico de los de Finspång es ciertamente similar aquí aunque, como decía, sin su característico toque de genialidad.

Esto es una orgia de riffs, más técnicos de lo habitual en la escena y que me traen también a la memoria a los fugaces Utumno de Jonas Stålhammar, baterías convulsivas (Kennet Englund da todo un recital tras los parches) y un Jens Törnroos que suena como un cavernícola al micro sin aportar nada extraordinario. Ni con una intro se molestan, estos empieza a saco, sin preliminares.

Desviaciones sobre la fórmula hay, no las voy a obviar. Timeless es una curiosa y agradable instrumental en la que Norrman deja ver un avance de ese lado más sensible al que dará rienda suelta poco después. El ojo en el medio del huracán, todo un placer auditivo. Enkelbiljetten es una versión de una banda crust/punk sueca llama G-ANX, aún menos conocida que Uncanny y que, como supondréis, poco ofrece en su escaso minuto y pico más que locura desenfrenada. Lepra es un extraño experimento industrial tan innecesario como sufrir la enfermedad de la que toma su nombre y la outro con el tema título parece sacada de los títulos de crédito de El Último Mohicano. Ninguna desentona del todo pero es posible que estos detalles integrados en el resto de composiciones, en lugar de como temas independientes, les hubiesen dado ese toque de singularidad y hubiese evitado una ligera sensación de monotonía en la que pueden llegar a caer. Supongo que esa es la sutil diferencia entre el genial maestro y el hábil artesano. Eso sí, fuera de estas frivolidades, esto es toda una lección de death metal sin compasión.

Un poco lo de siempre. Splenium for Nyktophobia no va a destronar a ninguno de esos clásicos en los que estáis pensando en vuestra lista de favoritos, pero creo que no desentonará lo más mínimo en ese ilustre banquillo de suplentes que ficharon por un equipo de primera, pero nunca gozaron de los minutos que esperaban. Cuando os aburráis de escuchar tanto Left Hand Path, Like an Everflowing Stream o Dark Recollections, dadle una oportunidad a estos Uncanny, me aventuro a decir que no os arrepentiréis.

- Jens Törnroos: voces
- Fredrik "North" Norrman: guitarras
- Mats Forsell: guitarras
- Christoffer Harborg: bajo
- Kennet Englund: batería

Sello
Unisound Records