U2 - War

Enviado por Frankdelperu el Dom, 22/02/2015 - 15:55
3569

Lado Uno
1. Sunday Bloody Sunday 4:38
2. Seconds 3:09
3. New Year's Day 5:38
4. Like a Song… 4:48
5. Drowning Man 4:12

Lado Dos
6. The Refugee 3:40
7. Two Hearts Beat as One 4:00
8. Red Light 3:46
9. Surrender 5:34
10. "40" 2:36

El nombrecito del grupo había sido tomado del avión espía Lockheed U-2, y Paul Hewson (Bono Vox), Dave Evans (The Edge) y demás integrantes pensaron que iba a ser provisional, pero al final se quedaron como U2 para siempre.

Y es que en sus orígenes, estos músicos irlandeses no la pasaron nada bien, por más que habían tenido una repercusión primero moderada y luego baja, con sus dos primeros LPs Boy (1980) y October (1981), respectivamente.

El éxito internacional vino de la mano de su tercer LP titulado "War", lanzado en 1983. La explicación es que contiene dos de las mejores canciones de su hoy en día extenso catálogo.

Me refiero a Sunday Bloody Sunday y New Year's Day, tremendas composiciones que han trascendido fronteras y etiquetas por su calidad y también por sus letras políticas. Gracias a ambas, U2 pasó de un casi anonimato a la condición de promesas musicales.

Pero War es mucho más, para empezar es notorio su sonido rockero-post punk más duro que en sus dos antecesores, debido a la percusión marcial y guitarra cruda que se percibe en Sunday Bloody Sunday (Live at Red Rocks: Under a Blood Red Sky) -canción de protesta contra el asesinato de civiles desarmados en Irlanda del Norte- y en la muy recomendable Like a Song…, que no obstante su atractivo sonido rockero influenciado por el punk, fue tocada una sola vez en vivo por la banda.

Las letras políticas continúan en la más tranquila Seconds, donde The Edge canta a dúo con Bono en las primeras estrofas dando un mensaje de alerta ante la posibilidad de un Armagedón accidental. El sonido es mas melódico que Sunday Bloody Sunday aunque la percusión es similar, meritorio el canto de Bono así como los coros.

New Year's Day se caracteriza por sus notas en piano y espectacular melodía vocal, cuya letra causa impacto adicional por referirse al movimiento sindical cristiano Solidaridad de Polonia, que combatía clandestina y pacíficamente por estos años a la dictadura comunista de ese país. El riff de guitarra que acompaña a los teclados es destacado -se complementan perfecto- mantiene el sonido crudo y a la vez elegante, presente en varios cortes del álbum. El solo de guitarra melódico es otro punto muy alto de la canción, junto a los coros de The Edge.

Para los que gustan de las canciones tranquilas, Drowning Man es lo que buscan. Bono canta con sentimiento vivo acompañado de una instrumentalización casi atmosférica, que incluye un violín eléctrico.

The Refugee se sale un poco del sonido prevaleciente en "War", la melodía es abiertamente accesible, una mezcla de generos tan diversos como el new wave, el post-punk y hasta el rock de los sesentas, todos adaptados al estilo U2. De agradable escucha.

Otra canción que recomiendo es la pegajosa y a la vez rockera Two Hearts Beat as One, que como su título indica, trata sobre el amor. Fue uno de los singles del álbum junto a New Year's Day y Sunday Bloody Sunday. De lo mejor del disco, el canto de Bono convence y mucho, quien diría que se trata del joven Paul Hewson, el mismo que hizo una primera audición muy floja para el grupo. Aquí se puede apreciar que el sonido post-punk de U2 era único, si lo comparamos con otras bandas referentes de la época.

La parte final del disco es más tranquila, pero interesante también, destacan la melancólica Surrender, con ese sonido de guitarra vanguardista que sólo The Edge podía crear en 1983, y "40", la melódica canción basada en el salmo bíblico del mismo nombre que tuviera suceso en Alemania. Cada vez que la escucho me da una paz única, es que su estructura transmite un misticismo especial.

U2 apareció en el mapa de los más importantes del rock con este "War", dale una escucha desprejuiciada y averigua por qué. Los '80 no podían estar completos sin U2, su sonido era innovador para la época y hoy en día es muy apreciado por la crítica, lo que curiosamente no ocurrió así cuando fue lanzado.

Cuatro de cinco, con justicia, pero sus mejores temas por sí solos califican como geniales ojo.

Bono: Voz principal, guitarra adicional.
The Edge: Guitarra, piano, lap steel, coros, voz en "Seconds," bajo y guitarra en "40".
Adam Clayton: Bajo excepto en "40".
Larry Mullen, Jr.: Batería.
Kenny Fradley: Trompeta en "Red Light".
Steve Wickham: Violín eléctrico en "Sunday Bloody Sunday" y "Drowning Man".
The Coconuts Cheryl Poirier, Adriana Kaegi, Taryn Hagey, Jessica Felton: Coros en "Like A Song…", "Red Light" y "Surrender".

Sello
Island