Tyketto - Don't Come Easy

Enviado por Rob Jalford el Mié, 09/12/2009 - 21:14
1258

1. Forever Young
2. Wings
3. Burning Down Inside
4. Seasons
5. Standing Alone
6. Lay Your Body Down
7. Walk On Fire
8. Nothing But Love
9. Strip Me Down
10. Sail Away

Antes de que llegara la movida grunge, los amantes del buen hard melódico estuvimos de enhorabuena con la edición de grandes discos del rollo empezada la década de los noventa, por ejemplo el “Mane Attraction” de White Lion, el “Pornograffitti” de Extreme, el “Screw It” de Danger Danger o este “Don’t Come Easy” de Tyketto.

Discos noventeros de gran calidad, con unos ingredientes similares: buenos vocalistas, guitarras predominantes, coros importantes y siempre cuidando las melodías. Estela que grupos como Harem Scarem, Giant, Bad English, Shadow King o Pink Cream 69 continuaron de manera destacada, dejando al rockero mas exigente un buen legado al que recurrir en épocas menos sembradas que por desgracia, llegarían.

El ingrediente que hace de este disco un plato fuerte es sin duda la voz tremenda de Danny Vaughn, él solito es capaz de subir un cuerno a la calificación final de la obra. Espléndido cantante, que ya deslumbrara en el “Save Your Prayers” de Waysted, también nos deleitó en este primer disco de Tyketto. Posteriormente ha grabado algunos discos en solitario como Vaughn y también encontramos un par de discos recomendables con la banda From the Inside.

El pelotazo sin duda es Forever Young, directamente un himno generacional, con idéntico título que otra maravilla de Alphaville, pero polos opuestos en cuanto a estilo musical, por supuesto. Con un riff cañero fácilmente reconocible en sus primeros segundos y una parte vocal extraordinaria aderezada por unas guitarras acústicas, nos acaba de matar en el estribillo, pegadizo, auténtico y predestinado a ser coreado en grandes estadios. Por supuesto el solo no te deja indiferente, bella melodía, pleno de clase. Acabando se nos pone el nudo en la garganta con un crescendo de Danny, el cual remata la faena como los grandes toreros, dos orejas, rabo y vuelta al ruedo. Tema clave que hará estragos entre degustadores de hard del bueno.

A la misma altura brillan las dos que le siguen, Wings (formidable, el puente una pasada y el estribillo de diez..”If I only had the wings to fly..pufff”) y Burning Down Inside que comienza con unas teclas creando atmósfera y Vaughn susurrándonos al oído,con cierto aire a Journey, amigos... silencio que aquí hablan jefes del tema, jeje..la tempestad se desata en el estribillo, con un acelerón del ritmo y unas guitarras entrecortadas al estilo Whitesnake o Scorpions (con su No One Like You), otra memorable pieza que combina con sumo gusto melodía y fuerza.

Pinceladas de country americano encontraremos en pasajes de temas como Seasons, Walk on Fire o Sail Away pero no asustaros, por aquí nada que ver con Dolly Parton, esto es hard de principio a fin, el único respiro lo encontramos con la balada, deliciosa por cierto, titulada Standing Alone inspiradísima y a la que no podemos negar sacar los mecheros sonriendo, hay que ver cuanto sentimiento puede encerrar una canción, baladón al canto, otro punto fuerte del disco.

Dando repaso a todas las canciones del álbum, que bien merece la pena, disfrutamos de Lay Your Body Down otro hit con mayúsculas, el estribillo con coros pegadizos a muerte, herencia de tantos buenos grupos americanos de los ochenta (“¡¡¡Stand Up, Get Down!!!). el trabajo a las seis cuerdas de Brooke St James un lujo, con detalles que echan mas azúcar al pastel.

La otra de riff gordote y reconocible junto a Forever Young es Walk on Fire que muestra de nuevo las cartas ganadoras de Tyketto, perfecta melodía y uso de la acústica en proporción exacta. Danny sigue estando en estado de gracia, demostrando que Waysted no estuvieron tontos reclutándole para “Save Your Prayers”.

Un poco a la “Slide It In” de Coverdale contamos con Nothing But Love con savia vaquera en sus venas, un buen medio tiempo, en el que podemos oir una slide guitar entrando en su recta final.

Dos buenas piezas nos quedan para degustar, la pista nueve Strip Me Down, hard sin concesiones, con aparicion estelar de una armónica, oyéndola me imagino el desierto y esas bolas de paja que corren arrastradas por el viento tan típicas del paisaje de Almería. Cierra la décima Sail Away con buena base guitarrera y un estribillo realmente bonito, un broche mas que digno a este discazo de los noventa, con producción de Richie Zito (Bad English, Heart) al que sobran presentaciones.

No me queda mas remedio que premiar a Tyketto cuatro altos cuernos, 8.75 Jalfords y por supuesto invitaros a que probeís su alta calidad, la voz de Danny bien merece unas escuchaditas. Discos así son los que me hacen disfrutar y evadirme de mis problemas.

FOREVER YOUNG, FOREVER TYKETTO

Forever young

Wings

Burning down inside

Standing alone

Sail away

Danny Vaughn - cantante, guitarra acustica
Brooke St James - guitarrista
Jimi Kennedy - bajista
Michael Clayton - bateria

Sello
Geffen