Tuomas Holopainen - The Life and Time of Scoorage

Enviado por keysersöze el Dom, 24/12/2017 - 14:49
4058

1.Glasgow 1877
2.Into the West
3.Duel & Cloudscapes
4.Dreamtime
5.Cold Heart of the Klondike
6.The Last Sled
7.Goodbye, Papa
8.To Be Rich
9.A Lifetime of Adventure
10.Go Slowly Now, Sands of Time
11.A Lifetime of Adventure [(Alternative Version) Bonus Track]

En noches mágicas como las de hoy hay ciertas obras que entran de maravilla. No necesariamente aquellas consideradas nuestras favoritas de siempre, sino más bien otras que ya sea por temática, estilo o el aura que desprenden se antojan de lo más cojonudas para que ese niño que todos llevamos dentro pueda volver a aflorar sin complejo alguno.

Volver a soñar, a sentir fascinación, intriga, misterio y sucedáneos es lo que le evoca a uno aquí este estupendo debut de Tuomas Holopainen en solitario. Calzandose por sorpresa de todos una magnífica placa en la que el teclista lo borda, a través de una obra conceptual del copón. Una historia curiosa de la que uno no esperaría ver al líder de Nightwish musicalizando, aunque aportándole la madurez y dramatismo necesario. Y es que aun girando entorno el álbum a la vida del personaje de Disney “Scrooge McDuck”, el trabajo para nada se trata de una infantilada.

Se ve que el finés era todo un admirador del mentado pato, y ya de niño quiso ornamentar sus aventuritas con música. Deseo que se vio materializado al fin en abril de 2014 en forma de este “The Life and Times of Scrooge” que aquí nos concierne. Un disco en el que el teclista coquetea con todos aquellos estilos de los que Nightwish puede haber mamado. Llamale sinfónico, folk, poso ambiental, pero aquí de metal poquito, las cosas como son.  Lo que poco importa estando esto facturado con clase, exquisitez y perfectamente rematado puliendo hasta el mínimo detalle, por otro lado.

Y la cosa empieza relajadita con una “Glasgow 1877” introductoria de la que es muy probable que en solo echarle una orejita ya se abstraiga uno de todo y logre transportarse en el precioso mundo aquí relatado. Uno aquí que cayó rendido ante las sonoridades de la propuesta y ya el resto fue una auténtica gozada, oiga. Algo muy recomendable cabe decir sería hacerse con las líricas de los cortes, pues son un complemento perfecto a lo musical, a parte de poder seguir toda la trama sin pasar nada por alto.
Aunque si hay aquí un adjetivo que le viene que ni pintado a la placa sería el de cinematográfico. Las atmósferas y paisajes que se consiguen crear en cosas como “Into the West” (con mucho sabor a western) o “Duel and Cloudscapes” (aroma circense muy en la onda al “Imaginaerum”) son todo un acierto por parte de Holopainen.

Como también por parte de todo el personal que participa en la elaboración del compacto. Algo de estas características no se entiende sin la participación de un buen elenco. En este caso, invitados como Tony Kakko (Sonata Arctica) o la bella Johanna Kurkela claves en la ejecución y remate de una de las joyitas del álbum como lo es “The Last  Sled”, que tras dos que correctas (aunque puede que ya un poco menos frescas) “Dreamtime” y “Cold Heart of the Klondike” (ésta última comparto con alguno que recuerda y mucho a esa raruna “Creek Mary’s Blood” del “Once”), vuelve a dejar el listón por todo lo alto y a nosotros abducidos por todo lo que estamos presenciando en nuestras carnes.

Como también logra lo recién mentado la siguiente “Goodbye, Papa” que derrocha emotividad y sentimentalismo a raudales a través de un corte aunque simple, con tremendo empaque y una orquestra que se muestra excelsa en sus labores. Tampoco se queda atrás una “To Be Rich” que también es una grata sorpresa al moverse por unos derroteros inéditos hasta el momento en el trabajo. Canción triste, con mucho poso folk que da pasa a lo que fue la carta de presentación del plástico en forma de single. No es que sea “A Lifetime of Adventure” una canción comercial. De hecho, nada más lejos de la realidad. Lo que sí que se le intuye cierto trasfondo más accesible a través de la cual poder introducirse con más facilidad de la mano de un corte meloso, delicado, de nuevo con la preciosa voz de Johanna acaparando toda nuestra atención.

Y llegamos al final de todo esto con una simple pero eficaz “Go Slowly Now, Sands of Time” que pone el broche con una sonoridad que puede recordar en las formas a gentes como Cash o Reed. Demostrando así el bueno de Holopainen todo el potencial que posee mucho más allá del fenómeno Nightwish. Porque esto no será un álbum de metal, pero lo aquí expuesto es un descomunal trabajo que perderselo por meras etiquetas sería todo un desperdicio.

Una pena que no consiga mantenerse en la excelencia en los diez cortes que lo conforman, pero tal ejercicio de creatividad y despliegue cualitativo merecen un reconocimiento claro, que en nuestro lenguaje se traduce en cuatro pedazo de cuernos. Pincharlo esta época del año es toda una delicia, oiga.

Tuomas Holopainen: Teclado, piano
Troy Donockley: Gaita irlandesa, low whistle y bodhran
Mikko livanainen: Guitarras, banjo
Dermot Crehan: Violín
Teho Majamäki: Didgeridoo
Jon Burr: Armónica

Vocalistas
Johanna Kurkela: "Glittering" Goldie o'Gilt
Johanna Iivanainen: Narradora y Downy o'Drake
Alan Reid: Scrooge McDonald
Tony Kakko: Narrador

Orquesta y Coros
Pip Williams-Dirección y arreglos orquestales
Orquesta Filarmónica de Londres
Metro Voices

Sello
Nuclear Blast