Thin Lizzy – Life

Enviado por El Marqués el Mié, 04/01/2012 - 01:05
376

Cd Uno:

1. Thunder and Lightning
2. Waiting for an Alibi
3. Jailbreak
4. Baby Please Don´t Go
5. The Holy War
6. Renegade
7. Hollywood
8. Got to Give It Up
9. Angel of Death
10. Are you Ready

Cd Dos:

1. The Boys Are Back in Town
2. Cold Sweat
3. Don't Believe a Word
4. Killer on the Loose
5. The Sun Goes Down
6. Emerald
7. Black Rose
8. Still in Love With You
9. The Rocker

Cuatro de enero, fecha en que las banderas ondean cada año a media asta en mis dominios desde 1986. Veintiséis años han pasado ya desde que se nos fue Phil Lynott. Hace exactamente un año, me reunía con todos vosotros, al estilo de la escena final de “El Baile de los Vampiros”, la maravillosa comedia negra de Roman Polanski, y comentábamos juntos el advenimiento de “Live and Dangerous”, uno de los mejores discos jamás grabados, en la mayor época de gloria de Thin Lizzy.

Desde el 86 han visto la luz numerosos productos en directo del grupo, lo cual no es de extrañar pues estamos hablando de una banda que llevaba el escenario en los genes, pero en vida Phil Lynott pudo disfrutar de un segundo doble álbum en vivo, este “Life/Live”, que puso fin a la carrera de uno de los mas grandes conjuntos que la humanidad ha conocido.

La historia del disco, grabado principalmente una noche de marzo de 1983 en el Hammersmith Odeon de Londres, en el que se recogen todos los éxitos de Lizzy en la década anterior, más varios temas de los cuatro discos de estudio posteriores a “Live & Dangerous”, y en el que participaron todos los guitarristas que habían formado parte de la banda, tiene un punto de tristeza, pues es sabido que tras la disolución, Lynott ya no levantó cabeza y fue autodestruyéndose poco a poco hasta aquel perro día del mes de enero del año de “Turbo”, “Russian Roulette” y “Somewhere in Time”.

A finales de los 70, el problemático Brian Robertson fue expulsado, rompiéndose la combinación Lynott/Gorham/Downey más el citado, irrepetible cuarteto artífice de la magia contenida en “Jailbreak”, “Nightlife”, “Johnny the Fox”, “Fighting” o “Bad Reputation”. El ingreso de un genio como Gary Moore, viejo amigo, permitió a Lynott entregar “Black Rose” en 1979, para muchos el disco por excelencia del grupo. Pero Moore no duró demasiado, y su sustituto, Snowy White, era un músico más discreto que sus antecesores, y en los siguientes “Chinatown” y “Renegade”, la fórmula mostró síntomas de agotamiento, pese a contener ambos muy buenos temas.

A White le sustituyó un verdadero salvaje de las seis cuerdas, el mítico John Sykes, uno de los mejores guitarristas de la historia del Hard Rock, muñidor de trabajos geniales en Whitesnake, Blue Murder o Tygers of Pan Tang, y su entrada insufló renovados bríos a Lynott, grabando juntos el disco más heavy de Thin Lizzy, “Thunder and Lightning”, en 1983, que contó con la participación de un quinto miembro, Darren Wharton, a los teclados.

Parece ser que Phil llevaba un tiempo anunciando su intención de editar un último disco, realizar un tour y dejarlo, y la Compañía le tomó la palabra. Se organizó la gira de “Thunder and Lightning” al estilo del “Epitah Tour” de Judas Priest en este 2011 que acabamos de dejar, o al estilo de tantos y tantos tours “de despedida” que hemos presenciado en los últimos años. Pero esto era real, amigos míos. Hasta no hace tanto los hombres tenían palabra, y Lynott se había comprometido a dejarlo al finalizar el tour, y sabía que tendría que cumplir.

La gira fue un éxito, en casi todas las fechas se registraron “sold outs”, y como broche de oro se reunieron en el Hammersmith, como he indicado, todos los guitarristas que habían militado en el grupo, famoso entre otras muchas cosas por los legendarios solos doblados de las guitarras. Aquí están Gary Moore, Snowy White, Robertson y el fundador Eric Bell, junto a Lynott, Sykes, Gorham, Downey y Wharton, desplegando el maravilloso repertorio de Thin Lizzy durante cien minutos.

A las clásicas “Emerald”, “The Boys are Back in Town”, “Still in Love with You”, “The Rocker”…se unen canciones mas recientes igualmente impresionantes, como “Renegade”, “Thunder and Lightning”, una “Baby Please don´t go” con un frenesí guitarrero inhumano, “Killer on the Loose”, “Angel of Death”, la crepuscular “The Sun Goes Down”, el Heavy Metal de la gran “Cold Cold Sweat” con solo neoclásico de Sykes, etc etc etc.

Los temas de “Black Rose” suenan a gloria, y es muy curioso escuchar el tempo ralentizado que emplean en “Don´t Believe a Word”, como le gustaba a Gary Moore, y un cambio de tiempo extraordinario.

Un muestrario de canciones insuperable, que se suceden unas tras otras sin descanso en un logradísimo ambiente de directo ante un público enloquecido –escuchen el inicio de “Jailbreak”, o la ovación a “Are you Ready” cuando termina-, para un disco que no alcanzó el aura de leyenda que si posee su antecesor, quizá porque quedó como el testamento a una trayectoria tan extraordinaria. Yo no puedo dejar de sentir tristeza cada vez que lo escucho. A Lynott no se le oye tan pletórico, tan lleno de vida y emoción como cuando cantaba “Cowboy Song” y “Dancing in the Moonlight” en los 70, pero la banda suena brutal, y es una pena que entre todas las partes no supieran reconducir la situación y prolongar el reinado de la banda.

Conservo entrevistas del mulato en aquella época, y estaba confuso, reacio a asimilar la situación que él mismo había creado. Terminó el tour y fundó Grand Slam, su siguiente proyecto, Sykes se unió a Coverdale, Darren Wharton creó su grupo Dare, aún hoy en activo…Pero Phil albergaba la esperanza de retomar las cosas donde las habían dejado, no sabia cual era su lugar en el mundo sin estar frente a un micrófono con el bajo al cuello cantando los temas del grupo de su vida.

Participó con su inolvidable voz en algunas partes del “Run for Cover” de Gary Moore en el 85, y al poco tiempo nos dejó. Para la historia queda esta espectacular portada, la inconfundible silueta del músico a contraluz bajo el foco, como si fuera un halo sobrenatural.

Hoy saldré a la calle con un brazalete negro, como deberían hacer todos los rockeros sobre la faz de la tierra cada 4 de enero, pero voy a arrasar con todo, porque en el walkman –si, si, yo conservo mi walkman- llevaré el cassette de “Thunder and Lightning” una vez más.

Phil Lynott: Voz, Bajo
Scott Gorham: Guitarra
John Sykes: Guitarra, Coros
Brian Downey: Batería, Percusión
Darren Wharton: Teclados, Coros

Invitados:

Eric Bell: Guitarra en "The Rocker"
Gary Moore: Guitarra en "Black Rose" y "The Rocker"
Brian Robertson: Guitarra en "Emerald" y "The Rocker"
Snowy White: Guitarra en "Renegade", "Hollywood" y "Killer on the Loose"

Sello
Vertigo