Testament - First Strike Still Deadly

Enviado por Hawkmoon el Sáb, 27/11/2010 - 06:46
153

1. First Strike Is Deadly
2. Into the Pit
3. A Trial By Fire
4. Disciples of the Watch
5. The Preacher
6. Burnt Offerings
7. Over the Wall
8. The New Order
9. The Haunting
10. Alone in the Dark
11. Reign Of Terror

Testament son una de las mejores formaciones de Thrash de todos los tiempos. No descubro nada nuevo soltando una soberana obviedad, pero no lo parece tanto si comparamos sus ventas con las de otros grandes paladines generacionales como Megadeth, Metallica o Anthrax. La escena siempre ha ninguneado a la formación con un rol de "segundones geniales" o "amos en la sombra" que no se corresponde con lo que la formación de Chuck Billy merece, pero contra eso no se puede luchar. O tienes suerte o no la tienes. No hay más.

Pero de lo que Testament sí que pueden presumir, y mucho, es de su catálogo musical, que va desde el primigenio Thrash (anclado en Metallica y Exodus) hasta el Groove de "Low" o las ondas Deathers que se huelen en discos como "Demonic" o "The Gathering". Un constante camino evolutivo, de marcado carácter maduro, transgresor y extremo, ha hecho de la formación una auténtica "bestia de la guerra".

2001 fue un año de serio peligro para la banda americana. A Chuck Billy, vocalista, se le diagnostica un cáncer y se teme seriamente por su vida. Festivales, shows para beneficio a Billy, donaciones a nivel global...se hizo de todo para ganar dinero de cara a "cauterizar" la "herida mortal" que amenazaba a la voz de Testament, y por ende, a uno de los máximos (aunque sea en la sombra) titanes del feudo Thrashmetalero de primer nivel.

Una de las opciones artísticas que se barajaron para seguir "hinchando las arcas" fue la de regrabar temas míticos de sus dos primeros discos, "The Legacy" y "The New Order". Algo casi blasfemo cuando hablamos de dos discos que definen un género y que son una parte seminal e importantísima del sonido del grupo, y de unos trabajos de los que ha "mamado" toda una generación, influida por la pureza de los mismos . El paso podía ser nefasto, o en el mejor de los casos, curioso, pero nadie esperaba una obra maestra. Pero claro, éstos Testament son "la polla" y como no, se salieron de nuevo con una maravilla, pero vamos por partes.

Dos discos clásicos merecen un guitarrista clásico, y "el hijo pródigo", el Thrasher que vendió su alma por dinero a Savatage, el Heavy que dejó de serlo por tocar Jazz, Alex Skolnick, volvía a su banda madre para, en éste momento de épico dolor, arropar a su amigo Chuck (ganar un dinerito extra) y de paso, regrabar con fuerzas renovadas, unos temas, ya de por sí, bestiales y demoledores.Testament, con un Chuck enfermo, pero al máximo de sus posibilidades, y con el tándem de hachas míticos que son Eric Peterson y Skolnick ( con la genial aportación del magno Steve DiGiorgio al bajo y John Tempesta a la batería) eran de nuevo un combo completo, trás la desbandada de músicos trás el tour de "The Gathering".

Ojos escépticos taladraban a Testament. Regrabar algo enorme es un arma de doble filo y algo, a priori, carente de emoción. Se la estaban jugando. ¿A una hornada de recopilatorios habría que sumar "una blasfemia"?. No, eso no podía ser. Testament no eran así. ¿O sí?. Ahora lo vemos. Vamos a entrar de lleno en las cavernas de la música primaria de la banda, y a notar como la reinventan con su nuevo "momento de ira y desesperación". Vamos de cara contra un muro...y se llama "First Strike is Deadly".

La portada ya nos trae a la mente el pasado. El glorioso pasado. Estamos de nuevo en el caluroso verano de 1987, en el que unos jóvenes veinteañeros, fanáticos a muerte de Judas Priest, Iron Maiden y Metallica lanzaban al mundo su primera diatriba, llena de cólera, velocidad y fuerza. Éste Recopilatorio regrabado tiene una portada genial (tan genial que me la tatué). La ilustración de la calavera de "The Legacy" se encuentra ahora esculpida en una especie de mármol obsidiano y verdoso. La ilustración siempre ha sido icónica, pero ahora parece revestida de maldad y oscuridad. No son buenos tiempos y la portada nos lo dice. Parece el estampado de una lápida. Se corría el riesgo de que fuese el último trabajo del grupo, y creo, que la banda, y en especial Chuck Billy, fueron especialmente simbólicos con la ilustración de marras. La clásica portada de su debut, estaba ahora estampada para siempre en el Hall del Metal, en una de sus columnas, ya teníamos el sello de Testament, "por si las moscas". Entramos en el Hall...uffff...empieza a sonar algo...

Un redoble limitado, pero de sinpar pegada abre la veda con "First Strike Is Deadly", de su debut de 1987. La banda, simplemente deja devastado. Atruenan como el jodido infierno, el sónido es ultramachacón, la voz de Billy está llena de ácido, cada riff te corta la cara y la batería de Tempesta resuena en cada pista. Ojalá Testament hubiesen tenido éste sonido en su debut. Madre mía. Skolnick demuestra su poderío y enseña que no ha perdido ni un ápice de garra ni técnica durante sus años de "chico bueno". Ahora, como músico maduro, mide sus notas y las entrega con una elegante sofisticación, no carente de la fuerza que todo tema de la banda reclama. Peterson, por su parte, marca a "tajo de riffs" el camino a seguir. Ésto no es una regrabación.Parece que el Diablo ha entrado en mis discos antiguos y me los ha transformado en una "máquina de matar". La misma genialidad que siempre, fidelidad al tema y encima, "revestida" con una capa de adamántium que es para alucinar. El primer golpe es mortal. Ya lo dice el tema. Vaya si lo es. Increíble.

"Into the Pit", de su segunda entrega, y una de mis predilectas de todos los tiempos, muta a huracán (cuando en disco era un temblor de tierra bestial). La banda "quema" tanto como en sus primeros tiempos. Es increíble la intensidad que desprende cada segundo del tema, pues te chirrían los dientes con esa entrega tan bárbara. Testament no tienen que demostrarle nada a nadie, pero menudo "paso adelante" que se han pegado con éste momento. Estaba claro que lo experimentado a partir de "Low" los ha cambiado para siempre. "Demonic" y "The Gathering" nos han convertido a Testament en unos animales y ahora no hay quien los pare. Eso si, tremebunda escucha te regalan éstos "Berserks". Si el tema hubiese sonado así en 1988, Metallica y su "Harvester of Sorrow" habría dado penita.

Seguimos con el disco de 1988, cuando esa entrada genial, tan Jazzera y mágica de "A Trial By Fire" nos anuncia, cual sirena de alarmas, que nos pongamos a cubierto. Menuda dosis de incontestable garra y fiereza se palpan ahora, uffff, si éstas aquí te quemas. Me encanta la fidelidad a todos los temas del pasado, pues no cambian nada, simplemente lo pintan de "color acero". Louie Clemente nunca pudo grabar unas baterías para Testament como las que crea Tempesta, sin duda, una de las mejores bazas del sonido de éste disco, su batería. No sólo la técnica del ex-White Zombie es perfecta, sinó que el sonido que emana de ella es temible. Perfecto para un disco tan "directo a la yugular" como es el que nos ocupa.

"Disciples of the Watch" y "The Preacher", que acaban, por el momento, con su pasada por el "The New Order", son retocadas con una cadencia extrema más que adecuada. Un recién llegado puede escuchar los temas de hace veinte años y puede no verlo muy bestia si es fan de Slipknot, Sepultura o Fear Factory, pero flipará con semejante "nueva vieja mierda". Demencial lo bien que suena todo, lo cohesionado que parece y lo novedoso que resulta todo, aún siendo temas que escucho desde hace quince años. Que todos los recopilatorios fuesen así. Madre mía...

"Burnt Offerings", "Over The Wall" (mi eterna favorita), "The New Order" y "The Haunting" (una repesca bienvenida totalmente) siguen dando cera a los "Hits" pero sin las taras de producción del pasado (que existían, y bastante visibles a veces) y con aura Death-Thrash, que los hermana con los últimos Pantera o Sadus. Momentazo el solo de "Over The Wall"(al que estuve atento como un loco). La misma mágia y un sentimiento diferente. Ni mejor ni peor. Diferente, bestial e igualmente devastador y clásico. Que subidón. Y pensar que no me lo iba a comprar...

La melodía de apertura de "Alone in the Dark" es una de las mejores, más viciantes y gancheras que me he tirado a la cara jamás. El riff de dureza parca que le sigue después me la pone morcillona. Desde siempre. Y ahora va a ser igual, pero, cómo no, con el doble de fuerza, a todos los niveles. El temazo de 1987 suena con esa misma melodía malsana y ese deje rítmico (siempre me pareció como si la banda estuviese emulando a King Diamond, pero con una energía grotescamenta oscura, rítmica y netamente Thrasher)que ya es garantía en el eco del sonido de los de Skolnick, pero , ahora, como amplificado en una catedral bajo el mar. Greg Christian siempre ha sido un bajista que encaja perfectamente en el combo americano, pero DiGiorgio es de otro planeta. Que líneas de bajo, que sello le imprime a todo. Menudo mercenario, no me extraña que todas las bandas se quieran hacer con sus servicios. Allí donde estampa su firma, crece mejor la hierba. Que tío. Una pena que ya no sirva en las legiones Testament. Gran genio y gran temazo. Nada que envidiar al tema de 1987.

Ahora, nos llega la sorpresa del trabajo, y llega en la forma de "Reign of Terror" (una de sus primeras grabaciones de la banda, y que vió la luz en el E.P "Welcome to the Apocalyptic City") y con Steve "Zetro"Souza (primer cantante de Testament, en los tiempos en que se llamaban Legacy). Una maravilla para los coleccionistas de lo arcaico, los fans de los primerísimos tiempos o los completistas. Souza ya ha demostrado su valía en formaciones como Exodus, supliendo al mítico Paul Baloff, así que no contaremos las grandezas de su voz, pero apuesta a que el tema, simplemente atruena. Los origenes de la banda se dan cita en el último tema del disco. Todo muy acertado, en una línea "circulo vicioso". Perfecto y dantesco cierre.

Un año después "la tormenta " pasó, Billy se curó, y la banda, sigue a día de hoy, obsequiándonos con trabajos de tallaje enorme como es ese "The Formation of Damnation".

4 cuernos altos para el mejor recopilatorio de todos los tiempos. Unas añadíduras con "Souls of Black" (que acabaron regrabando finalmente, y simplemente, mejora a la original), "Practice What You Preach" o "Electric Crown" no habrían estado de más, pero bueno, como disco es intachable. Todo un ejemplo que siguieron bandas como Arch Enemy, Anthrax o Destruction. No soy de regrabaciones y adoro los momentos originales, pero hago una excepción con éste "First Strike Still Deadly". No se puede no hacerla. El material es magno.

Lo primero que le regalaría a alguien que quiere saber de qué va Testament. Geníal. Dale una oportunidad.

Chuck Billy : Voz
Steve "Zetro" Souza : Voz
Alex Skolnick : Guitarra
Eric Peterson : Guitarra
Steve DiGiorgio : Bajo
John Tempesta : Batería

Sello
Burnt Offerings