Tesla - Simplicity

Enviado por El Marqués el Jue, 17/07/2014 - 02:40
485

1. MP3
2. Ricochet
3. Rise and Fall
4. So Divine…
5. Cross my Heart
6. Honestly
7. Flip Side!
8. Other than Me
9. Break of Down
10. Burnout to Fade
11. Life is a River
12. Sympathy
13. Time Bomb
14. ´Til that Day

Bonus:

15. Burnout to Fade (Demo)
16. Taste my Pain (Bonus Track Edición Japonesa)

Lees, a propósito de la publicación del nuevo álbum de Tesla, que es el séptimo en toda su carrera y te entra vértigo. ¿Sólo siete discos? ¡Si los tengo presentes desde hace casi treinta años!

Pero es que los de Sacramento son una de esas bandas que ha llegado al status en que da igual que pinten Las Meninas o la fachada de un edificio ocupado: Son Tesla, y su firma, como pasa con la de las instituciones más grandes del Rock, tiene por sí misma más valor que el material nuevo que puedan ofrecernos.

Porque a ver, sinceramente, si ahora mismo nos dijeran que los tres miembros vivos de Led Zeppelin, o los Purple de Gillan y Blackmore se van a reunir para grabar juntos otra vez, ¿dónde estaría el interés? ¿en escuchar sus nuevos discos, o en saber que, sin contar con ello a estas alturas, vas a tener la fortuna de escuchar en vivo “Whole Lotta Love”, “Stairway to Heaven”, “Smoke on the Water” o “Lazy” de la mano de sus autores originales?

A Tesla se les recordará por sus tres fantásticos primeros discos, por haber sido los primeros en grabar en acústico sus hits, y porque lo de los siete discos oficiales de estudio es engañoso. Son la única banda del mundo que tienen su “Unplugged” y su ”Replugged”, además de otros discos en directo, sus dos deliciosos volúmenes de versiones, y ¡ojo al dato! Que sólo han sufrido un cambio en su formación, como si de unos Rush se tratara. Que aquí tenemos a Lucketta, Hannon, Wheat, y el maravilloso Jeff Keith, un vocalista a la altura de Ronnie James DIO en mi opinión, y hablo muy en serio, junto al más joven Dave Rude que en su día entró en el lugar del díscolo Tommy Skeoch, que nos acaban de regalar un discazo que gana con cada escucha, del que me es imposible destacar un tema sobre otro, que me ha sorprendido desde que el año pasado escuché ese potente single de adelanto, “Taste my Pain”, que ha quedado relegado a la condición de bonus track en la edición japonesa, y que no marcaba en absoluto la línea que estos días hemos descubierto en este tesoro que es “Simplicity”.

Quedémonos con la inmediatez que desprenden canciones como la entusiasta “Flip Side!” -¿de dónde ha salido esa armónica y lo bien que suena?-, con esa joyita que es “Other than Me” y su aroma Black Crowes, muy comentado en medios especializados; con la belleza Def Leppard de “Honestly”; con el desgarro, cercano al delirio emocional, de “Burnout to Fade”; con el cuajo rockero, principal aliciente de este álbum, de “MP3” –ahí con el sonido a fritura de los viejos vinilos, de los mejores comienzos de un Cd en mucho tiempo, te rebasa el subidón de adrenalina-, “Ricochet”, la macarra y desafiante “Break of Dawn”, que tiene un interludio propio de maestros, la impresionante “Cross my Heart” (¡vaya feeling!), la arritmia nerviosa de “Time Bomb”, el poso final de “´Til that Day”…En definitiva, UNA PUTA OBRA DE ARTE INESPERADA, para dar al play, alejarse de la realidad, y no desear la vuelta así que pasen cinco, diez o mil años.

No me vale con descargarlo y despachárselo en una sola escucha. Como todas las grandes obras del Rock, esto requiere un poco de dedicación. Y mira, va a coincidir en el tiempo con las novedades del guitarrista de Cinderella Jeff LaBar, y de otro grupo five horns habitualmente ninguneado, los ingleses Quireboys ¡Qué grande es el Rock and Roll!

Jeff Keith: Voz
Frank Hannon: Guitarra, Piano, Bajo, Voces
Brian Wheat: Bajo, Piano, Voces
Dave Rude: Guitarra, Voces, Bajo
Troy Luccketta: Batería

Sello
Frontiers