Tarot – Spells Of Iron

Enviado por TenzaZangetsu el Vie, 25/04/2014 - 22:49
3312

Pues aquí vengo para traerles una banda de lo más interesante y anecdótica que se puede encontrar en todo el amplio paramo que es el Metal. Una agrupación que, a mi concepto personal, nunca ha tenido NADA de crédito y siempre se ha mantenido entregando material de buena factura. Es ese eterno debate: ¿Quién es mejor? ¿El que entrega dos o tres obras maestras y luego se echa a perder o ese que tal vez nunca ha tocado el cielo metalero pero siempre ha hecho buenos trabajos? Difícil de determinar. La vida está llena de preguntas que nunca serán respondidas.

Para los más ducho en la materia, se debe ya saber que esta es la banda de Marco Hietala, bajista y vocalista de la famosa banda finlandesa Nightwish. Si están esperando que aquí se toque algo de la usanza de la banda de Tuomas y Tarja, les aviso que se van a llevar a una decepción. Si son de esos que piensan que Marco solo es un mero vocalista de fondo, les invito a que escuchen éste interesantísimo debut.

Lo que tenemos aquí es, sin lugar a dudas, el primer exponente metalero de lo que sería a la postre uno de los mayores países exportadores de nuestra música, Finlandia. Tarot fueron los primeros en atreverse en defender la bandera de su frío país en el áspero campo de batalla que era el Heavy Metal ochentero. Claro, ya habíamos conocido a Hanoi Rocks pero ellos eran más Hard Rock y maquillaje. Tarot eran cuero, acero y riffs afilados. Ellos querían ser como Priest, Maiden o Scorpions. Cuando se es joven y terco, el cielo es el límite.

¿Qué tenemos entre manos? Un trabajo hechos por muchachos que apenas alcanzaban los veinte años y querían ser músicos. Por lo tanto, hay mucha energía y garra; cosa que siempre es apreciada y es necesitada. Mucha influencia de la era solista de Dio y de los Black Sabbath setenteros en la música y en las vocales de Marco, quien suena muy bien a pesar de su falta de experiencia. También hay un cierto tufo a los Motörhead primerizos y, por supuesto, a Iron Maiden. Tarot saben a lo que quieren jugar: hard as steel. Eran los años 80s, hombre. Aquí no sobrevive cualquier sujeto que de la noche a la mañana decidió ser músico. Necesitas tener calidad. Y eso Tarot tiene de sobra.

La portada tiene su encanto underground y no es para menos. La banda ha vivido casi veinte años en lo más bajo de la escena y nunca se les menciona ni siquiera a la hora de hablar de trabajos menos conocidos. Una lástima pero aquí estoy yo para defender a las huestes de los hermanos Hietala en su cruzada por el trono del Metal europeo. Bueno, seremos solo cinco tipos pero eso basta, ¿no? ¿No? ¿No basta? Habrá que averiguarlo.

El inicio no podría ser más clásico y certero. Midwinter Nights es una canción galopante y precisa donde resaltan los Buenos riffs de Zachary y Mako y la buena interpretación vocal de Marco. Si no gustan de su estilo, dudo que les guste la banda porque siempre ha cantado igual. El estilo de la canción me recuerda a los tiempos solistas de Dio con Holy Diver y The Last In Line. Una buena canción para calentar motores y saber que estos van a por todas. Lo mejor del tema es, sin duda, el solo que se gasta Zachary; estupendo. Dancing On The Wire -que puede sonar como un tema de Mötley Crüe- es un medio tempo de gran factura y con el baterista, Pecu Cinnari, en plan estelar con una actuación de lo más remarcable. Cierto toque de la NWOBHM, por supuesto. Es 1986 y Tarot juegan a lo que escuchan. Aún tenían sus posters de Maiden y Ozzy; no se estaban quemando el cerebro con las composiciones. Pero mola, como dirían los españoles.

Con Back In The Fire es cuando la cosa se pone buena. Un comienzo de lo más Motörhead que he escuchado y que luego transmuta a una melodía constante de guitarra de Zachary que me parece soberbia. Contrario a lo que puedan imaginar, es el mayor de los Hietala quien lleva la batuta a la hora de cargarse el peso de las canciones. Hay que mencionar la buena labor vocal de Marco en esta canción. Rápida, trepidante, elegante; metalera, simple y llanamente. Otro gran solo el que se despacha el guitarrista. Una canción que rebosa de calidad y porte. Escuchen ese berrido que suelta al final de la canción. Bestia. No siempre se necesita innovar para ser bueno; solo se necesita espíritu e inteligencia.

Con una reminiscencia notoria a la orfebrería psicótica y fiestera de Ozzy en trabajos como Bark At The Moon o The Ultimate Sin se muestra Love’s Not Made For My Kind. Por su título, uno espera que sea una baladita pero un tema muy deudor de la escena metalera de a comienzos de los años 80s con ese riff tan básico de Mako H y una velocidad más apaciguada. La gran mayoría del trabajo surca entre medio tiempo y temas llenos de adrenalina. El Zachary de aquí apesta a Randy Rhoads en el solo. Never Forever toma de los Maiden más clásicos y muestran una vez más a la agrupación a sus anchas, musicalmente hablando. Si un ápice de originalidad, saben con qué trabajar y hacernos gozar de lo lindo. Aquí Cinnari gana protagonismo en la batería con patrones más diversos mientras que Mako H y Zachary se roban el show con sus tremendas partes de guitarra. Un temazo.

Con un poco más de repetitividad nos agracia la contundente y directa Spells Of Iron. O en otras palabras el tema título. Más intensa que las otras y te golpea directo en la cara. Debido a la escasa longitud de las canciones (casi todas duran tres minutos), no hay mucha invención a la hora de componer pero eso creo que funciona con el estilo que está practicando la banda. Solo escuchen esos tremendos solos de guitarra. De Mortui Nil Nisi Bene es la instrumental del álbum para compensar el poco cronometraje de las piezas. Aquí se pueden apreciar algunas notables partes de guitarra por parte de los dos seis cuerdas mientras que Cinnari sigue dominante con las baquetas. Es raro que el bajo de Marco no tenga mucho peso a la hora de estructurar las canciones pero eso fue algo premeditado. No hay demasiado notable en esta instrumental puesto que sigue los mismos patrones que las demás canciones en cuanto a ritmos y gestos musicales se refieren.

Más aceleración y deleite de acero llega con Pharao. Creo que es tal vez el tema más rápido e hiperactivo de la obra y, sin mencionar, que es una muy buena pieza. El estribillo es algo peculiar pero eso es compensado por una actuación soberbia de la banda. Aunque Marco no canta nada mal aquí, debo decir que sus vocales son tal vez el punto más flojo del trabajo. Aun así se sacan de la chistera un gran compendio de canciones. Si aún no me creen, solo hace falta escuchar la que es tal vez su canción más conocida: Wings Of Darkness. Aquí notamos a un Marco notable en el micrófono y los buenos riffs no se quedan atrás. El estribillo es intenso y suben aún más las revoluciones. Fue el single del álbum y es bastante fácil notar por qué –es una canción potente y explosiva. El final –elegantísimo, por cierto- llega de la mano de la misteriosa The Things That Crawl At Night. Aquí podemos atestiguar la dirección que tomaría la banda en futuras entregas; usan sus influencias setenteras para hacer una canción más tranquila y apacible. Recuerden que esto salió en Finlandia en el bendito 1986, cuando nadie más en ese país tocaba Metal. Es bastante remarcable las diferentes influencias de este grupo en tan corta edad. Aura Sabbath de la buena y un Zachary inmenso en las partes de guitarra. No es su balada antológica pero ya mostraba buenas maneras. En realidad, todo éste trabajo muestra buenas maneras.

El trabajo, lejos de ser perfecto, logra mantenerte entretenido. No digo que la calidad de la banda radique en su originalidad porque obviamente no se basan en eso. Tarot es una amalgama de varios portentosos entes musicales que crearían una banda que iría creciendo hasta convertirse en un referente de su país. No hay que desmeritar la valentía de estos muchachos para atreverse a ser músicos de Metal siendo oriundos de una nación que, por esos tiempos, no era tradicional tocar éste tipo de música. Ellos fueron la primera chispa para muchas generaciones.

Video oficial de la banda: Wings Of Darkness.

Tres cuernos (altos) para Spells Of Iron. Por los que nos dicen las cartas, el futuro de Finlandia es brillante…

• Marco Hietala – Vocales, bajo, teclados en el tema 10
• Zachary Hietala – Guitarras, voces de fondo en los temas 4 y 5
• Mako H – Guitarras, voces de fondo en el tema 4
• Pecu Cinnari – Batería, voces de fondo en los temas 4 y 8
Invitados:
• Kassu Halonen – Teclados en el tema 4, voces de fondo en el tema 6

Sello
Flamingo